"GRATITUD CONSTANTE" (III) - Conferencia del Maestro Beinsá Dunó

GRATITUD CONSTANTE

(III)

 

Conferencia del Maestro Beinsá Dunó, dada el 28 de agosto del año 1942, viernes, a las 5 de la mañana, Sofía – Izgrev.

 

            Reflexión sobre el versículo: “Dios es Amor”.

            ¿Qué representa el hombre? Si hablamos del hombre espiritual, lo característico para él es esto, que él pone todo a prueba, pero a él nadie le prueba. El hombre se interesa de muchas cosas, pero todas no son igualmente importantes, muchas de estas son secundarias. La única cosa que interesa al hombre es de qué depende su bien. Éste se determina por su bondad. Es un bien para el hombre que sea bueno. El hombre bueno no se preocupa ni se inquieta. El que se preocupa e inquieta, no es un hombre verdadero. Él es un agua agitada que constantemente se golpea en las costas; él es una roca que poco a poco va destruyéndose; él es una hoja seca que cae del árbol y comienza a pudrirse; él es ceniza del fogón. La gente se pregunta a dónde va a poner su agua impura, los trozos de la roca destruida, las hojas secas, como también y la ceniza del fogón, para que no les inquieten. A todas las cosas que inquietan al hombre le han sido puestos diferentes nombres.

            Cuando leéis el Antiguo Testamento, en muchos sitios encontráis que se habla del leproso. Hoy nosotros utilizamos esta palabra mas para un hombre leproso psíquicamente, puesto que físicamente esta enfermedad no es tan difundida como en el pasado. Con cualquier ropa que se viste el leproso, de nuevo leproso se queda, la ropa nada le aprovecha. Con cualquier idea que se adorne, cualquier sentimiento que se ponga en su corazón, nada le aprovechan. La lepra no es otra cosa sino la ingratitud del hombre. Él debe liberarse de esta, que se vuelva agradecido. ¿Por qué el hombre es ingrato? – Porque le falta algo. Cuando mira alrededor de sí, él ve que le faltan zapatos nuevos, ropa nueva, gorro nuevo, algún libro, y se vuelve ingrato.

            La gratitud debe entrar en el alma humana, como una necesidad, no solo por un momento, sino para siempre. Alegraos que la ingratitud no sea constante, sino que visita al hombre periódicamente y abre camino para la gratitud. Héroe es aquel que siempre es agradecido. El ingrato es parecido a carbones de piedras que se formaron hace miles de años de los árboles, cubiertos por las capas terrestres. Estos se han carbonizado parcial o plenamente. Nosotros los quemamos y nos aprovechamos de ellos como un combustible. Con el uso de los carbones, la humanidad se enfrenta a grandes dificultades y pruebas. Los carbones se han formado de árboles gigantescos antediluvianos, con grandes ambiciones y aspiraciones. Dios encerró estos seres en la tierra para que no levanten un ruido grande y preocupación. Sin embargo, por ignorancia, la gente les puso en libertad, y hoy en día estos les causan daños y dificultades mayores que en el pasado. No, los carbones de piedras fueron sacados de la tierra antes de tiempo. Deberían ser sacados más tarde – en la Época del Amor, cuando los seres que están encerrados en estos, tendrán la oportunidad de enderezar sus errores. Ahora no solo que no se les está ayudando, sino que los transformamos en cenizas. Ellos deben regresar hacia su vida primordial.

            ¿Qué cosas son valiosas: las vivas o éstas que pueden vivificarse y hacer un trabajo? El tren es valioso cuando se mueve, cuando resopla bajo la presión de la tensión acuática. Entonces este lleva pasajeros, mercancía, recorre un camino largo. El barco de vapor es valioso cuando se mueve. El maquinista conduce el tren, el capitán – el barco, y los obligan a hacer algún trabajo. Y el hombre es valioso cuando se mueve. Él puede moverse físicamente, cordialmente y mentalmente. No es importante en qué mundo ocurre el movimiento, lo importante es que las cosas se muevan. El movimiento las espiritualiza y las hace vivas. Si cesa el movimiento en todos los mundos, en todas partes llega la muerte. Tal como la máquina se dirige por alguien, así y el hombre debe tener un capitán que le dirija. El capitán de la maquina humana, según unos, es su espíritu, y según otros – su mente. Él supera todas las dificultades, desdichas y descontentos.

            Os deseo, que aún esta mañana, actuéis con el descontento según la ley del amor, que le digáis que se ha sentado sobre una silla ajena y que le deis la suya. El lugar, en el cual está sentado, es honorable, éste está determinado para el contento. Hasta ahora el descontento y la ingratitud han sido amos en la vida humana; desde ahora en adelante éstos se volverán siervos, y el contento y la gratitud – amos. Esto no significa que debéis coger la ingratitud y sacudirla. Si actuáis así, esto significa que vosotros la aplicáis. Lo contrario, agradeceréis a la ingratitud porque os ha dado lecciones valiosas en la vida, y actuaréis con ella por la ley de la gratitud. ¿Cómo debe actuarse? – Muchos ejemplos hay para esto, pero si el hombre no está listo internamente de superar el descontento y la ingratitud, los ejemplos no pueden aprovecharle. Muchos focos hay con los cuales el hombre puede servirse, pero y para estos él debe estar listo.

            Cuentan sobre un prestidigitador el siguiente ejemplo: Él tomaba 12 cuchillos y uno tras otro los clavaba en una tabla, a una distancia de 5-6 metros. Delante de la tabla había una mujer con los brazos extendidos a los lados. El prestidigitador dirigía el primer cuchillo hacia su oreja derecha, el cuarto – al lado del cuello, por uno y por el otro lado; el quinto y el sexto – por los dos lados de las piernas, etc. Así clavaba él los 12 cuchillos, pero tan exitosamente que ni uno de éstos tocaba el cuerpo vivo. Experiencia tenía él, pero no fue menor el mérito y de la mujer. Uno tras otro los cuchillos se clavaban alrededor de ella, sin que vibre un musculo de su rostro o de su cuerpo. Y los dos se distinguían por un gran autodominio. ¿No podéis y vosotros hacer así con la ingratitud? Ponedla sobre una tabla y clavad por todos sus lados cuchillos, sin tocarla, sin dañarla. Esto es arte – que liquides con algo sin amargarlo, ofenderlo o dañarlo.

            Un destacado escultor griego y un pintor destacado decidieron trabajar algo valioso, lo cual sacarían frente al mundo. El escultor trabajó unas uvas tan naturalmente, que engaño a las aves. Cuando se acercaban a éstas ellas trataban de picotearlas, pero inmediatamente se retiraban hacia atrás – su pico pegaba sobre una piedra. El pintor, pues, dibujo a una muchacha joven cubierta con un velo fino. Cuando llegó el escultor, él deseó ver a la muchacha bella y se acerco al cuadro con la intención de levantar el velo. ¿Qué lograron los dos maestros con su arte? El primero engaño a las aves, y el segundo – al hombre. En las uvas del escultor falta contenido. Las aves se posaban y regresaban engañadas, pero y el escultor quedó engañado por el cuadro de su amigo. Él pensaba que detrás del velo vería a la muchacha bella. Un maestro grande será aquel que pueda sacar detrás del velo la ingratitud y en vez de ésta poner la gratitud.

            Hoy en día toda la gente dice que debe amarse. Todos hablan del amor, pero sus cuadros son parecidos a las uvas que el escultor hizo, y al velo del pintor. Se posarán las aves sobre las uvas y regresarán sin haber probado de éstas. Llegará gente al velo, detrás del cual se esconde la muchacha bella, pero y a ella no la verán. El Amor viene solo de un lugar, y no de muchos lugares. Mientras viene de muchos lugares la gente hablará de él, pero al final todos morirán. Ahora, cuando te ama un hombre tú tienes que morir. Si tú le amas, él tiene que morir. Si amas una gallina, ésta muere; amas una manzana o una pera, y ésta muere; amas el dinero, y éste muere. Cualquier cosa que ama el hombre, sin falta tiene que morir. Cuando la muerte entra en el amor, esto muestra que la vida no se comprende como es debido.

            En la antigüedad, uno de los Maestros del Amor envió dos de sus discípulos al mundo para estudiar y predicar. Ellos cantaban y predicaban a la gente. Con su canción uno de los discípulos regocijaba a la gente; el otro no solo que los regocijaba, sino que abría sus corazones y los predisponía a dar, a comportamientos buenos con sus prójimos. De su canción los enfermos sanaban, los afligidos se olvidaban de su aflicción. Ahora y vosotros cantáis muchas canciones. Cantáis que podéis amar y querer, llegar a ser siervos de Dios. Os deseo que cuando cantéis os manifestéis así. ¿Qué sentido tiene el servicio, si no estáis contentos de la vida? El descontento muestra que no comprendéis el sentido profundo del servicio. Si el muchacho no sirve a su bien amada, y si la muchacha no sirve a su bien amado, el Amor no puede manifestarse entre ellos. Un amor sin servicio no es un amor verdadero. La primera cualidad del amor es el dar. No puede llamarse amor esto que no da nada de sí. No podéis llamar cariño a esto que no valora las manifestaciones del alma.

            El Amor y el Cariño son principios eternos de la Existencia. El Amor sale de Dios y trae Su vida a todos los seres, para que crezcan y se desarrollen, para que se alegren y gocen. Todos esperan esta vida, pero ella no puede manifestarse sin amor y sin gratitud. La gratitud trae la inmortalidad, y la ingratitud – la muerte. No se requiere mucho del hombre para ser inmortal. Si está siempre contento y agradecido, él ha adquirido ya la inmortalidad. Te ha robado alguien, agradece que te ha robado; ha dicho alguien palabras malas para ti – agradece; te has enfermado de algo – agradece. Estos son pasos de la vida por los cuales inevitablemente pasarás. Que el tiempo es lluvioso o ventoso – agradece; que tienes o no tienes ropas nuevas – agradece. Por todo agradece: y por el bien pequeño, y por el grande. Alguien te ha llamado animal – de nuevo agradece. Hay algo malo en la palabra “animal”. Lo malo se esconde en su ingratitud. Los animales parecen mansos, reconciliados con su posición, pero en realidad ellos son extremadamente descontentos e ingratos. Trata de acercarte a un animal cuando come. Éste inmediatamente dará una expresión de que está descontento de ti, no quiere que le inquietes. Los animales guardan esta regla unos hacia otros, tienen cuidado de no molestarse cuando comen. Si al buey se acera otro buey, el primero inmediatamente dirigirá sus cuernos hacia él y le dirá: ¿No ves que estoy comiendo? ¿Por qué me molestas? Y hasta hoy día los animales no han comprendido la vida que llevan en sí, pero y la gente todavía no la ha comprendido plenamente.

            Frecuentemente la gente se tropieza sola. Cada uno quiere saber lo que piensan los demás de él. Si es religioso, él quiere saber qué opinión tienen sus cercanos, si ama al Cristo y cómo es su amor. Si es mundano, él quiere saber si sus conocidos piensan que es científico, si es un hombre grande. Si queréis saber cómo es vuestro amor, ved lo que dirán los animales de vosotros. Viene un perro alrededor de vosotros, gira su cola. Él tiene hambre, quiere que le deis un poco de pan. Si le miráis y no le dais nada, él ya tiene una cierta opinión acerca de vuestro amor. Él dice: Este hombre no tiene corazón, no entra en mi situación. Sin embargo, si le dais pan, él comprende que tenéis amor. Cuanto más pan le dais, tanto más grande es vuestro amor. Las muchachas y los muchachos jóvenes se escriben cartas en las cuales derraman su amor. ¿Qué amor es éste que se escribe con tinta negra? El verdadero amor debe escribirse con los rayos de la luz y no con tinta negra. En el futuro así se van a escribir las cartas de amor. Cuando abrís una carta de amor debéis vestirse con rayos de luz, que comencéis a brillar. En tal caso, si en la carta se habla de manzanas y peras, en realidad las recibiréis. Aquello, sobre lo cual se habla en la carta, lo tendréis delante de vosotros. La cuestión no es que tengáis canastas enteras de manzanas y peras. Que tengáis una manzana, pero que corresponda a la realidad.

            La gente se interesa más por si puede ver a Dios y a Cristo. – De ellos depende. Cuando saquen la ingratitud fuera de sí e introduzcan la gratitud en su corazón, ellos verán y a Dios, y al Cristo. -¿Cómo? -En las manifestaciones del Amor. Se ha dicho que Dios es Amor. Por lo tanto, abre ampliamente tu corazón para que entre el calor Divino en él, que pruebes la alegría y el gozo Divinos. Abre tu mente ampliamente para que entre la luz Divina en él, para que endereces tu camino. Abre ampliamente tu alma para que entre la fuerza Divina en ella, que te haga valiente y decidido. El calor, la luz y la fuerza, esto es Dios, a Quien buscáis. Él vive en nuestras mentes, corazones y almas. Como sabéis esto, mirad con veneración a vuestra alma, como una vivienda de Dios; a vuestra mente – como un altar sagrado; y a vuestro corazón – como una habitación sagrada. Agradeced por la mente, por el corazón y por el alma que os han sido dadas. Agradeced y por la pobreza, y por las enfermedades que también os han sido dadas. Las enfermedades, los sufrimientos, la pobreza, representan las manifestaciones de Dios, Quien os coge con Sus manos y prueba vuestro amor. Vosotros os enfadáis, estáis descontentos, porque no sabéis que a través de éstos os indican el camino hacia el Amor. Agradecerás por todo: si estás enfermo, agradecerás; si estás sano, de nuevo agradecerás; cuando mueras, agradecerás; y cuando naces, de nuevo agradecerás. Hoy en día, cuando alguien nace, todos agradecen; cuando muere, todos están afligidos. Cuando viene la muerte, di: “¡Gracias que ha llegado el tiempo de morir!” ¿Hay algo temible en la muerte? Si mueres para salir de la prisión, tú adquieres tu libertad. Más temible es cuando naces en una prisión. Agradece, y en uno, y en el otro caso. Un héroe es aquel que agradece, y cuando muere, y cuando nace.  El hombre se prueba y a través de la muerte, y a través de la vida. Si no pasa y por las dos situaciones, él no puede comprender el Amor y el Cariño. Cuando el muchacho y la muchacha se enamoran, ellos deben dar algo de sí, negarse de algo, para que aprendan a servir uno a otro. Si el hombre piensa solo para sí, él se olvida de que debe servir a los demás. Si Dios sirve a todos los seres, y el hombre debe seguir Su ejemplo. Cristo dice: “Mi Padre trabaja, y yo trabajaré” (Evangelio de Juan 5:17 – n.d.t.). La gente quiere llegar a ser amo sin servir a los demás. Esto es imposible. Amo puede ser solo aquél que ha aprendido a servir. Hoy en día la gente aprende a servir. ¿Si el Amo más grande, Quien ha creado el mundo, sirve, qué queda para aquel que nada ha creado? Por eso cada hombre debe desear internamente llegar a ser siervo, servir al Amor. El trabajo es servicio, aún así muchos no están contentos de su trabajo. Ellos dicen: “Este trabajo no nos conviene, no es para nosotros”. Sócrates era un barrendero en Atenas. Cuando le preguntaron por qué barría, él respondió: Estoy aprendiendo a trabajar, a barrer todo lo impuro en mi”. Él quería mostrar que el hombre puede estar agradecido por todo. Al mismo tiempo él comprobó que el hombre puede estar agradecido y de la mujer mala, por eso se casó con Jantipa, conocida por su carácter malo. De cualquier manera que se portaba con él, él siempre agradecía. Ella le cogía del pelo, sacudía su cabeza, pero él tranquilamente respondía: “Gracias porque sacudes mi cabeza para que piense mejor”. Cuando le daba por la espalda, él decía: “Gracias porque sacudes el polvo de mis ropas”. A través de Jantipa, él trabajó en sí una gran filosofía sobre la vida, y decía: “Gracias a Jantipa yo llegué a ser filósofo”.

            La ingratitud debe transformarse en gratitud. Si el hombre no puede hacer esto, ninguna otra cosa puede lograr. No hay cosa más grande en la vida que esto, que estés agradecido. La gratitud abre el camino del Amor. ¿Pensáis que aquel que os ama puede haceros un mal? El mal se debe a la ingratitud. Para el agradecido y para el amoroso se ha dicho que ojo no vio y oído no oyó esto, lo que Dios ha preparado para ellos.

            La gente contemporánea habla del Amor, se quieren, pero aún así constantemente se pelean. ¿Por qué? – Porque ellos no quieren a Dios en el hombre, sino a sí mismos. Alguien quiere a un hombre e inmediatamente entra en él. Si entra en él, él quiere primero a sí mismo en su bien amado y empieza a elogiarle y a admirarle. En realidad, él quiere a sí mismo. Cuando salga de él, él ya ve sus errores y se asombra de cómo ha podido quererle. Mientras los bien amados entran uno en otro, ellos se quieren, pero comienzan a imponerse quién a quién servirá. Si uno de ellos cede y acepta ser siervo, ellos viven bien hasta un punto, se ponen de acuerdo. Sin embargo, si nadie cede, ellos salen fuera y comienza la guerra entre ellos. He aquí por qué, cuando encuentras a un hombre, ama a Dios en él y no al hombre, y di: “Señor, estoy listo de servirte, porque Tú introdujiste la vida en mi. Te agradezco por todo lo que has hecho por mí”. Entonces oirás la voz silenciosa del Señor: “Entra en el Reino del Amor y sé bienaventurado”. Esto significa que Dios goza en el hombre, y que el hombre se alegre y tenga paz interna.

            La gente contemporánea se enamora y desenamora. ¿Por qué ocurre esto? – Porque cada hombre entra en su bien amado solo, sin el Señor. Por eso digo: Cuando amas a alguien, entra en él junto con el Señor, no entres solo. Cuando te ama alguien, y él debe entrar en ti junto con el Señor. El que entra en el hombre solo, sin el Señor, él no lleva el Amor. Si entras en algún lugar sin amor, tú traes infelicidad para este hogar. El mundo que ahora se está creando, es un mundo del Amor. Si entras en este mundo, el Amor debe ser tu compañero de camino. Lo que piensas, lo que sientes, todo debe ser dictado por el Amor. De cualquier manera que actúes, todo debe ser escrito con la mano del Amor. Esto se os puede ver extraño – no significa nada. Las cosas extrañas son agradables. Si alguien te canta una canción y tú no deseas oírla una segunda vez, esto muestra que ésta no fue cantada con amor. Si te la cantan con amor, tú desearás oírla y una segunda, y una tercera vez. Si una canción no crece como el árbol, y si no madura como la fruta, no es verdadera, o sea, no trae el Amor. Si un pensamiento no crece y no madura, no es un pensamiento recto. El pensamiento recto es un capital con el cual el hombre siempre puede contar. Si dice alguien que ha envejecido y que nada puede lograr, él no piensa recto. El pensamiento recto sobreentiende vida eterna. El hombre vive eternamente, desvistiendo su ropa vieja y vistiendo una nueva. Está dicho en la Escritura: “Y fue reunido Abraham con sus padres” (Génesis 25:8 – n.d.t.). No está dicho que Abraham envejeció y se reunió con la gente vieja. Cristo dice: “Si no os volvéis como los niños pequeños, no podéis entrar en el Reino de Dios” (Evangelio de Marcos 10:15 – n.d.t.). Entonces, en aquel mundo no se habla de vejez. Ahí hay sabios, y no gente vieja. Este versículo puede traducirse en el sentido siguiente: Si la gratitud no entra en tu corazón, no puedes entrar en el Reino de Dios. La gratitud guía hacia el Amor. Sin la gratitud no puedes encontrar el camino hacia el Amor. Aprended a agradecer por todo. Y cuando os ofenden, y cuando os elogian, igualmente agradeced. La cuestión no es que agradezcáis mecánicamente, sino conscientemente, transformando la amargura en dulzura. Cada hombre está en el frente, su jefe le ordena y él debe cumplir. – ¿Hasta cuándo seguirá esta subordinación? – Hasta que el hombre llegue a aquella disciplina interna dentro de sí mismo, hasta que adquiera autodominio completo, que llegue a ser amo de sí mismo.

            La gente contemporánea sufre porque no comprende esto lo que ocurre dentro del mundo. Externamente ellos lo comprenden, pero internamente todavía no lo han comprendido. Externamente el mundo está bien ordenado. El orden y el arreglo externos son buenos: en todas partes hay casas, fábricas, talleres, vías de tren, barcos de vapor, aeroplanos. Vehículos hay en todas partes. Externamente la vida es facilitada, pero ya es tiempo de que se ponga orden y arreglo interno, que se arregle y la vida interna de la gente. Lo Divino trae el orden y el arreglo interno en toda la gente, en todos los hogares, sociedades y pueblos. El orden interno hará a la gente alegre y gozosa. Cada rostro estará sonriente. Y entonces, cuanto pan pongáis en la mesa, no vais a disculparse de que es poco, sino que agradeceréis y por éste. Tantas frutas como pongáis en la mesa, agradeceréis y por éstas. No vais a decir que alguien os ha dado solo una cereza, sino que agradeceréis y por ésta. Solo una manzana que tengáis, agradeced y por ésta. Si no agradecéis por lo poco, y esto os será quitado.

            Un santo emprendió para el Cielo, para encontrarse con el Señor, para darle una cuenta de sus obras. En su camino encontró a un hombre rico, el cual le preguntó a dónde va. -Al Señor. -Por favor, dile que estoy harto de la riqueza, quiero liberarme de ésta. Si no me libera, descenderé al fondo del infierno y me perderé. Más adelante el santo vio a un hombre desnudo, enterrado en la arena. -¿Qué haces aquí? – le preguntó él. -¿Qué hago? Estoy recostado y me quejo de mi situación. Ya estoy harto de esta pobreza. Tú eres un hombre santo, di, por favor, al Señor, que me libere de la pobreza y de esta desnudez. El santo se fue al Señor, terminó su trabajo, y al regresar de nuevo pasó por el mismo camino. Primero vio al pobre y luego al rico. Él dijo al pobre: Dios te aconseja que agradezcas por la pobreza y la desnudez en la cual te encuentras. Solo a través de la gratitud te vas a liberar de la pobreza. -¡Esto es imposible! – respondió el pobre. Si no puedes agradecer por la pobreza, ésta nunca te abandonará. Luego el santo pasó al lado del rico y le dijo: Para que te liberes de la riqueza, Dios te aconseja que murmures, que manifiestes descontento de que eres rico. -¡Esto es imposible! – respondió el rico. -Si es imposible, llevarás tu riqueza y gemirás bajo su tortura.

            Y así, el que agradece por todo lo que le es dado, es rico. El que no puede agradecer y constantemente murmura, es pobre. La gratitud se apoya sobre tres cosas: bondad, razonabilidad y justicia. Donde están el bien, la razonabilidad y la justicia, ahí está el Amor. Donde están ausentes el bien, la razonabilidad y la justicia, ahí ningún Amor existe.  Ahí está el orden humano temporal de las cosas. Por eso está dicho en la Escritura: “Constantemente agradeced”. Diréis que todavía no ha llegado el tiempo para el orden Divino. No solo que ha llegado, sino que la mayoría ha tardado, deben aumentar el tempo de su marcha.

            Muchos preguntan en qué hay que creer, cuál credo es el más recto. La cuestión no es para esto. Cada uno debe preguntarse si agradece por todo lo que le es dado. Si toda la gente agradece por esto lo que Dios les ha dado, ellos se van a comprender. Su credo es recto, ellos creen en un mismo Dios. Si la gente constantemente agradece, muchas cosas se les darán, y muchos secretos se les descubrirán. Sin embargo, si mantienen tan solo una ingratitud en su corazón, ellos solos se tropiezan. Sed agradecidos por todo, para que se os dé aquello de lo cual vuestra alma necesita. Si los pelos de vuestra cabeza caen o no caen, de nuevo agradeced. Cada pelo es una ley. Cuando os conectáis con estas leyes, debéis aplicarlas. Si no las aplicáis nada se logra. Alguien toma un pelo de su amado, se alegra de él, lo tiene como un recuerdo. Cuando se decepcione de él tira el pelo. Para que no venga a decepcionarse, él debe aplicar la ley que está conectada con el pelo. Introduce el bien, la razonabilidad y la justicia en tu alma, para que apliques las leyes Divinas.

            Los pelos Divinos son las leyes de la Existencia. Estos son los rayos del Sol por los cuales constantemente tienes que agradecer. Cada rayo debe utilizarse razonablemente.

            Hay rayos específicos del Amor Divino que alimentan y desarrollan la mente. Hay rayos específicos del Amor Divino que alimentan el corazón y lo hacen potente. Hay rayos específicos del Amor Divino que alimentan el alma.

            Puesto que hoy es viernes – el día del Amor –, os deseo que los Rayos del Amor Divino alimenten vuestra mente, corazón y alma, no solo un día, sino para tiempos eternos.

            Os deseo que constantemente agradezcáis por estos rayos.

            Sirvan al Señor con amor, sírvanle con sabiduría, sírvanle con verdad, para que tengáis vida, luz y libertad dentro de sí.  

Vistas: 135

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ShekinahMerkaba para agregar comentarios!

Únete a ShekinahMerkaba

Sobre

Notas

YO SOY... ANTONIO CERDAN

Antonio Cerdán Caparrós

CURRICULUM

 

 …

Continuar

Creada por ANTONIO CERDAN Jul 23, 2012 at 6:46am. Actualizada la última vez por E M A R Mar 16, 2016.

Última actividad

A margarita beatriz lombardo le gustó el blog TODOS LOS LUNES MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS (nuevo horario España) de E M A R
Hace 13 horas
A margarita beatriz lombardo le gustó el blog TODOS LOS LUNES MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS (nuevo horario España) de E M A R
Hace 13 horas
A Meggy Gruber le gustó el blog TODOS LOS LUNES MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS (nuevo horario España) de E M A R
ayer
A Miladis Altagracia Reyes Gomez le gustó el grupo ANGELES Y ELEMENTALES de E M A R
Miércoles
A Johanna le gustó el blog Atlántida - Alquimia y Física de los Cristales Phi - Metatrón de E M A R
Jul 27
A Johanna le gustó el blog Atlántida - Alquimia y Física de los Cristales Phi - Metatrón de E M A R
Jul 27
Johanna ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Jul 27
A Bego le gustó la conversación 24 LIBROS DE RAMIRO A. CALLE de Indra Azamar
Jul 25
Bego ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Jul 25
Yolanda tozo ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Jul 23
Marilar Bernat publicó un evento

Meditacion del MERKABAH CIUDADES HUMANAS FUTURAS a las Sala on Line

julio 26, 2021 de 8:30pm a 9pm
Jul 21
Entrada de blog de Marilar Bernat
Jul 21
FELISA RECIO comentó sobre la publicación en el blog TODOS LOS LUNES MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS (nuevo horario España) de E M A R
Jul 19
A Victoria R. le gustó el grupo BIBLIOTECA DE LUZ de ANTONIO CERDAN
Jul 18
A Victoria R. le gustó el grupo ACTIVACIONES DE SANACIÓN de Marilar Bernat
Jul 18
Victoria R. ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Jul 18
Paca se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Jul 18
Paca se unió al grupo de Marilar Bernat
Jul 18
Teresa Villani Loseto comentó sobre el grupo ACTIVACIONES DE SANACIÓN de Marilar Bernat
Jul 13
Teresa Villani Loseto se unió al grupo de Marilar Bernat
Jul 13

© 2021   Creada por ANTONIO CERDAN.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio