Nuestro entorno y todo lo que Dios ha creado, incluido nosotros mismos, poseen color y frecuencia vibratoria propia. La energía del color es muy importante en nuestra vida ya que afecta nuestros cuerpos físico, emocional, mental y espiritual.

Es así como los colores que usas en la ropa, los accesorios, las paredes de tus ambientes, los alimentos que consumes y en general los tonos que prefieres en tu día a día, definitivamente pueden favorecer o alterar tus estados emocionales y por ende tu salud, entre otros.

Hoy por hoy son variados los usos de la color-terapia y van desde el tratamiento de enfermedades, armonización de espacios, atracción de una pareja, estimulación de la creatividad, hasta la elevación del espíritu.

Mi intención con esta lección es proporcionarte a manera de abrebocas, una guía contenida en dos partes (hoy y el siguiente domingo) para que comprendas y percibas el efecto de los colores y sus propiedades, involucrando a los arcángeles en tus meditaciones para que de manera angelical crees el efecto que buscas.

No sobra aclarar que como con cada aspecto de la vida, la sobreexposición de un color u otro no es acertada. De manera que también trato la parte no tan positiva de cada uno de ellos.

En esta primera entrega, se incluyen los colores cálidos (rojo, naranja, amarillo) y el verde. La segunda parte de éste especial de angelocolorterapia abarca los colores fríos (azul, índigo, morado) y otros como el rosado, dorado, blanco y negro. Y para el cierre, te indicaré un esquema de meditación con colores y  arcángeles.

ROJO

Es el color con la mayor longitud de onda y menor frecuencia vibratoria. Denota pasión, calor, fuerza de voluntad, vitalidad, independencia, erotismo, entusiasmo y ganas de vivir. Se asocia con el sistema circulatorio en general actuando sobre el corazón, estimulando el metabolismo, la piel y revitalizando los órganos sexuales.

Invoca al arcángel Uriel y medita con el color rojo para tratar el desgano, el aburrimiento, la falta de energía, la anemia y todos los desórdenes vinculados con la sangre. También, cuando te sientas estancado y quieras darle impulso a tu vida, sintiéndote con el valor requerido para generar cambios, fuerza para arrancar tus proyectos, dejar atrás el pasado y todo lo que te ocasione apego, adicción y obsesión.

Ten cuidado porque el exceso de rojo puede aumentar la presión arterial y producir irritabilidad, mal genio, impaciencia, agresividad y hasta violencia. No medites con el rojo en la noche o antes de dormir, ya que puede llevarte a sentirte sobre alerta o hiperactivo y provocar insomnio. Para contrarrestar el efecto del rojo se usa el azul.

Para crear el rojo en tu vida, ayúdate incluyendo en tu dieta frutos rojos (cerezas, arándanos, fresas). Además, en las meditaciones puedes usar gemas como rubí, granate y jaspe rojo.

NARANJA

Al color naranja se le asocia con la calidez, la abundancia, el gozo, la dicha, la sensualidad, la sexualidad y sobretodo con la creatividad. Es una combinación entre el rojo y el amarillo, de manera que posee las propiedades de ambos en una escala intermedia. Su energía es alentadora y estimulante a la vez. Produce vitalidad y estimula el apetito.

Además de todas estas características, invoca al arcángel Gabriel y medita con el color naranja cuando te quieras sentir renovado y desees inspiración, inventiva y creatividad para generar ideas y manifestar tus sueños. Es un color excelente también para plasmar cualquier arte, trabajar la fertilidad, las dificultades con los riñones, los intestinos, el bazo, problemas menstruales y hasta la depresión.

Impregna tu alimentación de anaranjado con frutas y verduras como mango, mandarina, toronja, durazno, papaya, naranja, zanahoria, calabaza. Los cristales asociados son ópalo de fuego y cornalina. Atención: el exceso de naranja puede hacerte sentir nervioso y desasosegado.

