LA VIDA EN EL MUNDO ESPIRITUAL

 

 

Hoy les vamos a hablar de cómo es la Vida en el mundo espiritual y después vendrán espíritus a contarles sus experiencias de cómo llegaron al mundo espiritual, de qué se han encontrado, de sus dificultades…como las han superado, de cómo ellos han vivido lo que es la vida en el mundo espiritual.

 

Al final, ya no hay preguntas concretas como ayer, sino que en un papelito pasaremos preguntas o preguntarán sobre lo que quieran saber del mundo espiritual. Siempre viene en primer un lugar un ser que explicará lo que corresponda. Después vendrán casos concretos. Después volverá este primer ser para ver qué preguntas se quieren hacer.

 

Mientras esperamos, hacemos una sintonización; sientan la luz en su corazón, cierren los ojos, hasta que ellos vengan. Sientan en su mente lo que les traiga una sintonización.

 

 

              L.-Hay una esfera donde hay diferentes seres alrededor, con mucha luz; están colocados a ambos lados; hay uno de ellos que se aproxima más. Su nombre Anael, tiene cabello largo, de color claro.

 

Poesía

El espíritu, esa maravilla preciosa que brilla en cada ser

Y manifiesta los secretos que lleva en él.

Este eterno camino que todos quieren realizar,

Es encontrar la Luz eterna que en ellos quiere vibrar.



 

Maravillosa esencia que florece en el dar, que se abre al Universo

Y que vuela lejos de este mundo material.

 

Vibra y reluce como una estrella y a todos da gozo y felicidad.

Y cuando los seres humanos descubren la belleza que en ellos está

                            

Es una fuente maravillosa de la cual brota la Luz más bella

Que tú puedes dar.

 

                            

Buenas noches a todos. Como están?

 

Vamos a hablar sobre la Vida en el mundo espiritual y vamos a hablar de cómo nosotros vivimos la vida en el mundo espiritual y de lo que pensamos y consideramos que vosotros tenéis que saber bien.

 

¿Me escuchan bien? Esperamos que nos escuchen con claridad.

 

La Tierra es una perfecta central que genera luz para el Universo. Y cada ser humano es un pequeño generador de luz para la Tierra. Y cuando los seres humanos comprenden que ellos, como espíritus, están destinados  a generar luz; que solamente generando luz van a conseguir la felicidad para encontrar su verdadero camino, lo que  ellos son  y su libertad. Porque todos los seres humanos quieren ser felices, todos los seres humanos quieren amar, todos los seres humanos quieren ser libres. Pero no hay libertad si no es en la  luz, en el amor y en las Leyes del Universo.

 Cuando un espíritu pasa y deja su cuerpo físico, lo primer que se encuentra es con una realidad, que la podemos definir así: una realidad de luz o de oscuridad.

 

La oscuridad existe porque el ser humano la ha creado, no porque Dios la haya creado, porque Dios solamente es Luz que interpenetra todas las cosas.

 Cuando un ser humano vive en la Tierra, tendría que pensar que vive en la Tierra para aprender a crear la luz, a crear el amor. Cómo un  ser humano puede ver su propia luz si no es sumergiéndose en la oscuridad?

 

La Tierra es como esa tierra fértil donde se coloca la semilla que tiene que fructificar y los cuerpos humanos son los recipientes donde se colocan esas semillas, que tienen que fructificar en luz.

 El ser humano viene a la Tierra porque él quiere ser como Dios, Creador de la Luz, Creador de la Vida y Creador del Amor. El, que en su interior tiene la genética de Dios,

O sea, tiene la percepción en su interior y el poder tan grande como Dios en todas las cosas. Él lo primero que quiere aprender es a trabajar con su propio Yo.

 Con lo cual, todo ser humano que está en la Tierra, que viene a vivir una experiencia humana en un cuerpo físico, viene a aprender a generar luz. Será que lo consigue? Será que lo hace? Sera que al final de su vida es Luz? Eso ya depende de la lección de cada uno. Los que consiguen ser luz y aquéllos que todavía quedan envueltos por su propia oscuridad.

 

Oscuridad, qué significa oscuridad?

 

Cuando un ser humano vive en armonía con las Leyes Universales, siempre se verá luz.                                              

Cuando un ser humano se sale de esas Leyes Universales comienza a crear su propia oscuridad.

 Pero dónde está la oscuridad? Está en el corazón de los seres humanos. Porque la Tierra, desde que fue creada, fue creada como un Planeta de Luz. La Tierra es un Planeta de Luz. Pero los seres humanos, en el curso de su evolución, transformaron el mundo astral  en un mundo de oscuridad, de sufrimiento, de pasiones. Y por so vds. viven en la oscuridad del mundo astral, pero están dentro de la luz. Qué cosa más sorprendente!

 Es lo mismo que en su cuerpo físico. Tu cuerpo físico puede ser luz pero a lo mejor tu hígado está mal y en tu hígado hay oscuridad.

 

Algo semejante es la Tierra; la Tierra es un cuerpo luminoso de un Ser luminoso que vds. llaman el Cristo o la Conciencia Divina o la Conciencia Planetaria. Y, en su dimensión más física, se ha encontrado que en el curso de muchos años, los seres humanos de la Tierra no han obedecido las Leyes Espirituales y han cread la oscuridad. La oscuridad de la ignorancia. La oscuridad de la ignorancia es cuando en sus mentes no reconocen que, ante todo esto, vds. son espíritus viajando en el Universo.

Que un ser humano encarnado, en su interior, vive presente un ser inteligente, que es su alma y esa alma es la prolongación del espíritu- una parte del espíritu- y como tal todos son seres luminosos viajando en el Universo.

 

Nadie es de la Tierra y todos están en la Tierra.

Todos son seres luminosos viajando en el Universo.

 Y quien no reconoce que es un ser luminoso viajando en el universo y está de paso por la Tierra, porque todo el mundo se marcha, nadie se queda. Si la Tierra fuera el lugar definitivo todo el mundo se quedaría, pero la Tierra no es el lugar definitivo. Todos los seres están de paso, con lo cual todos se marcharán.

El día que tú reconoces que estás de paso en la Tierra y viene en relación a que todos venimos a generar luz. Luz es el amor y el Amor es la Vida y es la esencia por la cual existe la Tierra. Y la Tierra existe y se sostienen todos los reinos de la Naturaleza, porque existe el Amor que constantemente la Tierra está generando. Y de este Amor todos los seres humanos se alimentan. Por eso existe la Vida, la Naturaleza, la Belleza de las flores, de los bosques, de los valles.

 Lo primero que nos tenemos que dar cuenta es que todos venimos como viajeros de la luz; somos viajeros en el Universo y venimos a generar luz.

 Que lo conseguimos o no lo conseguimos, eso depende de cada ser. Y lo que nos encontramos después de muertos, es lo que hemos hecho en esta vida; si hemos aprendido a generar luz o no.

 Una persona que viene para su propio capricho y  su propio placer, no se preocupa de generar luz y se encuentra con su propia oscuridad y no sabe que en el mundo astral rige la Ley de la Afinidad- lo semejante atrae a lo semejante-. La oscuridad atrae oscuridad; la luz atrae más luz.

 Las Leyes del Universo son irrevocables. Entonces, si tú quieres que, cuando desencarnes, te reciban los seres de luz, tienes que  buscar la luz en tu vida. Si tú buscas la luz en tu vida, cuando desencarnes sabrás que habrá algún ser luminoso esperándote. Porque así es como funcionan las Leyes en el Universo.

 Es Ley y es irrevocable y eso es la Justicia. Si tú eres luz atraes un ángel hacia ti; si tú no eres luz no puedes atraer un ángel.

La ignorancia de los seres humanos hace que tengan falsas creencias y eso hace que mucha gente piense que puede vivir de cualquier forma y de que no va a pasar nada.

 Sin embargo, Dios es Justo; es Amor pero es Justo. Si Dios durante 70 años está generando amor en el centro de la Tierra, está dándote ese Amor para que vivas y existas y tú no haces nada con ese Amor que Dios te ha dado durante 70 años- porque El constantemente te da Amor- porque ese Amor que te ha dado guante 70 años que es la energía que te sostiene, tú has transformado su Amor en oscuridad, es por eso que es cierto de que lo que siembras recoges.

 Porque Él te está dando Amor para vivir; todos los días tú recibes el Amor de El que te sostiene y tú eres el responsable de lo que haces con la Luz y el Amor que Él te da. Y si tú los has mal-utilizado, tú también tendrás que aprender a limpiar la oscuridad que tú mismo has creado.

 Y para limpiarte de esa oscuridad que tú mismo has creado, debes darte cuenta de si Dios- después de que has utilizado toda una vida por placer y por acaparar bienes- vives una vida ligera y: ah, no pasa nada, los ángeles vendrán; lo primero que tienes que aprender en el mundo astral es a ver lo que tú mismo has creado, lo que tú has generado en tu interior.

 Las Leyes son irrevocables; si tú has creado Luz vendrán los Seres de Luz; si has creado oscuridad, simplemente te encuentras con tu propia oscuridad. Y entonces te das cuenta de la Verdad; de la Verdad que tú no quisiste  ver ni enfrentar en tu vida, desde que Dios te dijo: ama al prójimo como a ti mismo. Porque con el Amor que tú tienes al prójimo, es con el Amor que tú serás recibido en el mundo astral.

 O sea que si Dios te da el Amor y tú no lo utilizas para ti ni para el prójimo y lo transformas en odio, celos, envidias… tú mismo creas tu propia oscuridad y es lo que te llevas al astral. Tú, después de muerto, te llevas aquello que has sembrado en esta vida, y los frutos que obtienes es lo que te llevas al otro lado.

Les parece un poco tajante lo que les digo? N0, no es tajante; es la realidad; yo no voy a contarles algo que no sea la realidad.

 Cuando una persona, antes de morir, reconoce sus errores; aunque toda su vida haya sido un error y justamente antes de morirse es capaz de reconocer que su vida ha sido un error, saben lo que sucede? Que en ese momento se despierta en él la luz y se va como un ser de luz.

 Fíjense!, toda su vida ha podido ser el desastre más grande que existe, puede haber hecho el daño más grande que existe, puede haber asesinado a 20 personas- escuchen bien! Pero si en el momento antes de pasar al otro plano, tú reconoces que eso no era lo correcto- lo reconoces de corazón- en ese momento la luz aparece y pasas el umbral y te están esperando seres luminosos.

 Fíjense bien, qué cosa! Toda tu vida el desastre más grande, más grande y más grande que existe. Osease que Dios también es misericordioso. Es misericordia y te está diciendo, “reconóceme como Padre, reconóceme como la Luz y el Amor que guía tu vida”; nada más te pide eso. Y Yo estaré siempre contigo.

 Pero si tú eres un hijo rebelde, que estás en tu mundo material, en tu soberbia y en tu orgullo y sigues así hasta el último momento de tu vida, tú recoges lo que has sembrado.

 Ahora, COMO ES LA VIDA EN EL MUNDO ASTRAL? Cuáles son los cambios que tú vas a percibir cuando dejes este cuerpo físico y vayas al mundo astral?

Yo me marcho y que vengan.

 Por favor, observa.

L. Un hombre joven, que se llama Germán; aunque es joven es una persona que lleva tiempo- tiene apariencia joven-.

 Voy a contarles yo cómo viví la experiencia al llegar al mundo astral y las cosas que más me sorprendieron.

 Había desencarnado y estaba delante de mi protector o sea, la persona que me recibió en aquél momento. Yo era ignorante, sometido a  la presión sensorial, esperando tener sensaciones tan fuertes- la sensación como cuando se vive en el mundo físico-.

//estamos esperando cierren la muerte para continuar. La comunicación es muy sutil, son ondas; tiene un casco acoplado y las ondas generan que podamos o no acoplarnos mentalmente; no estamos dentro, es como que un cuerpo está aquí y el otro aquí, al lado. Hay como una línea eléctrica entre los dos, que es lo que hace que podamos hablar. Queremos que, también en sus mentes, se estabilice la energía...

 Ven? Para vds., abrir o cerrar una puerta en el mundo físico, no tiene más importancia. Para nosotros, crea una perturbación de ondas así, así… que interfiere en todos los sistemas de comunicación que tenemos. Porque nos estamos comunicando con la voz y con la mente. De mente a mente; de alma a alma. No hablamos solamente a sus cuerpos, queremos que sus almas escuchen. No queremos que simplemente se quede en su intelecto. Y necesitamos de ondas suaves.

Respiren; respiren para sentirse bien; aspiren y exhalen el aire, mientras vamos acoplando nuestras ondas. //.

 Les estaba contando que cuando llegué al mundo astral me encontré con mi protector; me sorprendió mucho, mucho; porque iba vestido con algo parecido a túnica y lo primero que pensé es, un cura viene a recibirme. Y me extrañó que fuera de blanco. Yo no era una persona que creyera en los curas. Y cuando miré y vi que un cura iba de blanco y además piel blanquita, pensé que debía ser un cura, que me estaba esperando.

 Sorprendentemente este señor- como de unos 50 años-, ya estaba acostumbrado a las preguntas de los recién llegados, como nos llaman- los recién llegados-.

Tú qué eres, un recién llegado? –Sí, sí. Como preguntándonos de dónde venimos. Y lo primero que observé es que las sensaciones que tenían las personas no las sentía tanto en la piel, no estaban tan localizadas, sino que te inundaban. Es como un viento que te penetraba dentro.

 Otra de las cosas que me di cuenta es que yo hablaba y me entendían; sin embargo escuchaba hablar a los otros y yo no entendía nada. ¿Cómo voy a conseguir entender si hablan y no entiendo nada?

 El protector que me acompañaba me puso la mano en la frente y me dice: escucha. El comenzó a hablar y comencé a entender. Quitaba la mano y no escuchaba nada; porque no se escucha con los oídos como aquí; no se escucha con un órgano porque no hay sonido; ahí era de otra forma. Era la energía que vibra y uno tiene que estar atento a la energía que vibra. Aunque allí era más fácil, pues todo el mundo escuchaba a todo el mundo.

 Él me dijo: mira no es tan difícil, escucha; solo tienes que mirarnos a los ojos. En vez de tener tu mente dispersa, míranos a los ojos. Y le miraba a los ojos o le tocaba un poquito y ya podía escuchar, todo, todo. Pero le escuchaba de una forma diferente. Cuando lo escuchaba sentía que todo lo que escuchaba traspasaba todo mi cuerpo. Era una cosa…! No es como aquí que el sonido rebota, va entrando poco a poco, según tú te abras más a recibir o no.

Allí la voz es tan potente que me daba escalofríos; sensaciones que me llegaban hasta la punta de los dedos, de cualquier cosa.

El miedo, era un miedo terrible; la rabia, era una rabia terrible; aquí parece que la rabia uno la tiene aquí o aquí o aquí (señala diversas partes del cuerpo físico). Allí es por todo. No podías dejar de reconocer lo que estabas sintiendo.

 Pero lo más sorprendente de todo es que cuando tenías una emoción tu cuerpo se transformaba de color, te ponías rojo, te ponías verde, te ponías amarillo; no como aquí que a lo mejor te pones rojo, verde o amarillo y en el cuerpo casi ni se nota. Allí sí, se ve el color perfectamente.

 Y el ser me dijo, es bueno que aquí todo sea transparente, nadie puede ocultar lo que está en su corazón. Nada puede ser ocultado. Lo que está en tu corazón está.

Y me miró a los ojos y me dijo: el ser humano, la gran lección que tiene que aprender cuando está en el mundo astral, es primero, la humildad de reconocer lo que eres tú, tus propios sentimientos, tus propias verdades, como tus propias miserias. Y debes entender que nosotros aquí no juzgamos nada, porque todos estamos aprendiendo y todos hemos pasado por las mismas experiencias que tú has pasado. No juzgamos nada.

 Claro, de golpe y porrazo, yo, que estaba ahí al lado de este ser, comencé a mirar alrededor de donde yo estaba y comencé a ver un montón de caras y de seres del astral. Y yo le pregunto a este ser que era mi protector y que estaba muy cerquita de mí como si no quisiera que yo me apartara de él. Estaba cerca de él y veía seres que se acercaban a mi cuerpo y cogían mi energía.

 Saben? Como esos palitos de dulce que todo el mundo comienza a chupar; venían y cogían como si fueran hilos de luz y comenzaban a chupar y pensaba eso debe de ser así, les gusta mi energía. Me dice, no hermano, es el ectoplasma. Mira, mira, mira. Es el ectoplasma, para poder tener sensaciones necesitan del ectoplasma y el ectoplasma es dulce como un caramelo. Para los espíritus es como una golosina. Y les encanta el ectoplasma.  Y cuando un cuerpo ha dejado un cuerpo es un dulce que todos quieren probar el ectoplasma. Cuando tú estás vivo también lo pruebas, pero no es igual porque ahora de alguna forma dejas el recipiente ahí y se irá vaciando poco a poco el ectoplasma.

 Dice, tú ves? Todas tus células están llenas de ectoplasma. Cuando el ectoplasma sale del cuerpo es cuando el cuerpo se seca, se transforma en polvo.

 Mientras hay ectoplasma, sigue estando como un cuerpo. Imagínate, suele tardar en eliminar el ectoplasma totalmente de un mes a un año, incluso hay algunos cuerpos que tardan dos años.

 Y me dice, hay cuerpos que cuando ya han vaciado su ectoplasma, siguen vibrando en la luz y se mantienen intactos. Eso es lo que vds. llaman los santos. Cuando el cuerpo vibra con partículas que han pulsado la luz, se mantiene intacto, no se corroe, no se destruye.

 Y eso es lo  que vds. no saben aquí en la Tierra; eso me contó.

 Yo estaba sorprendido porque yo era el chupa-chups que iba a ser lamido en mi cuerpo. Umm, qué delicioso, qué dulce está…

 Les sorprende ¿no?

 Y yo le preguntaba a mi protector y le decía, oye, es bueno que tomen el ectoplasma y él me decía no es bueno ni malo; es como si tú fueras a una viña donde hay muchas uvas, entras y coges una uva. Claro, si está el dueño te va a decir, oye que esa uva es mía, está en mi terreno. Y yo le dije, entonces tengo que decirles que éste es mi terreno? Y él me decía, para qué decirles que no cojan de tus uvas, si eso se va a desintegrar? Qué más da que cojan o no del ectoplasma.

 Entonces, me mostró y me dijo, mira, ponte al lado del cuerpo; me acerqué a mi cuerpo y cogí la mano y me dice, inhala. Y es lo que hice, inhalé y empezó a entrar en mi cuerpo el ectoplasma y me dijo, es tuyo, si tú no quieres ellos no tienen por qué tocarlo. Cógelo, es tuyo, es tu ectoplasma.

Comencé a inhalar y subía como una masa blanquecina que entraba en mí y pregunté puedo hacer esto? Y me dijo esa energía te va a mantener durante un tiempo aquí, recoge todo el ectoplasma. Y esa masa iba disminuyendo, como si fuese un imán que subía y me iba envolviendo. Y cada vez que absorbía más ectoplasma me sentía más fuerte, más poderoso, más tranquilo.

 Los espíritus me miraban así (hace un gesto). Alguno incluso se enfadó diciéndome que dejara un poco para ellos, que no me lo llevara todo. Estaba enfadado y nosotros qué? Yo miraba a mi protector como diciéndole y ahora qué? No es tu problema, es tu ectoplasma, tómalo, tómalo; es tuyo, es tu vida. Después, ellos ya quedaran cuando dejes el cuerpo.

 Todavía no me habían cortado el cordón de plata. Es decir, los hilos que conectan mi cuerpo con mi cuerpo. Habían siete hilos de conexión. Eran las conexiones a mis chakras, de diferentes colores. Es como una hebra que se enrolla una a la otra y cuando llegan cerca cada una va a cada sitio. Esa hebra sujetaba el mío. Cuando pasaron 4 horas, mientras yo iba unido por el cordón al cuerpo y absorbía el ectoplasma, me dicen, ahora vana  venir los especialistas. Especialistas en el ajuste del cuerpo, especialistas en la desconexión, que sería a palabra más adecuada.

 En ese momento, cuando pasaron 4 horas, una luz comenzó a descender; cuando esa luz descendió, esa luz que desprendía era cegadora; se apartaban todos de la luz y yo no tenía ni miedo. Respeto, diría, no miedo. Pero tenía miedo, pensando, será que esa luz viene por nosotros? Porque el espíritu no quería seguir la luz. De vez en cuando tienen ectoplasma para disfrutar, el dulcecito; nadie dice nada. Para qué va a seguir la luz, si eso es lo que ha hecho en su vida, no preocuparse, ir de cualquier forma, a lo que quiere, no?

 Qué motivos tendrían ellos para ir a la luz? Ninguno.

 Bajó esa luz tan fuerte y poderosa. Y aparece un ser luminoso, con el cabello dorado, un traje reluciente; no era un monje blanco, se plantó delante de mí y me miró a los ojos como un instante y conforme me miraba comencé a ver toda mi vida. No sé cuánto tiempo estuvo mirándome a los ojos. Y en ese instante que me miraba a los ojos toda mi vida pasó delante de mí, como en un instante, como en planos sucesivos.  Yo me daba cuenta de todos mis errores, de todos los errores que había cometido. Era su mirada tan poderosa, que al pasar mi vida, veía todos mis errores, desde el primero al último. Como si al mirarme, penetrara dentro de mí. Era una fuerza tan grande y tan fuerte que yo estaba como hipnotizado viendo aquél ser tan luminoso y a la vez el ver como aparecía delante de mi mente toda mi vida.

 Pasó toda mi vida, yo estaba ahí y no podía decir que no era verdad y es que veía mi vida y a la vez que veía mi vida, comprendía mis aciertos y mis errores, instantáneamente. No sé cuanto tiempo.

El tiempo en el otro plano no corresponde con el tiempo terrestre. Pienso que, quizás, estuve mirando a ese Ser, más de media hora en vuestro tiempo, pero para mí fue muchísimo, muchísimo tiempo, porque ví toda mi vida, como si hubiera perdido la noción del tiempo y del espacio.

 Cuando volví, por lo que hacían mis familiares me di cuenta de que podía haber pasado media hora- máximo una hora-.

 Cuando este Ser apartó su mirada, me dijo “yo vengo en nombre de Dios”. Y cuando pasó toda mi vida delante de mí, él cogió- sacó-  de un cinto que llevaba, un sistema que desprendía luz, lo colocó justamente en el cordón y éste se cortó. Ese cordón de plata se vino a mi ombligo y el cuerpo comenzó a tener una coloración gris. Habían unas lucecitas que todavía se podían ver en el cuerpo, como unos chispazos y se apagó.

 Yo miraba el cuerpo y veía todavía unos puntos con luz como si fueran pequeñas lucecitas e igual que cuando desenchufas el árbol de navidad y todo se desconecta. Eso es lo que pasó, al cortar el cordón.

Me puso la mano sobre la frente, me miró fijamente y me  dijo: dame la mano y yo le cogí la mano. Y en ese instante su mano hizo que yo me elevara comencé a elevarme con él en una luz que nos elevaba; nos elevábamos hasta que entramos dentro de una esfera.

Cuando llegué a esa esfera que sería un poco más grande que esta habitación- aunque ahora puedo darme cuenta de que era muy grande esa esfera-, había muchas sillas y en el centro había 3 Seres como él, súper-luminosos y me dijeron: hermano, ven, siéntate e esta silla.

Después de sentarme, me dijeron: tú eres uno de aquéllos que ha sido merecedor de que la Luz de Dios y de los Ángeles te acojan en su morada; estás aquí porque te llevaremos directamente a un lugar, que te va a gustar dónde es.

 Cuando yo miré a los demás seres que estaban dentro de esa esfera tan grande, había hombres y mujeres. Se me ocurrió preguntarles: y vosotros quiénes sois?- más bien lo pensé y en el mismo instante que yo pensé eso, en mi interior- no sé cómo- escuché: yo soy de España, yo soy del Sur, yo soy del Norte, yo soy de Francia… todos en un instante y yo me quedé maravillado. Les miré a todos y pensé, ninguno ha abierto la boca, ninguno dijo nada.

 Entonces el Ser que me había llevado con la mano a la esfera, me dijo: yo he activado en ti la capacidad de escuchar en el mundo astral; de escuchar en la misma vibración; tú escucharás siempre a las personas que están en tu vibración- en esta vibración; pero cuando salgas de esta vibración, si bajas tu vibración (ésta que yo te he dado), no les escucharás y escucharás a los que estén en otra vibración.

 Con lo cual te invito a mantenerte en la vibración de la Luz porque escucharás  todos éstos que hay aquí, ahora.

 Así estuvimos un rato y llegó el momento de partir. Salimos y se elevó como para lo que vds. es un avión, pero redondo a gran velocidad y fue a un lugar que a mí me sorprendió mucho, porque fuimos a un lugar en medio del mar y entró dentro del agua.

 Dentro del agua llegamos a un lugar maravilloso. Estaba, más que nunca, alucinado pues siempre pensaba que las ciudades de los ángeles estaban arriba y de golpe y porrazo me llevan a una ciudad en medio del mar- dentro del agua.

 Le pregunté que a dónde vamos y me dijo: tú has sido una de las personas, que por tu luz y lo que has hecho en esta vida, has sido elegido para comprender la Vida que existe en el interior de la Tierra y que sepas que la Luz pulsa desde el centro de la Tierra y que desde su centro se irradia hacia toda la Tierra.

 Vamos aun lugar del centro de la Tierra, que es uno de los lugares más bellos del interior de la Tierra. Íbamos a ese lugar que se veía como una esfera inmensa, fabulosa. Qué te puedo decir? En mi vida había visto algo tan bonito! Se parecía estas películas donde aparecen ciudades suspendidas, agua, valles, ríos… Era una cosa inmensa que estaba en el interior de la Tierra.

 Después me enteré que era el mundo astral dentro del agua. Y comprendí que hay muchas ciudades dentro del agua, en el mundo astral, porque el agua mantiene la pulsación de la armonía, de la vida. Y debido a que el agua está en la sal, no puede penetrar ningún espíritu que no esté en la misma armonía. Y la propia agua hace de cinturón de protección y de barrera vibratoria que impide que muchos espíritus puedan llegar.

 Aquello era maravilloso. Había una esfera en el centro de la ciudad. La ciudad debía tener más de 100 kms. cuadrados. Flores, plantas, zoológicos, valles, montañas… Como si fuera un micro-clima dentro del mar.

Todo esto que les cuento es porque después yo me preparé para ser un Médico del Cielo, de los que trabajan la sanación. Y durante mucho tiempo aprendí a trabajar con los fluidos del agua, con los fluidos de la Naturaleza, con los fluidos del mar, con los fluidos de las montañas.

Muchos de los que habíamos sido elegidos en aquél momento, íbamos a ser médicos en el astral. Y cuando acabáramos nuestra preparación, iríamos a los diferentes hospitales espirituales para poder ayudar a las personas que desencarnaban, curar sus enfermedades y enseñarles un poco el secreto del trabajo con los misterios de la energía, de los fluidos y del ectoplasma.

Y les voy a contar cosas diferentes. Allí yo viví, durante lo que para vds. serían 6 años físicos, lo más bello que podía haber imaginado. Eso me llevó a entender que es posible vivir en el Amor y en la Felicidad. Que es posible la Utopía, que es posible el reino que Jesús dijo de amarse los unos a los otros.

Y ellos me decían, lo que queremos es que tú recuerdes que el mundo espiritual, el mundo de la Felicidad, de la Paz y de la Armonía, existe. Porque cuando rencarnes, tendrás que intentar crear algo parecido a esto.

 Porque las próximas vidas que tengan, cuando renazcan, todos los seres humanos vienen a crear un mundo de Felicidad en la Tierra.

 Es así. Tú te sentabas, tocabas a la otra persona e inmediatamente la energía comenzaba a fluctuar. Si amabas, te nacía desde dentro un gozo, unas ganas de aceptar, de abrazar; te acercabas más y la luz comenzaba a pulsar y producir un destello, que despertaba, al final, en el corazón de los dos. Y cuando despertaba en el corazón de los dos, comenzaba  a vibrar todo por dentro. Por dentro, por dentro… sentías que levitabas.

 Y era un amor tan grande el que sentías cuando estabas levitando, sentías un amor tan grande, que escuchabas en tu interior el corazón de la Tierra; cómo, constantemente, estaba pulsando en ti, tú eras un punto en el corazón de la Tierra que desprendía luz y tú desprendías luz. Cada vez más, desprendías luz.

 Entonces, escuchabas la Voz de Dios, en tu interior, que te decía: Mira hijo, el Amor con que te he esperado; mira hijo lo que es la Felicidad.

 Yo les he contado un poquito de mi experiencia. Ahora vendrá otro ser que les seguirá contando, porque cada experiencia es diferente; no todas son iguales. Y cada uno encuentra en el astral lo que merece. Observen las diferentes experiencias, cómo se perciben, según cada ser. Cómo él este dentro de su interior, así va apercibir una salida u otra.

 

Hasta pronto hermanos.

 

  

            L. describe: una mujer, cabello largo, pelo blanco. Hildegart.

 La experiencia que yo os voy a contar es una experiencia que tiene que ver con mi involución. Pero como todo es lección en la evolución de la vida en la Tierra, yo tengo que estar agradecida también a esta lección, que yo recibí.

 Podemos decir que mi encarnación fue la des encarnación de un suicida y cuando presa del miedo, del pánico y de la frustración, coloqué la cuerda en mi cuello, en aquél momento fue una ofuscación, una angustia, una ceguera, una oscuridad tan grande, que me sentí cayendo en un abismo, atraída por una fuerza que desconocía.

 Recuerdo que perdí la conciencia; entré en un estado de pérdida de conciencia, sin saber dónde iba, hasta que desperté.

 Desperté sintiendo todavía la cuerda en mi cuello y la misma angustia, el miedo y el momento que había vivido, pensando que me había liberado de la frustración del dolor y cuando desperté, veía solamente humo y oía gritos, lamentos, susurros extraños como de alimañas; estaba tumbada, cansada, mi cuerpo dolorido, confuso, sin saber dónde me encontraba.

Me levanté y me senté y en aquél momento el miedo era tan grande, tan grande el miedo y la angustia que tenía, que me paralizaba porque me era todo tan extraño, tan raro, rostros tan extraños que se me acercaban y me miraban. Yo sólo me preguntaba DONDE ESTOY? Pero me sentía tan débil y tan cansada que no podía casi moverme y una sensación de angustia, de miedo paralizante. Y me quedé presa de ese miedo no sé cuánto tiempo, hasta que oí un lamento tan fuerte, como si fuera un grito, que me causó en mi cuerpo un impacto tal,  que ese grito que había escuchado no se me iba de dentro.

Comenzaba a sentir el dolor, el sufrimiento, la desesperación de ese grito y de golpe y porrazo el miedo se había transformado en desesperación- desesperación que yo no tenía y me vino con el sonido y estaba mal, sin saber qué era lo que me pasaba.

 En ese atontamiento absurdo de sonidos que no sabía de dónde venían, no sé cuánto tiempo estuve; era como un sueño, que caía de cansancio  y que los sonidos que escuchaba me despertaban y entraba en una sensación y en otra sin saber por qué. Salía de esa sensación, se me quitaba; una y otra vez así.

 Hasta que, por fin, comencé a sentir mi interior, que quería saber dónde estaba y qué me estaba pasando y por qué estaba allí. Sólo se me ocurrió decir que, “si existe algún Dios en el Universo que se apiade de mí, yo a ese Dios le digo de corazón que me venga a ayudar, que yo no sé dónde estoy”. Y comencé a gritar “que si existe un Dios en el Universo que tenga amor y se apiade de mí, que venga; que yo le llamo desde lo profundo de mi alma”. No sé cuánto tiempo estuve repitiendo eso.

Solamente sé que cuando dije eso, entró un silencio alrededor parecía que todo el mundo estaba escuchando lo que yo decía, porque no había gritos y desde la lejanía veía ojos que me miraban y miraban atentamente, sorprendidos, porque yo estaba repitiendo esa frase constantemente, desde mi interior. No sé cuánto tiempo pude estar repitiendo eso, pero mucho.

Pero surgió de lo profundo de mí algo que llamaba, que clamaba; que clamaba que Dios, si existía, se hiciera presente, porque yo no sabía qué me estaba pasando.

Entonces fue cuando, estando yo tan absorto en aquello, una mano me tocó en el hombro y un Ser se acercó me miró a los ojos y me dijo “Dios me manda ayudarte, que tú quieres ayuda. Yo vengo a ayudarte, a liberarte del dolor. Tú quieres ayuda? Y cuando sentí a aquél ser ahí a mi lado, cuando me miró a los ojos sentí una tranquilidad

Tan grande en mi alma… Sentí un gran alivio y le dije: sí, yo quiero que me ayuden; busco a Dios porque no sé por qué estoy aquí.

 Me cogieron, me pusieron en una camilla y me llevaron. Se acercó una mujer y me puso la mano sobre la frente, me miró a los ojos y me dijo: tú, de verdad, quieres encontrarte con la Luz de Dios y con el Amor de Dios? De verdad? Y solo hacía que mirarme a los ojos. Y en aquél momento, con aquélla angustia, le dije que deseaba de todo corazón liberarme como fuera, por todos los medios. Le miraba a los ojos y le decía: yo quiero liberarme, yo quiero otra vida, yo no quiero esto para mi vida. Y en ese momento que dije que sí, parece que todo se iluminó y la camilla comenzó a elevarse, a elevarse de aquélla oscuridad, donde todo era oscuro, humo. Comenzó a elevarse y elevarse para arriba, para arriba…

Tardó mucho tiempo en elevarse, aunque eran rápidos y esos seres solamente parecía que con sus mentes estaban elevándome; fueron elevándome hasta que llegué a una esfera. Esa esfera tenía una puerta abierta, grande, que ellos entraron con la camilla, entrando a una sala muy grande, donde había otras camillas. Había un Ser con una barba blanca y cabello blanco, que estaba sentado.

 Cuando entré en aquélla esfera, Él se acercó a mí, me miró, me puso la mano en el lugar donde yo había colocado la cuerda y al ponerme la mano, mi angustia, mi dolor, desaparecieron; me relajé y me quedé dormido. Perdí la conciencia otra vez; mi alma descansó.

 Me desperté en otro lugar; era un edificio redondo; en el centro había una fuente muy bonita y alrededor habían muchas flores; era un edificio transparente, entraba mucha luz; se escuchaba una música muy bonita. Cuando escuchaba esa música me entraba tranquilidad; era una música súper-bonita.

 Yo estaba tumbado en esa camilla y había otras muchas camillas alrededor de esa fuente, en ese edificio circular.

 Hay una cosa que me llamó mucho la atención y eran unas esferas de las que salían tubos y yo tenía colocado un tubo- a semejanza de los que ponen en los hospitales-; como gotero, pero era una esfera de la que salía un tubo de luz y entraba en mi corazón.

 Cuando desperté, la primera sensación de mi cuerpo era que tenía un agujero por dentro. Era una sensación totalmente extraña, como si estuviera hueco, Me acuerdo que veía una persona que se movía y le decía por favor, señora, quiero que me ayude porque no me siento bien. Ella se acercó, vi que levaba una túnica blanca y al acercarse, le dije: señora, tengo una sensación muy rara,  parece que mi cuerpo está vacío, como si fuera un tubo. Y entonces me dijo la señora: cuando tu cuerpo se ha desprendido físicamente del cuerpo físico, como en los accidentes, los suicidios, etc...  Se ha producido un desajuste interno, vibratorio; necesitaras que restablezcamos y ordenemos todo por dentro; por eso se siente ese agujero del choque brusco de una des encarnación rápida y brusca.

 Y entonces comenzó a pasar su mano por todo el centro de mi cuerpo y parecía que todo se aliviaba y se llenaba de algo, como si bebieras un vaso de agua; cuando tienes sed y bebes un vaso de agua te sientes bien ¿no? Sacias tu sed. Algo parecido sucedía cuando me ponía la mano.

 Y así estuve más de una semana, tumbado, escuchando aquélla música, escuchando cánticos y a la vez platicando con diferentes personas con las que podía conversar.

 Pasada esa semana ya me sentía fuerte y le pregunté, señora me puedo levantar e ir por acá? Y ella me dijo, espera. Vamos a preguntar al responsable de tu curación, si estás listo para poderte levantar.

 Una mujer se acercó a mí, me puso la mano en la frente, me miró a los ojos por un tiempo- parecía como si me estuviera auscultando por dentro, como si me estuviera leyendo el pensamiento-, viendo por dentro con su mano colocada en mi frente y cuando acabó de tocarme la frente, levantó el rostro y le dijo a la señora que me cuidaba: sácala, que se bañe y camine entre las flores; que camine en medio de las plantas.

 Así fue mi primera salida de aquel lugar, circular y cristalino. Esa ciudad de luz cristalina, hoy les puedo decir dónde se encuentra y se la conoce como “Las fuentes de las Luz”.

Salí al jardín; había flores, agua, árboles. Me senté al lado de muchas flores; tocaba el agua y era diferente al agua que yo recordaba cuando tocaba estando viva en la Tierra. Era un agua que la tocaba y parecía que el cuerpo la absorbía; metía la mano y es como si comenzara el agua a entrar dentro de mí y salía por la otra mano. Yo me preguntaba qué era eso de que el agua entraba dentro y salía. El cuerpo era mucho más permeable, el cuerpo absorbía líquidos, absorbía olores, absorbía sabores, absorbía sensaciones.

Llegaba cerca de una planta y me sentía envuelta en un aroma…. Esos aromas de flores; cuando sentía el aroma, el aroma comenzaba a entrar dentro de mi cuerpo; entraba dentro de mi cuerpo ese aroma. Era una cosa tan sorprendente! Y mi cuerpo desprendía ese aroma y mi cuerpo tomaba el color del aroma, como si me transformara en el aroma de la flor que yo estaba tocando.

Lo que más me sorprendió es que me senté al lado de esas flores y dije: qué bello, qué bonito, qué belleza, qué alegría, qué paz. Y entonces escuché el sonido de las flores, que desprendían un sonido parecido a una melodía. Como un sonido de campanitas, sonidos suaves. Con ese sonido, tocaba el agua y oía: holaaa… Parecía como si las flores respondieran a lo que yo pensaba.

Comencé a mirar las flores- había muchas- y cuando estaba mirando las flores, vi que en el centro de las flores había una luz. Comencé a mirar a ver qué era aquello y observé que había unos seres pequeñitos. Miré atentamente y vi que aquellos seres me decían: holaaa… sonaba así, como con un sonido diferente y suave. Y cuando a mí se me ocurrió decirles: hola, volvía a expandirse ese aroma tan fragante de las flores.

 Todo en el astral se siente  desde dentro; todo. Si tú sientes rabia, la rabia te contrae; si sientes amor, el amor se expande. Si sientes rabia, sientes como gran rechazo que no puedes controlar y si sientes amor sientes una gran atracción que te inunda y te lleva. Y cuando es tan bonito, tú te dejas llevar como por el agua, como por el aroma. Y cuando sientes el amor de la otra persona es como si la otra persona te estuviera tocando, estuviera cerca de ti. No existe esa división tan grande.

 En ese momento de silencio, de estar sentado ahí, podía sentir de nuevo la mano que me tocaba detrás. Entonces vi a aquél ser de cabello blanco que me recibió en la esfera, cuando me llevaban en la camilla. Y me estaba mirando. Le miraba a los ojos y él me estaba mirando; le miraba a los ojos y escuchaba- parecía que no hablaba- escuchaba todo como voz en mi interior.

 Y me decía: bienvenida a la Ciudad de las Fuentes de la Luz.

 Estás bien? Qué quieres que te muestre de este mundo? Yo, por un momento, estando en medio de una especie de jardín, le decía, no sé dónde estoy; muéstrame.

 El hizo un movimiento con las manos y ese lugar desapareció. Y aparecieron torres redondas, circulares. Aquello era grandísimo; aparecían en el horizonte. Y había una luz que sobresalía más que todas. Y una sobresalía sobre las demás. Y este ser me decía, ves aquella grande? Yo vivo en esa grande; desde ahí te he visto y he venido a visitarte. Siempre que quieras verme, me llamas y yo vendré aquí a visitarte.

 Quieres saber por qué se llaman fuentes de la Luz? Dije, bueno, sí; vale.

 Entonces, me dijo, mira; puso su mano, como si al poner la mano se pudiera ver debajo. Resulta que esta Ciudad estaba en el pico de una montaña. No está en la montaña, sino justamente un poco más arriba. Y sucedía que desde el corazón de esa montaña se emanaba una luz muy especial, que era como una fuente. Y me dice: tú ves esa montaña? Tú ves esas fuentes, que sale una luz y un aroma especial? Esto se llama fuente de luz por esa montaña.

Porque los primeros espíritus que crearon este lugar, crearon el lugar dentro de la montaña. Y me mostró que había como una especie de tubos que bajaban de la Ciudad hacia dentro de la montaña y que dentro de la montaña había otro recinto diferente. Y me dijo: aquí es el hospital espiritual; ahí abajo es el lugar donde preparamos a los espíritus para que puedan vivir en el hospital espiritual. Son como dos dependencias.

Entonces me mostró, me mostró y de nuevo me dijo, mira, mira mentalmente. Entonces esa montaña, debajo de la Fuente de la Luz, era una montaña que tenía nieve y me mostró como en una imagen, diciéndome, mira y habían muchas montañas llenas de nieve y muchos valles con muchos árboles. Nuevamente me dijo, observa, mira cuántos manantiales de luz hay en estas montañas.

 Esta Ciudad denominada Fuentes de la Luz se encuentra en un lugar de los Pirineos, que vds. conocen y se llama “Parque Natural de Aigües Tortes”. Y añadió, este lugar fue preparado por el Universo para que fuera un lugar de Fuentes de Luz, de Vida, de Regeneración para todos los espíritus.

 Había muchos tubos y una Ciudad inmensa que bajaba por todos los valles y en todos los valles había tubos y todo era un inmenso jardín de cura, de templos. Y me dijo, este lugar es uno de los lugares más sagrados que existen sobre la Tierra; es uno de los lugares más sagrados que existen en Europa. Aquí, la Fuente de la Luz, es tan maravillosa y tan fuerte, que miles y miles de espíritus se traen de todos los países de alrededor, para aquí conectarse y reconectarse con su propia luz.

 Hasta otra ocasión. Yo ya acabé de explicarles. Ahora vendrá otro espíritu. Hasta pronto.

       L. describe: un ser masculino, un señor mayor, como un anciano, con el nombre de Manuel.

 Buenas noches a todos. Yo fui un ermitaño, que vivía solo en las montañas, porque buscaba encontrarme conmigo mismo y encontrarme con Dios. Me retiré en las montañas y vivía con agua, pan y aquello que me daban las personas. Hace aproximadamente 250 años. Me encontraba solo, en el silencio de mi mente. Vivía en una zona rural, en un valle en medio de las montañas; en una casa de piedra. No teníamos en aquel momento luz ni agua-el agua la cogía del río-. Vivía en el silencio de las montañas y en mi propio silencio.

 Mi muerte fue muy diferente a la de otras personas, porque, en la verdad, con un año de anticipación, yo ya sabía cuándo me iba a morir. Por qué sabía, con un año de anticipación, cuándo me iba a morir? Porque siempre estaba sentado mirando el río y un día que miraba el río, vi un ser que se acercó a mí y me miró y me dijo: en las piedras está escrito que en un año tú vendrás con nosotros.

 Yo miraba a ese Ser, al cual ya estaba acostumbrado a verle, porque cuando uno está en silencio en su interior, consigue silencio, silencio…  parece que el mundo se transforma, todo cambia; uno comienza a escuchar. Cuando uno entra en su silencio, tanto buscando el silencio en su interior, uno comienza a darse cuenta en el silencio que todo lo que te rodea te habla, todo lo que te roda te enseña.

 En ese silencio yo escuchaba; miraba a las flores y sentía que me decían cosas; me hablaba el agua, me hablaban los árboles y los seres. Ellos venían y me llenaban de energía; me decían: nosotros, los seres de los árboles- seres muy originales por cierto- te amamos, porque nosotros amamos a todos los seres; en nosotros no hay maldad. Y tú, aquí, con nosotros, solos, nos sentimos en paz y felices de tu presencia. Tú nos das energía y nosotros también te damos energía.

Y en esa soledad me acostumbré a vivir y nunca estaba solo, pues al entrar en el silencio, todo me hablaba; las aves, las ardillitas, los conejos, todo…yo no necesitaba violentar a ningún animal. Vivía de lo que plantaba en la huerta, de los frutos que recolectaba y tampoco, para vivir, se necesitaba tanto para comer.

Y esos seres venían y me decían, mira, ves allí? Hay fruta; están cayendo y es una pena que la desperdicies y yo cogía frutos del bosque. Me decían: hay raíces allá, tienes que sacarlas; allí hay setas.

 Cuando yo entré en ese silencio y cuando comencé a convivir con todos esos seres de los bosques, de las montañas, del agua…. Venían los seres de las aves, se acercaban, me miraban y me decían: necesitamos tu ayuda y les decía, un viejo solitario como yo, en qué puedo ayudarte a ti? Me miraban y me decían: queremos que eches algunas semillas allí abajo, en el fondo del valle, porque necesitamos semillas y yo iba y echaba unas pocas semillas como ellos me habían pedido.

Después, volvían y me decían: gracias; mira en aquélla dirección, ves? Hay un manantial de miel, ve y cógela, que es el momento de la recolecta. Ves en aquélla dirección? Hay huevos que puedes coger pero solo coge uno de cada nido. Ve a los nidos, no los destruyas, no cojas todos; coge sólo uno de cada nido.

 Parecía que todo me guiaba y me decía lo que tenía que hacer. Yo ayudaba a la Naturaleza, ayudaba a los seres y los seres- y la Naturaleza- me ayudaban a mí.

Total, estos se acercaban y me decían, no tienes por qué preocuparte cuando vayas a morir, porque mira, mira. Yo miraba y veía un ser como yo, ermitaño, que me miraba y me decía: ey, se vino antes que tú; le recuerdas? Yo miraba al espíritu y dije, sí se parece a una persona que conocí y se llamaba “tal”. El, que me escuchaba, decía, sí, te estaré esperando, porque contigo llegué a visitar los lugares más bonitos de estas montañas.

 Llegaba el momento, los días se acercaban, como ya se había anunciado para la fecha en que moriría. Yo no tenía ningún miedo; veía a los seres allí que me estaban esperando. Qué miedo podía tener yo? Si me habían cuidado, me habían dado todo y nunca me faltó nada; nunca pasé hambre, todo ese mundo me hablaba, me cuidaba. Porque yo había aprendido a entrar en mi propio silencio y escuchaba lo que ellos me comunicaban.

 Así llegó el momento de pararse el corazón. Yo estaba esperando el momento de que se parara el corazón hasta que el corazón se paró. Cuando el corazón se paró- me acordaré siempre porque estaban estos seres delante-, me puso uno la mano en el pecho y me miró a los ojos. Y al ponerme las manos en el pecho y mirarme a los ojos, entré como en una especie de atontamiento tal que no sé cuánto tiempo estuve atontado y me parecía que con su mano me iba sacando del cuerpo, poco a poco, hasta que me encontré frente a El.

Era un ser de cabeza alargada, ojos alargados, era grande- muy grande- y me dijo así: Con todo el Amor que tú nos has dado, Nosotros también te recibimos con todo ese Amor. Porque la Naturaleza es Amor y los seres de la Naturaleza son Amor. Y solo queremos que se preserve a la Naturaleza y Nosotros preservamos todo.

 Cuando me dí cuenta de que estaba fuera de mi cuerpo, me di cuenta de que a mi lado estaba ese Ser al que había visto antes que me estaba esperando. Le miré y me dijo: tranquilo, mira tus dedos. Aquello eran colores por todas partes, era un valle limpio, lleno de colores, de luces. Las flores desprendían luces, los árboles colores, todo desprendía aromas,… todo como en un flash y yo me quedaba así, viviendo intensamente el sentimiento que sentían los árboles, las rosas, las plantas... se vivía todo muy intensamente. Una suavidad, un gran gozo interno y entonces, este ser, que tenía los ojos como si fuera un águila, me dijo: súbete a mi lado y yo me recosté en su costado. Se estaba elevando y yo en su regazo. Y me decía mira: y las montañas desprendían luces por sus puntas. Se escuchaba todo, todo el agua; cantos; los peces, las aves… estaban cantando sonidos. Parecía que era una sinfonía de sonidos, de colores, de sensaciones, de luz… que salía desde el ser, por las montañas, por los valles…

 Al final de uno de los valles había una luz. Era una luz muy fuerte. Justo en una planicie plana, cerca de unos nevados, había una Ciudad de Luz con edificios semejantes a flores, edificios muy grandes que parecían los capullos de una flor. Había muchos capullos de flores.

 Y me decía: ves nuestro Reino, qué bonito es? Aquí traemos a los que se lo merecen, a nuestros guardianes, a todos aquéllos que viven en armonía con nosotros.

Sí, me llevó al centro de una de esas flores; habían dos puertas y me dijo: entra. Entré dentro y había una especie de agua de luz, agua de un color verde y se mezclaba con el agua de las montañas y se mezclaba con el agua de los ríos. Me tiré en esa agua. Mi Ser estaba allí y me dijo: piensa, piensa en tu juventud, piensa en las cosas bellas de tu vida, piensa.  Yo estaba dentro del agua y comencé a pensar. Miraba a los seres y me decían, mírame a los ojos; cuál es el momento más bonito de tu vida, que  has sido feliz? Yo le miraba a los ojos y me dijo: ahora serás ese momento.

 Y todo mi cuerpo cambió, me transformé en cuando yo era joven, bello, guapo. Y me dijo: abre la mano y piensa que vuelas, siente la luz y vuela conmigo. Comenzaba a pensar que volaba y sentía que me elevaba.

Mírame a los ojos- me dijo- no dejes de mirarme a los ojos y no dejes de pensar que vuelas y no dejes de sentir que te elevas. De esta forma aprendí a volar con el pensamiento, con el amor y con la energía de estos Seres. Me enseñaron todos; bajábamos, metíamos las manos en los cuerpos de las personas, sacábamos las energías oscuras, las dejábamos en la Tierra. Metíamos las manos, mandábamos la luz y su cuerpo se iluminaba.

 Y todas las personas que subían a estas montañas con respeto y con amor, Nosotros despertábamos la luz en su corazón. Y todas aquéllas personas que no iban con amor, bajaban igual que habían subido. En sueños les decíamos, esto no es ara ti, no vuelvas; este no es un lugar para ti; no vuelvas. Y no volvían nunca más.

 Para que vean algunos aspectos diferentes de cómo es el mundo astral, depende de lo que tú eres, depende de lo que tú buscas, depende de tu luz, depende de lo que tú quieres ser, depende en lo que en tú te transformes en el mundo, con tus actos, tus pensamientos y tus sentimientos.

 Si tú eres luz la luz te lleva, te atrae; si no eres luz, la oscuridad te trae dolor.

 Hasta otro día.

     L. describe: un joven, de unos 12 años. Jaime

 Buenas noches. Todos oyen bien? Recuerdo que estaba jugando con mis amigos, que tropecé y me caí al suelo; me golpeé en la cabeza y me quedé atontado. Cuando me quedé atontado, estaba como en un sueño. No sé cuanto tiempo tardé, pero solo recuerdo que había una mujer a mi lado que me miraba y no sabía muy bien quién era pues estaba un poco atontado.

Escuchaba sufrimiento, dolor, gritos; pero después me di cuenta de que estaba mirando mi cuerpo porque me costó mucho darme cuenta de que había muerto. NO sabía qué había pasado. Recuerdo que esa señora era una de mis tías, que hacía tiempo que la conocía y me decía: ven conmigo, no te preocupes, no temas.

 Recuerdo que me cogió de la mano y sentí que me llevaba; no sé cómo me llevaba, iba por al aire. Me llevó a un lugar, a una casa muy bonita, un jardín; había muchos árboles, hasta que llegué a ese lugar que era una especie de casa.

Recuerdo que llegué a esa casa y cuando llegué a esa casa, me dijo, ven, ven; descansa; túmbate aquí. Era una habitación, me tumbé en ella, me puso la mano en la frente y me quedé durmiendo.

 Cuando desperté me encontré que mis padres estaban cerca de mí; entonces, yo pensé que no había muerto, porque yo tenía mis papás en la Tierra y ahora mis papás estaban cerca de mí.

 Me alegré tanto, tanto, que solo le decía a mi mamá, qué bien, por qué me has traído aquí? Por qué estoy aquí? Y mi mamá me dijo, mirándome a los ojos: hijo, tú ya no eres parte del otro mundo; éste es un mundo diferente. Estás aquí porque tú ya no tienes nada más que hacer allí abajo; llegó tu hora de estar aquí. Y yo me tendré que marchar y volver a mi cuerpo; pero tú te quedas en buenas manos, con tu tía, que ella te va a enseñar todo, todo aquello que necesitas saber de este mundo.

 Y ella me llevaba durante mucho tiempo a un lugar donde había también muchos chicos como yo y estuve allí hasta que un día me dijo: tienes que volver a la Escuela. Yo dije, no voy a ir a la Escuela, para qué voy a ir a la Escuela? Y me dijo, no te preocupes que esta Escuela no es para estudiar, sino que es para conocer muchas cosas bonitas. Nadie te va a hacer ningún examen.

 Así comencé a ir a la Escuela. Había un profesor que se acercó a mí, me miraba y yo, todo lo que él decía, me lo aprendía. No sé cómo pero me miraba a los ojos y sus palabras eran tan bellas que me resonaba todo el cuerpo. Yo no sabía cómo pro yo aprendía todo lo que él decía mirándome. No tenía que estudiar.

Nos juntaba de las manos y nos decía: mirarse unos a los otros a los ojos y a ver qué sentís. Y aquello era bellísimo porque uno miaba a otros a los ojos y todos juntos, se formaba una cosa bella. Nos decía, pensar en una flor y comenzaba a aparecer ahí una flor muy bonita. Decía, vamos a hacer que esa flor tenga más flores y salían más flores.

 Aquello era divertido porque constantemente todo aquello que pensábamos, aparecía allí delante.

 Así fui creciendo hasta que cumplí los 18 años. Y cuando cumplí los 18 años me llevaron a otra Escuela. Vino un señor, muy amable y me dijo: hijo, tú ya no eres para permanecer en esta Escuela porque ya te lo sabes todo; tienes que pasar de curso. Y ahora, como tienes que pasar de curso, nos vas a acompañar con los otros porque vamos a otro lugar a vivir.

 Yo le dije, será que mi tía deja que me vaya con vosotros? Y me dijo, sí, tu tía nos va a acompañar también. Mi tía apareció en una esfera de esas que nos llevó a un lugar súper-interesante y bonito, porque había muchos jóvenes como yo.

 Allí nos sentamos todos y resulta interesante porque bajaba una luz que te entraba por la cabeza y se conectaba a tu corazón. Y a través de esta luz que se conectaba al corazón, llegaba un momento en el que en el centro de la sala aparecía el rostro de un ser, que comenzaba a hablar. Y todo lo que él hablaba se te quedaba dentro; no había que hacer ningún esfuerzo.

Todo era muy bonito porque aparecían imágenes de valles, de lagos y tú solo tenías que estar ahí escuchando. No había ningún stop.

 Mirando a ese Ser, era tan bello lo que nos contaba, que al final todos estábamos suspendidos en el aire mirando a ese Ser. Todo era disfrute, porque se sentía un cosquilleo por dentro, una cosa que se movía por la espalda y parecía que todo salía, salía y salía.

 Y nos hacía juegos pues decía, a elevarnos; jo, parecía que el cuerpo no pesaba y estuvimos  aprendiendo a elevarnos, a bajar.

 Y ahora, poner la mano en la frente y cuando poníamos la mano en la frente se sentía una cosa que salía por la frente que iba y volvía de uno a otro y parecía divertido porque parecía una pelota de ping-pong que pasaba de uno a otro.

 De esta forma aprendí a trabajar con las Fuerzas y con las Energías, porque la Vida en el mundo astral es vibración, atracción y magnetismo. De esa forma me transformé en un unidor de la Luz. Y de esta forma escuché el corazón de la Tierra, a este Ser que con los ojos te habla al corazón y te dice lo mejor para ti y para los demás.

 Y así me transformé en un ser que aprendí a obedecer la Luz del corazón, el Amor del corazón; obedecer a ese Ser que está en tu corazón.

 Así, todavía no he re-encarnado, pero voy a re-encarnar pronto y he venido a vivir y a servir como Él nos ha enseñado.  Él nos ha enseñado que todos somos parte unos de los otros, que la Luz está en todos; que venimos a cuidar de la Vida y de la Naturaleza, que todos somos una familia y que estamos destinados a escucharle a El, porque sólo escuchándole a El- ese Ser que te habla en el corazón y en la mente y cuando te habla te sale la Luz por todos los pies, por las orejas, parece que te llena de Luz y que solamente de esa forma vamos a poder ser felices.

 Y este Ser es súper-divertido, porque cuando se presenta, se presenta igual que somos nosotros. Un día se presentó y lo hizo como la imagen de mí mismo. ¿Cómo, si tú no eres yo y yo no soy tú? Y dice, no yo también soy tú. Y nos reíamos todos, pues se presentaba como si fuera cada uno de nosotros.

 Así aprendimos que todos somos parte unos de los otros.

 Y cuál es mi trabajo ahora, en este plano?

 Yo bajo todas las mañanas, me voy a las ciudades y escucho en la mente de los jóvenes; escucho sus anhelos, escucho sus esperanzas. Bajo y comienzo a entrar dentro de un joven, de otro joven, de otro joven…. Y les comienzo a pasar todo el Amor que este Ser nos comunica todos los días.

 

Es divertido, me meto encima de un joven, de otro, de otro…. Y no hago sino llevarles Amor, Amor, diversión y alegría. Porque queremos que todos los jóvenes de la Tierra vivan con alegría y diversión, que jueguen, pero que jueguen; que se diviertan, pero se diviertan con respeto, libertad y veneración de unos con los otros.

 Cuando un niño, un joven, piden ayuda a un ángel, yo bajo, me meto en su cuerpo y evito un accidente; le aparto de algún peligro- instantáneamente-. Porque he aprendido que cuando somos Luz, podemos ser una sola luz y de esa forma podemos evitar muchos accidentes.

 Con lo cual, me llaman “el espíritu que guarda, que protege”, a todos aquéllos jóvenes que quieren vivir y sentir la Pureza de su corazón.

Hasta otro día.

        L. describe: El Ser que ha venido primero, >Anael

 Preguntas. Qué preguntas tienen? Qué quieren saber?

     - Qué ocurre cuando partimos y nos incineran?

 Lo que ocurre es que depende de cada persona. Para una persona común el cuerpo es preparado, se quita el ectoplasma y se lleva el cuerpo lejos para que no sufra el calor del fuego.

 Si ese espíritu no es un ser que se merece esa ayuda extra, ese espíritu sentirá el calor del fuego en su interior.

 Si es un espíritu normal, como vosotros, que quiere incinerarse, con tiempo solicita al mundo espiritual esa ayuda y enseguida que desencarna se corta su comunicación y se le lleva lejos; se vacía todo su cuerpo del ectoplasma, de la energía, para que no transmita al cuerpo esa sensación. Ese espíritu-lejos- sentirá el calor del cuerpo, pero no sentirá el calor asfixiante del fuego. Sentirá el calor como cuando en verano hay un calor fuerte pero no sentirá ninguna sensación más.

 Sin embargo un espíritu que por x motivos no merece eso, sentirá quemarse por dentro, una sensación desagradable, durante un tiempo; no mucho, una semana. Después, se le quita. Pero durante el tiempo que él siente esa sensación desagradable, por qué el mundo espiritual permite esa sensación? Porque esa sensación de fuego va a modificar su energía y va a hacerle que, después, se abra al mundo espiritual.

 Por eso se permiten muchas veces unas experiencias de transición. Entienden? Todo es una lección.

 Qué más quieren saber de la vida en el mundo espiritual?

 -          se alimentan?

 Sí, se alimentan de fluidos de energías que se recogen de los bosques, que se extraen del agua y de los manantiales que hay. Hay montañas y ríos, solo que son diferentes; son montañas y ríos de una materia que vibra, diferente a la materia física que no vibra y en su interior las partículas pulsan vibraciones.

 Hay montañas? Hay montañas. Hay árboles? Hay árboles; árboles hechos de luz y de plasma, que resuenan como si fueran instrumentos de sonidos y de sensaciones.

 Hay muchos seres diferentes en el plano astral, no sólo los seres desencarnados; hay seres, lo que vds. llaman elfos, gnomos… seres que vds. llamarían faunos… Todo lo que en su mentalidad es fantasía, existe. Centauros, etc….todas esas imágenes de los cuentos existen en el plano astral. Y que corresponden con los espíritus de los animales.

 Por ejemplo, un caballo, su alma es mitad cuerpo de caballo y mitad ser humano. Y así todos, todos los animales son mitad cuerpo de animal, mitad cuerpo  humano.

 Los seres de la Naturaleza? Es diferente; tienen las formas como las que aparecen en las pinturas, de ojos alargados, de todo tipo.

 Hay tres características diferentes:

        1ª.- En el mundo astral todo se siente dentro y vibra; todo es luz y color que pasa de un cuerpo a otro.

       2ª.- El pensamiento crea atracción o repulsión. Tendrá paz o desasosiego o intranquilidad, según sea el pensamiento. Y tan fuerte, que no lo sientes solo en el corazón, sino en todo el cuerpo. Y tienes que esperar a que se calme para que se marche.

       3ª.- EL amor, la sexualidad, existe. Pero no es físico, sino es luz. Es la experiencia de los cuerpos que funden su luz y multiplican su luz y su vibración para todos los seres que les rodean.

         4ª.- Para qué se alimentan? Se alimentan para sostener sus moléculas y sus átomos y para poder tener vitalidad. Se alimentan no solamente de fluidos y de sustancias de los árboles y de los vegetales; se alimentan también de aromas. El aroma es como una sustancia, también. Se alimentan también de la luz. La luz se condensa como gotas de rocío y se alimentan también de plasma.

 El plasma es una luz muy especial que, como puntitos, llueve,  en diferentes lugares y se pueden ver como bolitas. Cuando lo tomas te crea una fuerza y vitalidad de los elementos.

       5ª.- La última característica es que el mundo astral está al servicio del mundo físico y para todos los seres del mundo astral, su objetivo es iluminar y activar la luz de los seres humanos.

 Y de esta forma ellos se iluminan, activan la luz y hacen que el Planeta aumente su luz y su vibración, en su camino de evolución.

 Más preguntas?

               -Cómo se prepara a un ser desencarnado para volver a encarnar?

 Tienes períodos de preparación:

             1º) descanso. Cuando llega, descanso y recuperación de su vitalidad. Hasta que no ha descansado y recupera su vitalidad, no comienza su preparación. En ese descanso, se procura la cura de sus heridas emocionales, mentales y físicas- que están en el mundo físico.

            2º) Aprender a vivir en el mundo astral. Tiene que aprender a percibir el pensamiento, los colores- a dominar los colores, las sensaciones- y a desapegarse del mundo físico.

 Hay una experiencia muy fuerte que es el desapego de la sensación corporal y de la sensación del cuerpo físico. Y hay espíritus que tardan un año, dos años, tres meses, 4 años…. Porque cuesta mucho. Desacostumbrarse de los sentidos, del placer, de las sensaciones físicas.

 Cuando ha culminado esta parte comienza realmente su preparación de verdad como ciudadano del mundo astral. Entonces, comienza a ir a los hospitales espirituales para aprender; comienza a trabajar con la luz que pulsa en el corazón de la Tierra, en los templos etéricos.

 Entonces comienza él mismo a ver su propia luz y a activar la luz en su interior. En este proceso va a ver en el Instituto re-encarnacionista sus vidas pasadas, sus errores para que pueda reconocer qué tiene que cambiar, dónde está su transformación.

         3º.- Tiene que sumergirse en el mundo astral y aprender a dominar las vibraciones de la oscuridad, de los ruidos, del sufrimiento. Y al sumergirse tiene que aprender a tener dominio de su interior para que nada le afecte, para poder estar en medio de la oscuridad, sin que se vea arrastrado por la oscuridad y se guíe por su propia luz y su propia vibración interior.

 Por eso se sumerge en el astral, para servir a aquéllos espíritus que piden ayuda.

 Cuando ha conseguido dominar ese estado y la oscuridad no le afecta, no se involucra, no es afectado por nada del mundo material, entra a la siguiente etapa.

 En la siguiente etapa comienza a estudiar aquello que él quiere hacer en la próxima vida: médico, enfermero,.. Lo que quiere ser. Y antes de nacer él va a estudiar si quiere ser ingeniero, ingeniero; si quiere ser médico, médico; si quiere ser agricultor, agricultor. Estudia aquello que él va a estudiar en el mundo físico.

 A la vez que aprende a vivir en el mundo espiritual, aprende a amar sin egoísmos, sin apegos. El Amor en el mundo espiritual es un amor de corazón. Y cuando uno desea a otro ser humano no es una cuestión de sensación, se junta delante de él, se miran a los ojos, se abrazan y comienza a integrarse su energía y a vibrar y comienza a elevarse por su columna con una luz, como una fuente que sale por la coronilla como si fuera una explosión de resplandor a su alrededor.

 Eso es hacer el amor en el mundo astral.

 Tiene sensación de unión, de gozo interno, de vibración; es un placer que no es físico; mas es una sensación suave, de plenitud, más que otra cosa. Porque los espíritus hacen el amor; sí. De esa forma que les digo.

 Cuando ha aprendido a amar desde el corazón y en libertad, entonces va a comenzar a estudiar su karma. De dónde viene, de qué lugar del Universo viene, por qué está en la Tierra; qué ha aprendido en sus últimas vidas y qué le falta por aprender.

 Entonces puede acercarse a los templos etéricos de vibraciones más elevadas por períodos de un mes hasta tres meses, hasta que ve cara a cara su presente, su pasado y su futuro.

 En ese momento se transforma en un ser espiritual y dependiendo de su necesidad evolutiva va a permanecer en el mundo espiritual de 5 a 20 años de promedio. Más o menos, dependiendo de su libre elección. Hay veces que no necesita re-encarnar y decide re-encarnar a los 3 años, a los 5 años, entienden?  Va a depender de lo que él, cuando ha despertado su amor, a lo mejor por amor él reencarna para ayudar a sus familiares o por amor reencarnan para cumplir tareas, cuando podía permanecer 10/15/20/30 años ó 50 años.

 Cuando uno está en el Amor no es la mente la que guía, es el Amor el que te hace sumergirte nuevamente al servicio y por amor sin nada esperar, de tus hermanos.

 Ese es su último estadio de preparación y él decide re-encarnar cuando quiere. Él sabe que, cuando ya se desprendió de su cuerpo astral dentro, podrá permanecer en el mundo astral un tiempo no excesivo, dependiendo de la vibración que pulsa en su interior.

 A mayor vibración que pulsa en su interior más tiempo puede permanecer en el mundo astral. A menor vibración, menos tiempo. Y hay un momento en que su propia energía interior, de su yo le hace sentir la necesidad de volver a nacer, porque necesita tener otras experiencias y probar en el mundo físico si ya está maduro en su luz y es capa de mantenerla por él mismo.

 Todos los espíritus, cuando nacen, nacen para aprender a mantener su propia luz y que no se apague su luz interior. O sea, a sumergirse en el mundo físico, en las pruebas de la vida y que su luz se mantenga siempre encendida, nunca se aparten del Amor y de la Luz.

 Eso es una prueba súper-importante y lo primero que los espíritus quieren conquistar es eso: Nacer como luz, ser como ellos como luz y que ninguna circunstancia, ni de su adolescencia ni de su juventud ni de su vida, les aparte de la vibración y de su luz que hay en su corazón,  porque esa es la mayor libertad que puede conseguir un espíritu; por no haber hecho daño a nadie, siempre que desencarna y reencarna; desencarna y lo hace conectado a la luz y se eleva rápidamente y cuando encarna, encarna con toda la luz.

 Este es el proceso normal de los espíritus antes de nacer.

 Qué más quieren saber?

        -Puede ser que se traigan grandes metas a realizar y te puedan venir grandes? O son más sencillas?

 Es muy común que los espíritus, cuando están arriba, se tracen grandes metas, grandes propósitos, grandes elecciones y después cuando bajan, muchos de los no consiguen realizar ni un 10% de lo que habían decidido y muchas veces las pruebas que ellos creen que serán capaces de superarlas les sobrepasan y no consiguen realizarlas; es lo más común.

Pero el espíritu se las vuelve a proponer y vuelve una y otra vez hasta que consigue superarlas.

 No sé si te respondí ya, pero si no, te digo: siempre que los espíritus que asumen grandes pruebas o pruebas que creen que van a superar y después ellos no superan, siempre han acordado con amigos los apoyos para salir en los momentos más difíciles

 Y es una cosa que repito otra vez, los espíritus nunca re-encarnan solos; son grupos de 10, 20…que, antes de nacer, deciden ayudarse los unos a los otros en los momentos  difíciles y en esos momentos difíciles están grabados en vuestra memoria del año: los espíritus se buscan, se encuentran y se ayudan.

 Hay veces que hay espíritus que no aceptan ayuda, pero ellos siempre buscan los refuerzos y las ayudas para que, en los momentos difíciles, poder superar las pruebas y las dificultades.

 Te he respondido? Si no, dime en qué no y te sigo hablando.

 Podemos decir que el mundo astral e s un mundo de introspección, de vibración y que cuando tú piensas algo que quieres realizar, irremediablemente lo realizas como si una fuerza maravillosa te impulsara a realizarlo: el Bien o el Mal.

 Por eso les digo, vuelven al mundo espiritual, limpien toda su vida, perdonen todo lo que tengan que perdonar; se preparen para ir a un mundo diferente y entiendan que ahí el pensamiento es una fuerza tan grande que te impulsa a realizar muchas cosas.

Mejoren su vibración y entiendan que el mundo astral está regido por los Ángeles y Ellos son los que te guían. No seas rebelde. No quieras retrasar tu vuelta al mundo espiritual perdido entre las sensaciones densas del mundo astral, cuando dejes tu cuerpo.

 Vuelve a la Luz porque la felicidad, la armonía y el gozo que tú vas a asentir es indescriptible. No se preocupen, que es maravilloso y si siguen mis consejos, después entenderán muchas mas maravillas que hay en el mundo astral y en el mundo espiritual.

 El mundo astral superior es el mundo de la Luz y del Espíritu; el mundo inferior es el mundo de la ignorancia y de la rebeldía, porque hay muchos espíritus que, después de desencarnar, se rebelan y no quieren regenerarse, no quieren ser luz; solo quieren pasar el tiempo y hacer lo que ellos quieran.

 

 Alguna pregunta más? 

No sé si les habrá satisfecho todo lo que hoy les hemos contado. Les hemos puesto diferentes ejemplos para que observen cómo es.

 Todos los espíritus, cuando llegan al mundo astral, reciben un Guardián. Todos los espíritus que llegan al mundo astral reciben un Protector, pero no significa que ese Guardián o Protector sea exclusivamente para ellos. Ese guardián o protector se encarga de cuidar también a otros cuantos, pueden ser  entre 5, 10, máximo 20. Y ese guardián o protector, que son seres con una cierta luz- aún cuando no esté cerca de esos espíritus, está viéndolos a todos ellos.

 O sea, que cuando vds. vuelven al mundo espiritual nunca están solos, aun cuando estén bajando en la más oscuridad del astral, siempre hay un espíritu que está pendiente de vds. observando sus dificultades.

Es un espíritu muy elevado, tan elevado que en cuestión de segundos puede hacer presencia al lado de cualquier ser que esté sirviendo en cualquier parte.

 Y cuando se presenta alguna dificultad en el astral, cuando los espíritus van a rescatar a espíritus enfermos o espíritus rebeldes y hay una dificultad, enseguida ese Protector enseguida está al lado del espíritu que ayuda para mostrarle lo que tiene que hacer. No hay nadie desamparado cuando estás en la Luz. No hay nadie que no esté acompañado aún cuando él camine solo por el astral.

     El Guardián puede ser el Ángel de la Guarda?

 Sí, sí, puede ser algo así como el Ángel de la Guarda.

 Y más les digo: todos aquéllos que aquí en la Tierra quieren servir al mundo espiritual, ser luz, transmitir la luz, ayudar a curar a todos los seres que viven que se les acerquen, - en el campo de la sanación, de la meditación o de alguna orientación espiritual-, todos ellos son asistidos por un Guardián que asiste simultáneamente a unos 10 espíritus ó 10 personas aproximadamente- por un Guardián, por un Ángel y por un Maestro Ascendido. Todos son admitidos por un Guardián, por un Ángel y por un Maestro Ascendido.

 Escuchen bien, todos aquéllos que quieren crecer en la Luz y forman parte de un grupo de meditación, de un grupo de ciencias espirituales, de un grupo de sanación, de un grupo donde se quiere un crecimiento espiritual, desde el momento en que entran a cualquier grupo tienen un Guardián que les asiste; mas ese grupo tiene también un Ángel que también les asiste; más, además, tiene un Maestro que está vinculado a ese grupo, de otras vidas de ese Maestro y les convoca donde están para seguir enseñándoles en sus almas- para enseñar a los componente en sus almas, en los templos etéricos-.

 -          Mientras no somos conscientes, podríamos pedirlo?

 Deberías pedirlo; hay siempre que pedirlo, porque al pedirlo elevas tu vibración mental y vuelves a conectarte y establecer esa conexión con tu Guardián, con tu Protector.

 -          Por qué soñamos a veces cosas muy extrañas y que no tienen nada que ver con el mundo espiritual (hablo por mí)?

 Si no me dices lo que sueñas… Porque yo estoy mirando tu mente y tú sueñas muchas cosas ¿eh? Sueñas muchísimas cosas y no querrás que te contestemos una por una. Necesitaríamos  mucho tiempo.

 -          No me acuerdo de mis sueños,

 Algunos sí.

-          hoy me acuerdo de uno perfectamente, y el por qué…

 Mira, tus sueños evocan lo que tú deseas; tus sueños evocan lo que tú no comprendes; tus sueños evocan lo que tú vives en el astral y tus sueños evocan todo aquello que tú decidiste realizar en el mundo y que no quieres ver.

 Piensa todo lo que te he dicho.

 -          Esta noche, por ejemplo, he soñado que me juntaba con tres jóvenes, de cuando éramos jóvenes y uno estaba mal y habían llamado a una ambulancia y yo les he dicho, ya me quedo yo con él para ayudarle hasta que venga la ambulancia para curarle. Me he quedado ahí con él, pero la ambulancia no venía... no sé… unas cosas…

 Y tú que has hecho mientras esperabas?

               - estar con él.

 Tú estás evocando de ayudarle y de estar con ese chico y a través de tu mente se ha revivido algo que tú tuviste en tu corazón.

Uff, cuántas cosas, ¿no?

 Más preguntas?

-          a veces te encuentras con una persona y te resulta conocida, es que bajamos y volvemos juntos?

 No necesariamente; una persona que reconoces es que te recuerdas que la conoces. Ahora, cuidado! Porque tú la puedes conocer por muchos motivos; no significa que porque resulte que la conoces es la persona más abierta; has de sentir por qué la conoces.

Entiendes? Habrá personas con las que te encuentras porque hubo una unión y si te encuentras con ellas es porque hay cosas pendientes. Tendrás que sentir por qué las recuerdas.

 -          Lo digo honestamente. Lo que me asusta es que cuando uno está bastante despierto y con conciencia, hay un punto que cuando me voy a quedar dormida, soy consciente de a dónde voy y si me gusta o no. Qué está pasando? Y ese punto, si yo siento que no es claro, pacífico, sano y si siento que a donde voy no es sano, no esta conectado con la parte limpia- no sé si es trabajo o es para mostrarme en qué, pero es un submundo y no puedo…

 No, tú tienes que pedir todas las noches que tu Guardián te lleve a los mundos superiores.

 Eso que tú sientes son los espíritus del astral que te mandan sus ondas porque quieren que tengas miedo. Y tú, como sabes que hay peligro, prefieres no dormir a dormir, salir y enfrentarte con el peligro. Y lo primero que tienes que hacer es confiar y tener fuerza y dirigir tu viaje espiritual pidiendo la ayuda a tus Protectores de Luz, pidiendo que ellos te asistan en los momentos en que sales del cuerpo y te ayuden a elevarte e ir a los templos etéricos.

 Hay muchas veces que espíritus de otras vidas actúan interfiriendo en nuestras vidas; entonces, si tu entras en el pensamiento y en la vibración de esos seres, tienes que decir no y pedir la ayuda de tus Protectores de Luz; muchas veces es que dicen yo es que no soy negativo pero cuando tú dejas que una sensación de un ser negativo entre en tu interior, la piensas y la aceptas, estás vibrando con esas sensaciones.

 Cualquier sensación que llegue a ti, tú la observas, dices, yo no soy esto, yo vibro en la Luz, yo me conecto con la luz, yo entro en la luz para no entrar en esa vibración.

-          yo antes tenía miedo al quedarme en duermevela, pero ahora veo una luz y estoy despierta.

 En realidad el organismo precisaría entrar en un sueño profundo no más de 4 horas y cuando uno vuelve después de esas 4 horas, no está cansado, no precisa dormir más, no tiene que preocuparse. Ya descansó su cuerpo. Y por qué no se duerme? Tendrían que ver el motivo por el cual no se duermen; hay veces que se da un desajuste entre la vibración de dónde vienes y la que encuentras; hay otras veces porque tu cerebro tiene sensaciones del día anterior que no se han transformado o está alterado o preocupado y eso hace que no duermas.

 Uno tiene que acostumbrarse a relajarse, a tranquilizarse instantes antes de dormir, para que, después, cuando vuelva, vuelva con buena energía. Si estás tranquilo, no estás preocupado, vas a seguir en una especie de sueño oscilante.

 Cuantos más años tienes menos necesitas dormir. Cuanto menos ejercicio físico haces, menos tiempo necesitas  dormir. Las personas que quieran dormir más que hagan más tiempo ejercicio físico, porque entonces el cuerpo les pedirá dormir más. Si no haces un ejercicio físico muy fuerte, tu cuerpo no se agota mucho, no vas a tener necesidad de dormir tanto.

 Ahora, después de esas 4 horas es una oscilación del sueño. Si tu mente está muy alterada no es capaz de mantenerse en un nivel alfa, sales.

  Más preguntas?

 -          se pueden tener percepciones de que no estás solo?

 Nadie está solo en ninguna casa; nadie. Siempre hay espíritus en todas las casas, lo que pasa que cuando uno está conectado a la luz los espíritus son de luz.

 Pero tú no tienes de qué preocuparte. Por qué vas a tener miedo? No tendrías por qué tener miedo.

 -          tuve esas sensaciones y una era de una persona conocida (fallecida hace 5 años) y ahora me esta pasando con mi mujer pero no tengo sensación de miedo. Y otras veces es la sensación de que no estoy solo.

 Lo más probable es que esté esa persona.

 Y no tienes que tener ningún miedo.

 Tengan presente una cosa y es que en el mundo astral todos los espíritus van a todas partes y se acercan,  porque todo espíritu puede entrar en cualquier momento donde estén, sea el baño, la cocina, el dormitorio. No hay límites como aquí en el mundo físico que cierras la puerta y nadie pasa si no abres la puerta.

 Allá no hay límites, es otro mundo, no ha policías que se ocupen de que nadie entre en tu casa; nadie. El único que se preocupa eres tú mismo; es un mundo abierto donde todo está a la luz de todos.

Armonízate, medita, respétales y diles que siendo que están contigo, tu les tratas con respeto y ellos te respeten también; es decir, con respeto y amor y a  vivir tranquilamente, sin preocuparte. Si no, llama a tu Guardián; les he dicho, todos tienen su Guardián.

 Todos están aquí porque su Guardián les ha traído; por la noche le dices quiero que converses con los que hay en la casa, te entiendas con ellos para que vivamos en armonía y no me molesten.  De acuerdo?  

      Ante otra cuestión planteada, indica:

 Vive en la luz, medita y despreocúpate; a ti no te corresponde decidir lo que tú haces con la Luz. Todos los seres que están a tu alrededor, encarnados y desencarnados, vienen a iluminarse. Todos. Y tú despreocúpate si está bien o no, tú ocúpate de crear tu luz y tu armonía. Y vuelvo a decir, tienes tu Guardián, no te preocupes, despreocúpate, él está cerca de ti; aunque hayas otros espíritus. El tema es el siguiente: tú tienes miedo y comienzas a confundirte con la vibración que tienes a tu alrededor. Y eres tú misma la que te ofuscas- aunque tengas a tu Guardián- y entras en el miedo y en el pánico y se comienzan a desajustar todos tus sistemas emocionales.

 -          a veces percibo que me dan mensajes y les veo.

 No saben que todos vuelven a visitar a sus parientes? Todos los que se van, vuelven a visitar a sus parientes y les dan mensajes y sus parientes se enteran, aunque después se olvidan. Todos. Se hacen visibles para que sus parientes les vean y les dicen lo que quieren transmitirles. Todos los espíritus.

 -          pero si digo que los he visto… Uf

 Te dicen que estás loca. Si tuviéramos que escribir todos los que ven a un espíritu familiar y lo mandaran a un programa de televisión… no se pueden ni imaginar la cantidad de cartas que llegarían, que no se podrían ni leer. Es una pena que habiendo tantas personas que perciben, todavía haya tantas personas que viven para el dinero, para el éxito y para el placer. Es un absurdo, cuando hay tantas experiencias espirituales que les indican que existe en sus vidas algo Superior, una capacidad de Belleza y de Amor inimaginables, de Felicidad para vivir en su corazón.

 .

Y siguen ignorando y diciendo que hay que disfrutar que después de muerto, ya se verá. Evidentemente, hay que disfrutar, pero cono amor, con paz y creando luz; no creando oscuridad y dolor a tu alrededor.

 Más preguntas? No quieren saber más del mundo espiritual?


Pues otra cosa más les voy a decir: Todos los que están aquí presentes- todos-, mas hay alrededor de otros 20 más que tendrían que haber venido y no han venido- todos, se juntan en un templo espiritual en un templo etérico. Todos, en la noche, cuando duermen, se vana un templo eterico- todos los que están aquí, más otros 20 que no han  venido, porque no han querido hacer caso a lo que se ha dado desde arriba.

 Y ese templo eterico se encuentra  cerca de Zaragoza- antes del Moncayo. Es una montaña que está antes de llegar al Moncayo. En el Moncayo- quiero que sepan que hay una gran ciudad de luz. Pero el lugar donde vds. se untan es una montaña que hay antes del Moncayo.

 

(Habría que ir para comprobar cuál es)

 

Todos vds. se juntan en la noche,- tú también (el problema que tienes es que recuerdas mucho lo que vives por la noche, te queda muy impregnado en el cerebro y después no consigues desprenderte y sufres por lo que has vivido durante la noche. Pero eso se arregla muy fácilmente, cuando vayas a dormir, di a ti Guardián, mañana cuando me despierte no voy a recordar nada. Porque yo no quiero recordar nada porque quiero vivir la vida sin tener interferencias de lo que yo hago por la noche.

 Todos vds. son verdaderos servidores del mundo espiritual y salen por la noche; van a asistir a muchos espíritus que recogen y los llevan a  este hospital que hay en ese lugar donde se juntan. Todos, más otros 20. Para que sepan que si están aquí no es por casualidad, sino que hay una causalidad y motivo por el cual están aquí.

 

n  yo veo el astral pero no me impresiona nada.

 

Es porque tú ya estás preparada y tienes una fuerza y una luz que no permite que nada te interfiera.

 

Y hermana, si recordaras lo que hacías antes de nacer… te voy a poner un ejemplo: tú has sido una ermitaña durante muchas vidas. Te suena?

 

-          Me he visto de cura y creo que tuve una iluminación.

 

Has dedicado muchas vidas a servir a la gente y por eso tienes esa fuerza interior. No hay nada que tu tengas que no lo hayas conseguido con tu propio esfuerzo. Y te voy a decir otra cosa yo: fuiste un maestro esenio que viviste en Qum-Ram en la época de Jesús. Y la Sabiduría que tienes dentro es muy grande, me comprendes? Después, viniste a los Pirineos y fuiste un druida, fuiste un templario, fuiste un obispo (-sí, además sé cómo me llamaba). Es que nosotros sabemos todo.

 

Me despido hasta otro día.

 

 

Lar cuenta que se recoge todo y los espíritus que hay alrededor y se van yendo.

 

        Canalizado por Antonio Cerdán

PARA BAJAR EL ARCHIVO EN WORD HAZ CLICK AQUI

Vistas: 1574

Respuestas a esta discusión

MUY LINDO EL MENSAJE Y TODO LO QUE NOS DICE NOS LLENA DE ARMONIA, GRACIASSSSS

BENDICIONES DE LUZ.

gracias

QUE MARAVILLOSO!!!!!!

NOS VEREMOS ALLA.

NAMASTE.

RSS

Sobre

Notas

YO SOY... ANTONIO CERDAN

Antonio Cerdán Caparrós

CURRICULUM…

Continuar

Creada por ANTONIO CERDAN Jul 23, 2012 at 6:46am. Actualizada la última vez por E M A R Mar 16, 2016.

Última actividad

A OOLGA MIRTA KULMICHEL le gustó el grupo PLAN DE FORMACIÓN “CONTACTO CON SERES DE LAS 49 RAZAS Y CON LOS SERES DE LUZ” de E M A R
Hace 1 hora
A OOLGA MIRTA KULMICHEL le gustó el grupo FORMULAS NATURISTAS PARA SANACION de E M A R
Hace 1 hora
A OOLGA MIRTA KULMICHEL le gustó el grupo ASTROLOGIA Y ALGO MAS de E M A R
Hace 1 hora
Nimia comentó sobre la publicación en el blog 18/10 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de E M A R
Hace 5 horas
A Nimia le gustó el blog 18/10 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de E M A R
Hace 5 horas
FELISA RECIO comentó sobre la publicación en el blog LUNA LLENA DE ARIES, CRISIS, CAMBIOS Y REESTRUCTURACION por Clarita de E M A R
Hace 5 horas
Martha Cecilia FErnández Moncada comentó sobre la publicación en el blog LUNA LLENA DE ARIES, CRISIS, CAMBIOS Y REESTRUCTURACION por Clarita de E M A R
Hace 6 horas
A Martha Cecilia FErnández Moncada le gustó el blog LUNA LLENA DE ARIES, CRISIS, CAMBIOS Y REESTRUCTURACION por Clarita de E M A R
Hace 6 horas
A Enrique López Aldrete le gustó el blog LUNA LLENA DE ARIES, CRISIS, CAMBIOS Y REESTRUCTURACION por Clarita de E M A R
Hace 6 horas
Daisy Naquira comentó sobre la publicación en el blog LUNA LLENA DE ARIES, CRISIS, CAMBIOS Y REESTRUCTURACION por Clarita de E M A R
Hace 8 horas
A margarita beatriz lombardo le gustó el blog ECLIPSE 2/7 INFORME COMPLETO POR CLARITA de E M A R
Hace 9 horas
Entradas de blog de E M A R
Hace 9 horas
dora silvia alarcón torres compartió la entrada de blog de E M A R en Facebook
Hace 9 horas
Daisy Naquira comentó sobre la publicación en el blog 18/10 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de E M A R
Hace 9 horas
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog 18/10 MEDITACIÓN PARA ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN de E M A R
Hace 9 horas
Icono del perfilValentín Borrego Poyato, Mariana, yudith lilian gomez pereira y 3 más se unieron a ShekinahMerkaba
Hace 11 horas
Teresa Lama compartió la conversación de ANTONIO CERDAN en Facebook
ayer
A Miladis Reyes le gustó el blog HERENCIA DE ENFERMEDAD - KRYON de E M A R
Lunes
A Miladis Reyes le gustó el blog HERENCIA DE ENFERMEDAD - KRYON de E M A R
Lunes
A Xavier le gustó el perfil de Xavier
Viernes

© 2019   Creada por ANTONIO CERDAN.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio