Los saludo, queridos. Yo soy Em.
Me reúno con ustedes este día con su juego bien adelantado. Oh sí, están surfeando las oleadas, tanto física como energéticamente. Nos sentimos muy orgullosos de ustedes. Están aplicando como corresponde todas sus ideas y recorriendo las sendas que han trazado para sí mismos antes de venir al planeta Tierra. Hoy nos gustaría compartirles la forma en que lo vemos desde nuestra perspectiva.
¿Qué sucede cuando llegan y despiertan del sueño?
Una de las cosas más grandiosas que suceden es que cada persona envía una vibración única, parecida a una onda de radio, que atrae a otros de la misma especie que se sintonizan con esa frecuencia exacta. Esos son los contratos del corazón.
Todos ustedes los tienen y en esos momentos es cuando se sienten solos. Los ven en los momentos en que pasan por esas increíbles transiciones no solo respecto a quienes son ustedes mismos sino también en cuanto a todos los aspectos del mundo que los rodea. Es mucho lo que pueden hacer aquí si se conectan con esos contratos del corazón. Muchas veces no son lo que uno podría esperar. En ocasiones son contratos con uno mismo o con un grupo. Otras veces son con un espíritu individual. Permítannos contarles la historia de una mujer joven que encuentra su senda en el planeta Tierra.
Contratos del corazón: la historia de Noranna y Nikoliah
Ella se llamaba Noranna y le encantaba estar cerca de los niños; toda la vida disfrutó trabajar con ellos. Le producía mucha alegría poder verse en sus ojos y recibía más recompensas de lo que ella les daba. Incluso con ese don en su vida, ella necesitaba más. Necesitaba una conexión, porque a veces hablar con los niños no le ofrecía la retroalimentación, el apoyo y las conexiones que necesitaba en su propia vida. Así, Noranna se pasaba siempre buscando y tratando de encontrar a esa persona con quien conectarse. Por supuesto que creía que se trataba de una persona que conocería y con la que formaría una pareja y eso cambiaría sus vidas y seguirían juntos en armonía. Hasta ese momento de su vida, eso no había sucedido. Ocurre que Noranna antes de llegar a convertirse en humana en esta encarnación, había hecho un contrato con un ser con el que había estado varias veces antes. Habían sido amigos, socios comerciales y amantes, pero jamás tuvieron la oportunidad de construir algo juntos como familia, lo cual ella deseaba tanto.
Hicieron un contrato para encontrarse y seguir adelante juntos y Noranna descubrió que añoraba esa conexión sutil. La mayoría de sus amistades habían encontrado sus parejas y ella sentía que algo debía estar mal en ella porque no lograba encontrar la suya. Tenía una imagen clara de su energía. Sabía perfectamente bien como sentía a ese ser. Incluso tenía imágenes sobre cómo se vería, con cabello oscuro y profundos ojos negros. Hasta había imaginado un nombre con el que se refería a él. Es raro que un ser humano recordase con tanta claridad un contrato efectuado antes de su nacimiento, pero ella lo sentía con tanta fuerza que simplemente lo sabía. Estaba abierta a la posibilidad de conocerlo con un nombre o rasgos diferentes, pero conocía bien su energía y pasaba mucho tiempo sintiendo el vacío que él llenaría cuando finalmente se encontraran en el mundo físico.
Su nombre era Nikoliah pero no encarnó en la misma dimensión que Noranna. A pesar de que estaban en la Tierra buscándose siempre, no lograban encontrarse. A ambos se les presentaron oportunidades de acercarse al otro y lo podían sentir. Pero se encontraban en dimensiones diferentes de un mismo tiempo y espacio. En ocasiones, recorrían las mismas calles pero nunca lograban verse. Habían acordado llevar su relación al siguiente nivel. Prepararon un hermoso contrato del corazón a pesar de haber terminado encarnando en dimensiones diferentes.
Noranna empezó a caer en una depresión. Intentó salir de ella y dejar de soñar. Después miró a los niños que tanto amaba y trabajó con ellos todos los días tratando de encontrar nuevamente esa belleza. Ellos eran maravillosos con ella y ella podía enseñarles, compartirles sobre la vida y la belleza, pero no la alimentaban de la misma forma y no eran capaces de darle los brazos que tanto deseaba. Además de las obvias conexiones físicas, ella deseaba que alguien caminara a su lado y que la comprendiera y apoyara plenamente. Y así, soñaba con Nikoliah y aunque desconocía su nombre, podía sentirlo a través del tiempo y el espacio y ocasionalmente sentía como si se le acercara pero por más que buscara, nunca podía encontrarlo. Después de un tiempo Noranna dejó de tratar. Llegó a la conclusión de que todo estaba en su mente, y lo llamaba una vana ilusión. Era un hermoso sueño, pero no la realidad.