AMARILLO

El amarillo aporta energía, poder personal, esperanza, inteligencia, disciplina, sabiduría y confianza. Se le asocia principalmente con el sistema digestivo pero también con el sistema nervioso y hormonal.

Invoca al arcángel Jofiel y medita con amarillo para incrementar las anteriores cualidades en tu ser y elevar además, tu autoestima y capacidad de concentración. También para aclarar tu mente, tener ideas brillantes, rendir más en el estudio y en el trabajo, sentirte vital, alegre, empoderado y ordenado.

La sobrecarga de amarillo puede dejarte desorientado y aturdido. De igual manera un desequilibrio de este color puede generar que las personas se conviertan en manipuladores, controladores y egoístas. Encuentra el amarillo en frutas como piña, plátanos y lima, y en minerales y cristales como oro, citrino, ámbar y ojo de tigre.

VERDE

Es el color por esencia sanador y el que más abunda en la naturaleza; también el más neutral por así decirlo, ya que es la mezcla entre el amarillo (color cálido) y el azul (color frio).  Por lo tanto, brinda balance, frescura, juventud. El verde fortalece el cuerpo físico en general y actúa como un bálsamo para suavizar los nervios.

Invoca al arcángel Rafael y medita con el color verde para calmar cualquier tipo de dolor, equilibrar tu ser y aceptar las circunstancias tal y como ocurren. Es el color de los sanadores y de todas las personas que trabajan en el área de la medicina. Ideal en tratamientos cardiovasculares y en procesos de convalecencia.

El verde es el color propio de los vegetales, así que no tienes que hacer mucho esfuerzo por encontrarlo. Los cristales asociados son aventurina verde, jade, peridoto, malaquita y esmeralda. El desequilibrio del verde puede generar envidia o celos.

AZUL

Es el color de la profundidad y la expresión asertiva; posee un efecto tranquilizante prodigioso. Dependiendo de su matiz ayuda a sentir bondad y fluidez en la comunicación cuando es más claro (celeste o turquesa), y desapego, calma, unidad y paz interior, cuando es más oscuro, como en el caso del azul índigo. Es excelente para tratar problemas en la garganta y el sistema respiratorio.

Invoca al arcángel Miguel y medita con azul profundo para sentirte protegido, entregar tus miedos, sosegarte y sobretodo alinearte con la Voluntad de Dios. De igual manera, cuando desees soltar lo que ya no te corresponde o cuando te quieras conectar con tu Ser Superior, visualizar y soñar despierto.

Precaución: el azul en demasía puede producir en algunas personas predispuestas, sentirse melancólicas o con sentimientos fríos hacia los demás. Las gemas asociados son lapislázuli, sodalita, angelita y zafiro, entre otras.

MORADO

Es el color por excelencia asociado a la meditación, al perdón, la transmutación y a la espiritualidad. Posee la más alta frecuencia vibratoria y la onda más corta.

Invoca al arcángel Zadquiel y medita con morado para despertar tu intuición, conectarte con el silencio en tu interior, incrementar tu memoria y habilidades psíquicas, transformar tus patrones de pensamiento, perdonar y hasta comprender tus sueños. Es muy útil además para tratar desordenes mentales y dificultades nerviosas.

El desequilibrio del morado puede generar fanatismo excesivo. Gema recomendada: amatista. Úsala para meditar, descansar y combatir el insomnio.

ROSADO

Es un color que puede ser usado por mujeres y hombres. Asociado al amor, la fortaleza, la amabilidad, la sensibilidad, la energía femenina y la delicadeza.

Invoca al arcángel Chamuel y medita con este color para atraer el amor a tu vida, desarrollar ternura y compasión dentro de ti, purificar tu ser, eliminar la negatividad, hacerte accesible y comprender el propósito de tu vida. Ayúdate con un cuarzo rosado o una rodocrosita.

OTROS COLORES

Dorado: representa la luz y la protección de Dios.

Plateado: se utiliza para la conexión con tierra.

Blanco: significa paz, pureza y positivismo. Contiene todo el espectro de colores. Se puede visualizar metalizado, tornasol o perlado.

Negro: se asocia con lo oculto, con el misterio y la ausencia de luz. Y aunque se le relaciona con la protección, disipa la energía y transmite un mensaje de no disponibilidad, también es como un manto de invisibilidad.

Para complementar la información anterior, a continuación te entrego una pauta sencilla para meditar con los colores y los arcángeles. Puedes encender una vela, sostener una gema en tu mano, vestir y hasta adornar tu ambiente con flores del mismo tono. Esto obviamente es opcional.

  1. Adopta una posición cómoda y cierra tus ojos.
  2. Inicia tu meditación en el nombre de Dios. Ponte en la paz, el amor y la luz Divinas inhalando y exhalando tres veces conscientemente cada uno de esos tres aspectos del Padre.
  3. A medida que el aire entra, ve relajando poco a poco tu cuerpo.
  4. Pide ser envuelto y protegido en una esfera radiante de color blanco y destellos platinados o dorados, que solo permita el paso de energías que provengan de seres de amor y luz, creaciones divinas de altísima frecuencia vibratoria.
  5. Por tu libre albedrío, desde tu corazón y con tus propias palabras, invoca la  asistencia de tus ángeles de la guarda y del amado arcángel asociado al tema y al color que desees trabajar.
  6. Verbaliza la intención y el propósito de tu meditación.
  7. Recrea en tu mente el ambiente en donde quieres situarte. Puedes  imaginar que metes en un cilindro o te pones debajo de una especie de ducha regadera que despliega un chorro de luz, visualizar que nadas en un lago de aguas cristalinas del tono con el que estás buscando armonizarte, que caminas por un campo o cultivo del color que estás meditando o que entras a un espacio cerrado en donde las paredes están totalmente pintadas de ese color. Cualquiera que elijas es válido.
  8. Visualízate en medio de un circulo de luz o rodeado de una esfera del color que desees.
  9. Conscientemente inhala y exhala aire del color que estás trabajando. Siente como las partículas coloreadas entran, colman cada una de tus células y te llenas de sensaciones maravillosas de bienestar. Continúa respirando el tiempo que sea requerido.
  10. Termina tu meditación, agradeciendo a Dios, a los arcángeles y a tus ángeles de la guarda todas las bendiciones recibidas.

Mi recomendación final: No te sesgues ni te extrañes tampoco que respecto al color encuentres sugerencias diferentes a la que acabas de leer. Normalmente los arcángeles manejan más de un tono. Por ejemplo al arcángel Gabriel se le asocia con varios colores desde blanco, turquesa, naranja hasta cobrizo. Igual sucede con Miguel que trabaja con azul índigo (cuando de alinearse con la Voluntad de Dios se trata) y rojo avioletado (para disolver miedos). Chamuel con la línea del rosa, melón y salmón y Uriel con naranja y rojo escarlata. No necesitas comprenderlo todo ni controlar la energía. Tu simplemente déjate guiar poniéndote en manos de Dios y sus divinos intermediarios.

Además hay muchos aspectos que se asocian a distintos ángeles. Es decir, para un mismo asunto puedes invocar a varios arcángeles. Yo le llamo trabajar en combo. Por ejemplo si hay miedo a encontrar una pareja puedes trabajar con el arcángel Miguel en su gama del rojo-violeta (para disolver el miedo) y con Chamuel (rosado) para atraer el amor.

Ahora si el caso es miedo a ser mamá, de nuevo con Miguel y el mismo rojo-violeta y Gabriel (naranja). Es decir, para todo lo que tenga que ver con temores, dale siempre chance al poderoso Miguel para que los esfume.

No te quedes con la información del papel. Anímate y experimenta. La guía se te ha entregado y la ayuda angelical está disponible permanentemente.

Abrazos alados multicolores.

Martha Muñoz Losada