¡Este mes hay una actividad extraordinaria en el cosmos! Con seis planetas en movimiento retrógrado, esta Luna Nueva de Tauro nos mantendrá ocupados con el aprendizaje de profundas lecciones.

Cuando un planeta está “retrógrado”, pareciera moverse en retroceso en el cielo. Esa es una ilusión óptica provocada por nuestro punto de vista en la Tierra. Cuando esto ocurre, recibimos una segunda oportunidad para corregir lo que no pudimos lograr antes. Tendemos a atascarnos en nuestros viejos patrones y creencias. El movimiento retrógrado de los planetas nos ayuda a encontrar el valor para desconectarnos del pasado y avanzar.

Gracias a esta importante configuración planetaria, la Luna Nueva de Tauro nos ayudará a realizar una profunda limpieza para eliminar nuestros viejos patrones.

En primer lugar, Plutón es uno de los planetas en movimiento retrógrado más importantes de este mes, este planeta realiza este movimiento aproximadamente una vez al año. Plutón retrógrado es el tránsito planetario más profundo; representa nada más y nada menos que una transformación total de una manera de ser a otra. En la naturaleza, es un proceso similar al de la metamorfosis de una oruga para convertirse en una mariposa. Igualmente, este mes pasaremos por un proceso en el que podríamos sentir que estamos “perdidos en la oscuridad”, incapaces de ver en lo que nos convertiremos.

Podríamos sentirnos presionados a eliminar y liberar lo que es viejo y obsoleto en nuestra vida. 

Cuando Plutón está en tránsito retrógrado, somos llamados a deshacernos de actitudes, emociones y viejas maneras de pensar o comunicarnos. Es un buen momento para ver en el interior de nuestra alma con el fin de determinar exactamente lo que necesitamos o no. Esta es la muerte de un viejo ciclo y el nacimiento de uno nuevo.

Curiosamente, el movimiento retrógrado del planeta Plutón comienza el 20 de abril y coincide con el período conocido como “Ómer”. Termina el 28 de septiembre, el día de Yom Kipur. Esta es una segunda oportunidad de la Luz para que completemos lo que no pudimos hacer durante los primeros seis meses del año (desde Rosh Hashaná, el inicio del año kabbalístico). Esta es una oportunidad inusual para convertir el caos y la rebelión en orden y estabilidad.

El segundo aspecto importante de este mes es la cuadratura en T que incluye a Plutón y a Júpiter. Todos recordamos la última cuadratura en T en la que el caos y el terror estuvieron involucrados. Esta puede activar agresión y frustración, o traer mucha cooperación y misericordia entre la gente. Sé cuidadoso durante este tiempo. Esta configuración inicia el 18 de abril y durará siete semanas, hasta el 4 de junio aproximadamente. Es interesante notar que este es el tiempo exacto del Ómer, los 49 días en los que la Luz está oculta.

La tercera configuración importante de este mes es el planeta Saturno que está en cuadratura con Quirón. Nos ayuda a sanar viejas heridas y pesares relacionados con el abuso, especialmente sexual. Se trata verdaderamente de un proceso sanador. Además, con esta configuración serán reveladas verdades inesperadas. Sentiremos la necesidad de tomar decisiones y cambiar cosas inmediatamente. Sin embargo, es prudente esperar hasta mayo para hacerlo.

Ejercicios para este mes:

· Fija tu intención y visualiza lo que sigue.

· Confía en tu intuición.

· Deja de pensar en lo que tienes que hacer, ¡y HAZLO!

¡Jódesh Tov!

http://es.kabbalah.com/