Un día, Nikoliah conoció a alguien en su propia dimensión de tiempo y espacio, se enamoró e inició lo que consideró como su primera relación seria. Ella cumplía con todas las expectativas aprendidas y él creyó que estaba aprendiendo a amar. Incluso sus padres la amaban. Poco después se casaron y comenzaron a formar su propia familia. Pronto llegaron dos hijos y al segundo le pusieron su nombre. Puesto que su cumpleaños caía cerca de la Navidad, su padre amorosamente lo llamaba San Nick. La familia estaba muy atareada, pues la vida parecía acaparar cada minuto. Nikoliah y su esposa eran “felices” pero estaban tan ocupados que les quedaba muy poco tiempo para cultivar su propia relación. Nikoliah se convirtió en un esposo y padre dedicado, pero le faltaba algo. Nikoliah se volvió inquieto en su confortable vida y las conversaciones con su esposa solo le hacían comprender que tenían visiones diferentes sobre lo que los haría felices.
Fue en esos momentos que Noranna volvió a sentir el jalón una vez más. No podía dejar de pensar y fantasear sobre el misterioso extraño que siempre sentía. Noranna sentía un vacío porque habían hecho un contrato para venir a la Tierra y encontrarse. Puesto que habían encarnado en dimensiones diferentes de tiempo y espacio, no podían conectarse en esos momentos. Aunque el contrato seguía muy vigente, físicamente no eran capaces de hallar esa conexión que añoraban tanto.
Otra vez, creyendo que algo andaba mal en ella, Noranna tranquilamente se aisló del mundo que la rodeaba.
Fue en esos momentos que Nikoliah notó la brecha que se agrandaba en la relación con su esposa. Decidieron continuar juntos por el bien de los niños, pero eso no duró mucho y pronto se divorciaron. Él tuvo que reunir todo el valor del mundo para dejar esa relación, porque era el sostén de la familia y sentía que debía seguir así por siempre debido a su sistema de creencias. Un día, Nikoliah sintió ese enorme vacío y trató de llenarlo en todas las formas posibles, pero no pasó mucho tiempo antes de que Nikoliah fuese retirado del juego en un accidente fatal de automóvil y quedó libre, regresó al Hogar.
Regresó a “Todo lo que es” antes de haberse separado para participar en el juego de fingir ser un humano. Fue atropellado por un automóvil cuando iba cruzando la calle con su hijo. Pudo lanzar fuera del camino a su hijo de 5 años, San Nick, y recibió directamente el impacto de esa energía. Se marchó porque su cuerpo destrozado ya no lo podía albergar. Volvió al Hogar y, como todos los espíritus que regresan al Hogar, con frecuencia pudo observar las diferentes dimensiones de tiempo y espacio.
Le preocupaba que sus hijos crecieran sin un padre, sin poder estar ahí, sin ser capaz de mostrarles el equilibrio de lo que había deseado enseñarles enteramente, pero muy pronto los vio haciendo elecciones y sus propios hijos demostraron que habían, de hecho, aprovechado muy bien sus enseñanzas. A pesar de que atravesaron por un proceso de dolor muy grande, ello también permitió que su esposa quedara libre para encontrar el amor y la plenitud en un área en la que incluso él tuvo algo que ver. Él incluso les abría las puertas a otras personas para que ella pudiera conocer a alguien, algo que normalmente no verían en el planeta Tierra.
Durante su encarnación no fue consciente del contrato que había tenido con Noranna, pero ahora que estaba en el hogar podía verlo todo. De repente supo sobre Noranna y los contratos sin cumplir. Fue capaz de estar cerca de ella en ese tiempo, como un guía sobre su hombro. Noranna no sabía qué hacer con eso al principio; sentía mucho dolor porque percibió el amor y las conexiones. Era muy empática y capaz de sentir entre las dimensiones sin saber exactamente de qué se trataba. Pasó momentos difíciles porque recogía las emociones de otras personas que estaban en otras dimensiones de tiempo y espacio y creía que eran suyas y le costó mucho darle un sentido al cerebro aunque su corazón estaba plenamente encendido. Noranna trato de conservar todo en su lugar. Continuó trabajando con sus niños y trató de hacer todo lo posible por sentirse realizada y también por sentir esos brazos a su alrededor, que tanto añoraba.
Una noche, mientras dormía, Nikoliah vino a ella en un sueño y se disculpó por no haber sido capaz de completar sus contratos. Nadie tenía la culpa, solo pasó. Él se encontró en un lugar totalmente diferente, en un conjunto de circunstancias totalmente distintas de las que había creído. Él la sentía, pero nunca podría encontrarla hasta quedar libre del cuerpo físico y volver al Hogar. Al igual que el trabajo con su esposa que había dejado atrás, le pidió a Noranna que le permitiera abrir algunas de esas puertas para conectarla con ciertas personas que le encantaría que ella pudiera sentir.
Eso suena muy extraño en el planeta Tierra, porque en la tierra ustedes participan en el juego de la pareja. Los seres humanos han participado en el juego de la dualidad por tanto tiempo que creen que aún existe lo correcto y lo incorrecto, arriba y abajo, luz y oscuridad. Todas son tonalidades de gris, queridos y la verdad es que el amor es amor, y aunque Nikoliah sentía un gran amor por Noranna y trató de enviárselo, sabía que no podría lograr que se sintiera plena. A pesar de que a veces la abrazaba con fuerza mientras dormía y soltaba su consciencia el tiempo suficiente para visitarlo, sabía que ella necesitaba esa conexión física y alguien que caminara a su lado. Durante uno de esos hermosos e íntimos momentos de su sueño, él le pidió a Noranna que lo dejase ir.
“¿Podrías liberarme por favor? Estaremos juntos otra vez en otro tiempo, eso te lo prometo. Incluso mientras buscas a otro, miras a través de los ojos de alguien que me está buscando. Hicimos ese contrato mucho antes de venir a esta Tierra y aunque tratamos de conectarnos, no fue posible durante esta vida. Te prometo, si me dejas ir, que completaremos esto en otro momento y se abrirá la puerta para mí y para muchos de aquellos que te rodean y que te quieren. Todos los espíritus que están en este lado del velo desean ayudar a abrir esas puertas para ti.” Ella, contrariada, dijo, “Sí, lo prometo Nikoliah, te soltaré. Soltaré esa añoranza, ese anhelo, esa parte que creo que falta en mí.”
A la mañana siguiente Noranna despertó con la mente clara. No podía dejar de reír. Al día siguiente fue a trabajar con los niños. Uno de los niños nuevos a su cargo llamó su atención porque la miró fijamente por largo tiempo. Finalmente, ella le preguntó qué pasaba y por qué la miraba insistentemente.
Tranquilamente, él levantó la mirada y dijo: “Es mucho lo que te espera. Suelta y permite, y espera un milagro”. Era extraño que un niño de 5 años le dijera eso. Pero así pasó, y ella empezó a dejar ir, empezó a soltar. Comenzó a reír otra vez, incluso de sí misma cuando trataba de obligarse a hacer algo, cuando trataba de crear algo que no era satisfactorio o que no llegaba fácilmente. Ella sencillamente se permitió seguir con el flujo por un corto tiempo. Al poco tiempo, conoció al padre de una de sus alumnas. Oh, sí, el padre acababa de divorciarse y estaba buscando respuestas a su situación. Aunque su energía no se parecía en nada a la de Nikoliah, la hizo sonreír y era lo único que ella necesitaba. Fue maravilloso sentir que otra persona podía comprenderla y reflejarla en la forma que ella lo deseaba. En realidad, queridos, las relaciones tratan sobre cómo se sienten cuando se miran a través de los ojos de alguien más y ella descubrió que eso era refrescante. Aunque ella hacía eso todo el tiempo con los niños –ser capaz de reflejarlos en su potencial más elevado– ahora comenzó a comprender que tenía el mismo don con muchos otros, no solo uno.
Noranna cambió su vida. Comenzó a tener citas. Salió con ese padre y no fue el único. Salió con muchos y disfrutó sin expectativas. Comenzó a cosechar los beneficios de la vida. Empezó a reír a carcajadas, a veces sin causa alguna. De pronto, sentía una oleada de energía que llegaba y dibujaba una sonrisa en su rostro sin poderla detener y ella lo permitía. Aunque no tenía sentido para su mente, comenzó a ser muy espontánea y a permitir que cualquier cosa en la que estaba trabajando saliera por su boca. No pasó mucho tiempo antes de que otra persona llegara y comenzara una vida totalmente nueva y aunque había perdido la oportunidad de tener hijos, para ella eso carecía de importancia. Aunque había pasado todo ese período de su juventud esperando encontrar un compañero con quién construir un hogar y una familia, había encontrado a alguien lleno de alegría y ambos crearon una vida juntos. Nikoliah los observaba desde lejos y sonreía. Sabía que ella necesitaba esa conexión y la liberó al igual que del contrato que habían creado juntos.
Noranna siguió con los niños porque le brindaban su amor y un significado en la vida. Un día se acercó al niño de 5 años que impactó su corazón aquél día. Él no recordaba la conversación, pero ella de todas formas le dijo lo mágico que era. El respondió; “Eso es lo que acostumbraba decir mi padre” y le contó historias de su padre que había fallecido. A partir de ese día, ella llamó al niño San Nick.
Queridos, es mucho lo que está sucediendo en su planeta Tierra en estos momentos, muchas ideas están comenzando a cambiar, al igual que una gran cantidad de contratos. Los contratos del corazón tratan sobre ustedes: jamás sobre otra persona. De esa manera, pueden sentir sobre sí mismos, sobre cómo se ven a sí mismos en el mundo que los rodea. En ocasiones se trata de ayudar y generar un cambio, en otras de conectarse con otras personas y a veces tan solo de reírse a solas en la oscuridad sabiendo que realmente nunca están solos.
Y llegó el día en que Noranna abandonó su cuerpo. Afortunadamente para ella, nunca deseó estar enferma y sufrió muy pocas enfermedades en toda su vida. Un día enfermó y en cuestión de semanas, partió. Soltó al que fue su esposo cerca de 12 años, porque habían construido una vida y crecido juntos de maneras inimaginables. A pesar de que no tuvieron hijos, crearon una hermosa vida en la que ella pudo acercarse y tocar los corazones, almas y espíritus de muchos jóvenes a los que tan generosamente se acercó, incluyendo a San Nick. Cuando volvió al Hogar, Nikoliah la estaba esperando y, aunque ella no lo recordaba conscientemente, cuando abrió sus ojos al otro lado del velo, lo vio y le tomó un instante volver a recordarlo; le tomó un tiempo saberlo, pero pronto todo volvió. El se acercó y la tocó en espíritu, diciendo: “Lo hiciste bien. También me liberaste del contrato y eso fue hermoso. Noranna, llegaste a lo más elevado que podías en esa vida. Has tocado muchos espíritus, incluyendo a mi hijo, y aunque estás aquí ahora, tu luz sigue viva a través de muchos de ellos. Estoy muy feliz de que hayas aceptado el regalo que te di. Lo convertiste en algo muy especial y hermoso con tu voluntad de soltar tus ideas obsoletas y los contratos que habíamos hecho. Compartimos esa dicha contigo y cuando tu esposo venga a reunirse con nosotros, todos bailaremos una hermosa danza en la luz. No existe la polaridad en este lado del velo y el amor es amor, es amor.”
Jamás están solos
Y así fue con Nikoliah y Noranna. Ellos continuaron a lo largo de muchas vidas y sí, finalmente fueron capaces de tener ese maravilloso tiempo juntos que tanto deseaban pero solo porque ambos tuvieron la voluntad de soltar algunas veces y de seguir el flujo natural de la energía. Tuvieron la voluntad de seguir la senda de menor resistencia que pusieron ante ellos. Queridos, nunca están solos… jamás. Aunque algunos de ustedes entran en depresiones muy profundas, ellos siempre los rodean… siempre. Si lo permiten, estarán ahí para ustedes para conectarse de cualquier forma posible, para abrir las puertas de la luz y que puedan verse a sí mismos y sostenerlos en la energía hasta que logren encontrar a alguien aquí y reflejar esa luz. Creen un milagro. Creen algo mágico en su vida y así, Noranna y Nikoliah estarán sonriendo con ustedes.
Es con mucho honor que los saludo en esta forma y les pido que se traten unos a otros con respeto. Cuídense mutuamente en toda oportunidad y participen en el juego bien juntos.
Yo soy Em.
Espavo
Espavo LLC es una corporación consciente sin ánimo de lucro dedicada a expandir la Luz por medio del Empoderamiento.
Aviso de copyright: Derechos de autor 2000 – 2017 Esta información puede circular y difundirse libremente en su totalidad o en forma parcial. Por favor, www.Espavo.org deberá aparecer en todo el material que se publique. ¡Gracias por ayudarnos a difundir la Luz!
Traducción y Edición: Equipo de Traductoras Voluntarias de Espavo Septiembre de 2017

Vistas: 834

Respuestas a esta discusión

Gracias
Bendiciones eternas
Namaskar

Gracias

Gracias infinitas, hermosa historia de amor.

Me encantò. Gracias

hermoso gracias por compartir 

Muchas gracias, preciosa historia de Amor.

RSS

Sobre

Notas

YO SOY... ANTONIO CERDAN

Antonio Cerdán Caparrós

CURRICULUM…

Continuar

Creada por ANTONIO CERDAN Jul 23, 2012 at 6:46am. Actualizada la última vez por E M A R Mar 16, 2016.

Última actividad

A Myriam Santana de Urooj le gustó el evento Meditacion del Merkabah de la Fraternidad Planetaria de Marilar Bernat
Hace 1 hora
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 3 horas
francisco javier chavez hernande comentó sobre la publicación en el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 3 horas
A Myriam Santana de Urooj le gustó el evento Meditacion del Merkabah de la Fraternidad Planetaria de Marilar Bernat
Hace 3 horas
Ester Cota Roffé Buzaglo de Gues compartió la entrada de blog de Marilar Bernat en Facebook
Hace 3 horas
Ester Cota Roffé Buzaglo de Gues compartió la entrada de blog de Marilar Bernat en Facebook
Hace 3 horas
A Ester Cota Roffé Buzaglo de Gues le gustó el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 3 horas
A francisco javier chavez hernande le gustó el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 3 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog HOY 7/3 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog HOY 2/5 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACION de Marilar Bernat
Hace 4 horas
RITA MARLENE MEDINA comentó sobre la publicación en el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog 30/05 MEDITACION PARA ARMONIZAR NUESTRAS ENERGIAS de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog HOY 26/7 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog HOY 23/8 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
A Andrés O. Gausckus le gustó el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 4 horas
jose luis fagaburu se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Hace 5 horas
Daisy Naquira comentó sobre la publicación en el blog *20/09* MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de Marilar Bernat
Hace 5 horas
Angel Simeón Escandón Villa compartió el video de Angeluz en Facebook
Hace 5 horas

© 2018   Creada por ANTONIO CERDAN.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio