¡Buenas noticias! ¡Estamos iniciando uno de los momentos más destacados del año! Toda esta semana contiene una energía muy especial y se presenta bajo la prometedora ventana cósmica de los milagros de Júpiter, Janucá.

Esta semana deben sembrarse muchas semillas importantes, ¡y de ninguna manera nos perderemos esta oportunidad! Es el momento de soñar más en grande de lo normal.

Al observar la carta mundial, en efecto descubrimos aspectos muy interesantes: siete planetas están en el alegre Sagitario, incluyendo a la Luna —la cual está completando su ciclo antes de entrar en el nuevo mes de Capricornio—, el ascendente de la carta está en el sensible Cáncer, y presten atención: ¡toda la carta está dividida en dos fuerzas iguales de agua y fuego! ¡La tierra y el aire no están presentes!

Neptuno está al frente esta semana debido a su poderosa posición, exactamente en el MC o Medio Cielo de la carta de la semana, junto a Quirón. Dios mío, ¡estamos buceando en aguas profundas! Hablemos del planeta Neptuno ya que en este momento posee mucho poder y discernimiento. El planeta entró en el signo de Piscis en 2011 y estará allí hasta el 2024. Se considera que Neptuno está “en casa” al estar en Piscis. Así pues, tanto Neptuno como Piscis están conectados con la mente inconsciente y el plano de lo invisible.

¡Desde ahora hasta el 2024 es tiempo suficiente para que la humanidad logre algún tipo de despertar espiritual!

Según la astrología kabbalística, Piscis y Sagitario son regidos por Júpiter, la estrella del mes. ¿Qué efecto produce eso?

Esta semana obtenemos una conexión mucho más poderosa con nuestro principal propósito de vida. Justo ahora el universo nos está motivando a buscar el significado más profundo de nuestra vida, entender y descifrar la razón detrás de muchos de nuestros comportamientos. En resumen, ¡estamos siendo psicoanalizados por el cosmos!

Puede que se pregunten: “¿Qué tiene eso de bueno?”. Pues, el cosmos nos guía a través de la meditación, imágenes intuitivas y otros métodos similares para acceder a otras dimensiones. Aquellos que vayan a encender las velas de Janucá, y también los que no, permítanse entrar en otro estado mental simplemente observando la llama de las velas. Tomar tiempo para detenerse y meditar es un gran paso hacia la obtención de la milagrosa energía que esta semana nos ofrece.

Con respecto a la dualidad de la carta de esta semana, la respuesta de los kabbalistas sin duda sería que toda la humanidad fue creada con dos Luces, dos energías distintas. La primera Luz es la que revelamos a diario; es la manera en la que somos ahora en nuestra vida, lo que hemos aprendido, logrado y asimilado. Esa es la llamada “Luz Interna” de una persona. La segunda Luz es la que en realidad nos interesa esta semana, la llamada “Luz Circundante”; literalmente, la Luz que nos envuelve. Esta Luz representa nuestro futuro ser potencial. Es la versión de nosotros mismos que estamos destinados a ser verdaderamente, la manifestación pura de nuestra alma.

Como la energía de esta semana consiste en revelar Luz, ¡debemos esforzarnos lo más que podamos para activar todos los aspectos cósmicos! Urano, la tormenta cósmica, nos ayuda en esto porque está en trígono con el Sol y Venus esta semana. Ha llegado el momento de ponernos a prueba con toda la fuerza del fuego de Sagitario. Esta semana, asciendan a la mejor versión de ustedes mismos. Pónganse en contacto con los demás, busquen maneras de ayudar, retribuir e involucrarse más profundamente. Hagamos llamadas, pongámonos en contacto con la gente, escribamos correos electrónicos, todo para alcanzar el potencial de nuestra Luz Circundante.

Esta semana, el cosmos está descargando una asombrosa energía de milagros. ¡Sin duda debemos recibirla! También les recomiendo que esta semana llamen a un amigo y le hablen de un nuevo compromiso que estén asumiendo para mejorar. ¡Quizá él también les hable de un compromiso que haya asumido! De ese modo, podemos ayudarnos entre nosotros a lograr esos cambios.

¡La bendición de esta semana es un nuevo par de lentes iluminados espiritualmente para ver nuestro mejor futuro!

¡Démonos prisa y aprovechemos todos los milagros!

¡Feliz Fiesta de las Luces!

Con amor,

Yael

es.kabbalah.com