"LA MUJER ENCORVADA" - Conferencia del Maestro Beinsá Dunó

LA MUJER ENCONRVADA

 

Conferencia dominical del Maestro Beinsá Dunó, dada el 8 de junio del 1919.

 

                “Y puso sus manos sobre ella; y en esa misma hora se enderezó la mujer y glorificaba a Dios”. (Evangelio de Lucas 13:13)

 

                La primera posición en la vida es que se presente la verdad en su forma real. Hay verdades reales y distraídas, o positivas y negativas. Si os movéis por el tubo del termómetro Celsius, desde abajo hacia arriba, como aumenta la temperatura, vosotros tendréis una verdad positiva, pero si os movéis desde arriba hacia abajo, tendréis una verdad negativa. En el primer caso el calor aumentará, y en el segundo caso disminuirá. Diréis: ¿Qué hay de esto si aumenta o disminuye el calor? – Esta cosa es de un significado grande. En la Naturaleza, solo a través del calor se producen todos los vegetales y todos los árboles fructíferos. Esta ley es cierta y para la mente y el corazón humano. La palabra “calor” la traduzco con la palabra “sentimientos nobles”. Los pensamientos, los sentimientos y las acciones más nobles nacen del calor.

                Vais a preguntarme: ¿Qué correlación tiene esto de que Cristo ha puesto sus manos sobre esta mujer? – La mujer es una base en el mundo. El mundo no puede existir sin mujeres. Si pudiera el mundo sin mujeres, el Señor no las hubiera creado. Algunos van a objetarme que el Señor ha hecho primeramente a Adán. Sí, pero ¿qué Adán? ¿El que fue hecho de barro? El Señor creó al género masculino y femenino juntos. El género masculino y femenino sobreentienden una contrariedad en el mundo, pero y esta discordia es una ciencia magna. Cristo quería poner a esta mujer a su altura. Esta mujer era encorvada. ¿Qué significa la curvatura? Ella estaba encorvada por pensamientos, sentimientos y acciones. Sobre esta mujer Cristo puso sus manos. Las manos significan lo magno y lo superior en el mundo. El hombre contemporáneo sufre de falta de voluntad, y un hombre sin voluntad no es hombre. Probablemente todos me van a objetar que tienen voluntad. Desearía daros una pequeña tarea para que probéis vuestra voluntad. Os voy a dar un kilo de carga para levantarlo de la tierra. Diréis: ¿Cómo no vamos a poder levantar un kilo? Sí, en el momento dado vosotros podéis levantarlo, pero en otro momento – no podéis. ¿Cómo levantaréis este kilogramo si éste está calentado hasta mil grados? No solo vosotros, sino que ningún hombre podría levantarlo, e incluso permaneceréis a 10 metros de distancia de éste. Así que – aplicaré esta regla – entre un kilogramo que y los niños pueden levantar, y un kilogramo que y todo el mundo no puede levantar hay una diferencia grande. Si a ti cada uno puede levantarte, esto muestra que no tienes en ti voluntad, fuerza.

                Leemos que Cristo impuso sus manos sobre esta mujer encorvada y ella se enderezó. Pregunto: ¿Podéis vosotros poner vuestras manos sobre vuestra mente encorvada, sobre vuestro corazón encorvado y arreglarlos?  Vais a responderme: “Nuestros corazones y mentes son rectos”. No, vuestros corazones y mentes no son rectos. De todos los clérigos, ministros, maestros y otros, los corazones y las mentes están encorvados. Diréis: “¿Por qué nos ofendes?” No os ofendo, pero hablo una verdad positiva, para que se eviten las ilusiones de que somos algo, cuando en realidad no es así. En el versículo leído hay y otra correlación psicológica. Cristo puso sus manos sobre esta mujer, para que se levantara y glorificara a Dios. Decidme: ¿Cuántas veces la madre tiene que poner sus manos sobe su niño, que le bañe, para que pueda él enderezarse y caminar? ¿Si las madres no hacían esto, hubieran sus niños empezado a caminar? Vuestros niños son mujeres encorvadas, y por eso cada día tenéis que imponer vuestras manos sobre ellos y bañarlos. ¿Sabéis qué significa este baño? Cuán simple verdad es el baño, pero ninguno de los científicos contemporáneos puede solucionarla. La gente contemporánea se parece a aquel filósofo griego que quería estudiar el mundo y miraba solo hacia arriba. Cuando caminaba por el camino se cayó en un hoyo. Salió el filósofo del hoyo, pero se enfadó y comenzó a gritar, enfadándose con la gente que puso en su camino tales obstáculos. Se tranquilizó y siguió más adelante su camino, sin embargo, para un asombro suyo todavía mayor, cayó de nuevo en otro hoyo. Esta vez él todavía más se enfadó y comenzó a gritar contra la gente que le estaba poniendo obstáculos en el camino, para que no pudiera encontrar la verdad. No señor, cuando buscas la verdad, tienes que mirar delante de ti, y no hacia arriba. Todos los chulos y damas contemporaneas miran siempre hacia arriba. Váyanse a los campos y ved hacia dónde miran las espigas vacías y hacia dónde miran las espigas llenas. Todas las espigas vacías miran siempre hacia arriba. Si el labrador viera que todas las espigas están levantadas hacia arriba, él se hubiera desesperado. Si ve las espigas con cabezas inclinadas, dirá: “¡Gloria a Dios! Desearía que todas estéis inclinadas”.

                Cristo vio a la mujer encorvada y por la misma ley impuso sus manos sobre ella; ella se levantó y comenzó a glorificar a Dios. Algunos preguntarán: “¿Por qué tenemos que glorificar a Dios?” Yo no os hablo de que glorifiquéis a aquel Señor, en cuyo nombre suceden ahora todas las discordias, y las iglesias desde hace 2000 años le sirven; no os hablo de ese Señor a quien los países sirven, el dios de la guerra. No niego que ellos son dioses, pero dioses para sí mismos, y no para la humanidad. Pero yo os hablo de un Señor que vosotros podéis encontrar en todas partes, que está en vosotros, en el Cual vivís, os movéis y sentís. Este Señor no es de países y de partidos. A Él yo le llamo el Dios de los sufrientes, de los encorvados en el mundo.

                Estos de vosotros que habéis estudiado el teorema de Pitágoras, sabéis que éste dice: El cuadrado, construido sobre la hipotenusa de un triángulo dado, es igual a la suma de los cuadrados, construidos sobre dos catetos del mismo triángulo, o sea, el espacio que se incluye en el cuadrado, construido sobre la hipotenusa, es igual al espacio que se incluye en los demás dos cuadrados. Así que la mujer sobre la cual Cristo extendió sus manos, representa la hipotenusa sobre la cual fue construido el cuadrado, o sea, la zona neutral que divide el cuadrado en dos triángulos. Así utilizadas la geometría y las matemáticas, se encontrará una cierta correlación entre ellos en la vida. Para que se cure el hombre, que se curen su mente, corazón y voluntad, debemos tener por lo menos tres condiciones. No se puede curar a un hombre cuyos pulmones, cerebro y estómago están estropeados. Vais a objetarme: “¿Pues cómo ha curado Cristo tantos enfermos, y además de diferentes enfermedades?” – Cristo ha curado solo a esta gente que tenía ciertos obstáculos en su vida, pero sus pulmones, estómago y cerebro estaban a su sitio. Yo tomo el estómago como emblema de la vida física, los pulmones como emblema de la vida mental, y el cerebro – de la vida espiritual del hombre. Por lo tanto, si no estáis conectados con las fuerzas de estos tres mundos, vuestra curvatura no se puede arreglar. Para que se pueda levantar el niño, sobre el cual la madre impone sus manos, debe tener y él este deseo, debe tener cierto pensamiento. Esta analogía se refiere y a los diferentes pueblos. Cada pueblo es parecido a un niño. Para un pueblo dicen que es joven, y para otro, que es viejo. Si un pueblo es joven, entonces su madre largo tiempo tiene que bañarlo en la tina e imponer sus manos sobre éste, hasta que comience a caminar. En esto, os es conocido que el niño que camina por primera vez pasa por muchas peripecias; hay muchas caídas, levantamientos, pero esto no significa nada. Vais a preguntarme: “¿Qué correlación tiene este versículo hacia la vida da hoy?” – El Sol proyecta sus rayos cada día sobre nosotros, éstas son las manos Divinas. ¿Pero qué se esconde en éstas? Cristo cada mañana proyecta sus manos a través de estos rayos. Si vuestro cerebro, estómago y pulmones están sanos, vuestra curvatura sin falta se va a enderezar. Vais a objetarme que esto no está en acuerdo con la iglesia. ¿Qué iglesia? ¿La que la gente ha formado, o la que Dios ha creado? Si es la iglesia de Dios, esta es la Naturaleza. Y en su símbolo yo creo. Y aquellos que quieren pasar examen para sacerdotes, obispos, deben pasarlo de tal manera que cuando impongan sus manos sobre una mujer encorvada, que se arregle su curvatura. ¿Cuántos tales sacerdotes y obispos hay en Bulgaria? He aquí, ya pasaron 2000 años después de Cristo, y qué tipo de obispos y predicadores no vinieron, pero la curvatura de toda la humanidad y del pueblo búlgaro en particular, permanece. ¿Por qué? Porque ellos no creen en esto lo que Cristo les enseñaba. He conversado con muchas personas mundanas y he observado que ellos son más receptivos a las verdades magnas, que algunos espirituales. Esto no es un juicio o un reproche. Si vuestro maestro os da una tarea para solucionarla, y vosotros no podéis solucionarla correctamente, el maestro dice que la tarea no está solucionada. ¿Pero cómo así, señor maestro, yo me afanaba tanto hasta solucionarla? Todo lo demás puede ser así, pero la tarea no está solucionada. Como no logran éxito con esto, empiezan a llevar flores, dinero y otras cosas al maestro, pero la tarea queda de nuevo no solucionada. No, sabed que las escuelas, los bachilleratos, la universidad, están basados sobre conocimientos, y no para soborno. Miro, toda la gente contemporánea lleva velas a las iglesias, las encienden, pero la tarea queda de nuevo no solucionada. Tú puedes ser un rey, pero tu alma, corazón y voluntad quedan encorvados. A tal hombre digo: Tú nada vas a hacer en el mundo y siempre serás un esclavo de las condiciones en las cuales vives. La gente contemporánea se justifica con las condiciones, que éstas eran pesadas, desfavorables. Si pongo a un hombre en un edificio bonito y le creo todas las mejores condiciones para trabajar, y él luego introduce toda la basura desde afuera en la habitación, ¿qué ocurrirá con estas condiciones buenas que se le dieron? Tal hombre se va aquejar de las condiciones malas de su vida, ¿pero quién las creó? – Él mismo. ¿Qué tiene que hacer? – Cambiarlas, pero no que derrumbe la casa sino que la limpie. Si no guardas las buenas condiciones que se te dan, tú te parecerás a aquellos grajitos, que después de manchar su nido, empezaron a rogar a su madre para que se traslade a otro nido, porque éste era muy impuro. La madre les preguntó: “¿Pero vendréis y vosotros al nuevo nido? – Por supuesto. – Entonces vosotros y al nuevo nido mancharéis”. Os voy a transmitir un ejemplo parecido sobre el lobo. Un lobo se fue a quejar con la zorra de que la gente era muy mala, porque constantemente le perseguía. “Iré a otra gente, buena, noble” dijo él. La zorra le preguntó: “¿Pero cogerás tus dientes? – Por supuesto, ¿se puede sin dientes? – Entonces y esta gente te perseguirá. El hombre debe comprender la ley básica según la cual se pone cada cosa a su sitio. Si tienes dientes, debes saber cómo utilizarlos. Con esto Cristo quería mostrar que toda la gente que cree en Él debe tener voluntad para enderezar su vida. Zhena (que en búlgaro significa mujer – n.d.t.), del sánscrito “zeo”, en búlgaro significa “zhivot” (vida – n.d.t.). La vida de esta mujer se hizo encorvada, pero para que se corrija ésta, la voluntad Divina tiene que dirigirla en esta dirección, que se manifieste razonablemente. ¿Cómo se manifestaría la Vida Divina? – Un error grande es esto, de pensar que mucho sabéis. No niego que tenéis conocimientos, pero os preguntaría, como habéis estudiado álgebra, geometría, ¿para qué os serviríais con estas fórmulas? Observo libros de álgebra, de geometría, y veo qué magnas verdades están escondidas en estas fórmulas, pero éstas quedan incomprendidas en su sentido profundo, y para maestros y para alumnos. Estas semillas no están sembradas todavía en la ciencia. En nosotros hay una apatía hacia la Verdad profunda. Hay solo una creencia mecánica: nosotros esperamos que venga Dios, para que Él lo arregle todo, que Él nos enseñe todo, sin sentarnos nosotros mismos a trabajar y a explorar. Así nosotros nos parecemos a aquel hijo rico, que heredó una gran fortuna de su padre. Andaba él por conciertos, bailes, se paseaba de ciudad en ciudad, rodeó todos los lugares más notables en el mundo, y cuando regresó, finalmente dijo: “No hay ningún sentido en esta vida”. Tal hombre, que como un turista rodea las ciudades y recoge conocimientos en la escuela, sin aplicarlos, yo le considero como un mendigo que va con su bolsa de casa en casa para recoger limosnas y acumularlas en un lugar. En esto, en alguna parte le aceptan bien, y en otra le regañan, hasta que en él se mate todo pundonor. Esta es una degeneración del hombre. Cada uno que espera de los demás, se va a degenerar. En la Escritura se dice: “Cree, espera y llama”, y esto significa – ten voluntad. Que manifiestes voluntad significa contraponerte a todo el mundo si está en contra de tus convicciones, que tú has verificado y quieres que sean aceptadas. Pueden decirte que es estúpido perseverar en esto, pero si tienes voluntad, tú no te negarás de ninguna manera. Dirás: “Creo” y nada más. Diréis que es estúpido que crea el hombre. A lo mejor, pero yo no he encontrado a un hombre que no crea, solo que algunos piensan que no creen, o sea, tienen solo reflejo de la fe dentro de sí, descienden hacia abajo y pierden su calor. Algunos creen que perderán su vida, que su mujer es mala, que nada va a salir de ellos, etc. Esto no es conocimiento, sino solo creencias. Si decís que tenéis conocimientos, os preguntaría: ¿Por qué os hablo sobre este versículo? Responderéis: “Suponemos, creemos”. Os pareceréis a aquellos campesinos, a los cuales un sacerdote salió a predicar y les preguntó: “¿Hermanos, sabéis lo que os voy a hablar? – No sabemos. – Eh, como no sabéis no hay porqué hablarles. –No, ¡sabemos, sabemos! – Eh, como sabéis, entonces no hay porqué hablarles”. Yo no pongo así la cuestión, sino que clasifico a los cristianos en tales los que tienen un centro común y los que no tienen, o sea, en tales que se mueven por círculos correctos, y en tales que se mueven por líneas encorvadas, hiperbólicas. Alguna cometa se muestra en el espacio, se acerca al Sol y luego desaparece. ¿Por qué se ha proyectado este cometa en el mundo? Si algún hombre quiere desde lejos saludaros, echaros un cañón de distancia larga, alguna granada, él tiene para esto alguna meta. Yo considero que los cometas salen de su lugar con la meta de saludar al Sol; pasan cerca del mundo, y alguna vez se estrellan y luego de nuevo se van al espacio. Cada cometa tiene una misión exactamente determinada y su aparición puede observarse desde el punto de vista físico, astrológico o espiritual. Primero hay que observar su movimiento, por qué ha venido, etc. Así y muchos de vosotros son cometas que después de miles de años se perderán en el espacio. Vosotros aparecéis y no os movéis en círculo, sino en hipérbola; os movéis fuera del espacio, cambiando vuestro lugar, hasta que venga algún otro planeta para cambiar vuestro centro y poneros en círculo.

                Cristo vino para cambiar esta hipérbola en círculo y poneros en el centro, cambiar vuestro camino. Así Cristo cambió la órbita de esta mujer. Como sucedió, ella se encontró en un mundo sabio, comenzó a glorificar a Dios, o sea, a estudiar y a comprender su vida. Su posición es como la de un hombre sacado de una prisión y puesto en los lugares más bonitos de la Naturaleza, para alegrarse de las fuentes puras; para saborear de sus frutos más bonitos y para disfrutar de sus preciosidades inenarrables. Para enderezar nuestra vida, a nosotros nos es necesaria una ciencia Divina positiva. Muchos de vosotros, como me escucháis, se animan y dicen: “Todo podemos hacerlo para corregir nuestra vida”. Hasta el final de la semana, sin embargo, este ánimo pasa y vosotros os decís: “No, no podemos hacer esta cosa”. Pues vosotros, es poco probable que hayáis investigado esta cuestión como se debe. No hay cuestión, sea cual sea esta, desde el punto de vista social o espiritual, que no haya investigado. Lo comprendo por forma, por contenido y por sentido, como por la acción de la Voluntad Divina y por la acción del Espíritu Divino. Yo comprendo por voluntad y por espíritu a este cuerpo Divino que en el mundo no cambia, o sea, aquellas ideas que son inmutables, que existen eternamente, y las acciones por las cuales el mundo se edifica, – este cuerpo Divino en el cual la Voluntad se manifiesta. Bajo espíritu, comprendo el alma Divina. De esta alma Divina proviene esto lo que llamamos Amor. El Espíritu da a luz al Amor, porque el Amor es fruto de este Espíritu. En el Idioma búlgaro, la palabra espíritu (duj – n.d.t.) proviene de soplo de viento (“soplo”=”dújane” – n.d.t.), pero con esto casi está perdido el sentido de esta palabra. El espíritu es aquel inicio razonable superior, a través del cual, en contacto con él, sin falta comprenderéis el sentido de la vida y comenzaréis a vivir de acuerdo a todas sus reglas. La ciencia contemporánea explica la causa de todas las anomalías en la vida. La primera causa se debe al alimento no natural que ponéis en vuestro estómago. Dios ha hecho al hombre para alimentarse con frutas, y vosotros coméis carne. El alimento carnívoro ha introducido tales venenos en vuestro organismo que hoy en día este representa una suma de impurezas. Esto lo comprueba y la ciencia misma. Si hubierais tenido un olfato inmaculado, vosotros hubierais permanecido lejos uno de otro, – tal hediondez emana de aquellos que comen carne. Cuando me dice alguien que está enfermo, la primera condición para el mejoramiento es cambiar su alimento. Diréis: “¿Pues con qué nos alimentaremos? – Con frutas. – Son caras.” En primer lugar tenéis que cambiar las condiciones de vuestra vida. ¿Aceptáis que hay un Señor que ha creado todo en el mundo, estáis listos de sacrificar todo por Él?  Este Magno Médico que está dentro de vosotros y de Quien los médicos contemporáneos son asistentes, dice: “¡Vive naturalmente!” Yo observo esta cuestión en un sentido muy amplio. El alimento frutal, como también y el carnívoro, contienen diferentes elementos, por lo cual, estos producen dos estados diferentes en nuestro organismo. Por la misma ley, cada pensamiento, cada sentimiento en nosotros pueden producir dos estados diferentes, que en el futuro lejano de nuestra vida, producirán dos resultados diferentes.

                Notad que Cristo impuso sus dos manos sobre esta mujer, y esto significa que impuso sus diez dedos. ¿Sabéis qué significa imponer tus manos sobre algún hombre? No hay un bien más magnífico que esta extensión de las manos sobre la cabeza de alguien. Se dice en la Escritura: “Y levantó Cristo sus manos, bendijo a Sus discípulos y sopló sobre ellos”. Y hoy en día vosotros sufrís de esto, que no extendéis vuestras manos. Esto es oración. Pero decís: “Yo no oro”. Que ores, esto significa extender tus manos, y ahí donde hay movimiento correcto, esto es movimiento del Espíritu. La oración es movimiento en cada dirección. Así como las piernas se mueven correctamente, así y el corazón, la voluntad, todo debe moverse en su camino. ¿Qué sentirás entonces? En tal momento sentirás que tú eres amo de tu mundo, que lo tienes todo y no tendrás necesidad de los demás. Pueden ponerte en la prisión y de nuevo sentirte feliz, o puedes estar en palacios reales y de nuevo estar infeliz, como la mujer encorvada. Un científico búlgaro me decía que quería dinero; y esto significa que quiere ser como la mujer encorvada. No niego y el dinero, porque Dios y a este lo permite. Pero no debemos requerirlo de Dios, porque lo tenemos todo. Y yo lamento que todos los búlgaros quieren ser mujeres encorvadas, porque quieren casas y dinero. Todo lo que tenemos debemos utilizarlo razonablemente. No os digo que abandonéis esta vida, que abandonéis a vuestros maridos, porque vosotros no sois héroes. ¿Qué comprendo bajo las palabras: que abandonéis a vuestros maridos? La mujer la asemejo a un director de la prisión, la cual sigue constantemente a dónde va su marido, qué hace, cómo aplica su enseñanza, y para el error más pequeño le pega. Como digo: ¡Mujer, abandona a tu marido!, esto significa: déjalo en libertad, deja que libremente sanen sus heridas. Hoy día toda la gente se agarra unos a otros como garrapatas, y hace falta fuerza para separarlos. La religión de hoy se ha vuelto en parasitismo. Si me he juntado con algún hombre para chuparle, para alimentarme de él, esto es extorción. El obispo no se ha vuelto tal, solo para alimentarse de su oficio y ocuparse de campos y casas. Cuando hablo de los sacerdotes, esto nos es para desdeñar, sino para que echéis de la iglesia todo lo que es impuro. Importante es la idea que está introducida. A tales sacerdotes y obispos yo les llamo encorvados.

                Cuando venga Cristo, debe imponer sus manos sobre todos los curas, para que se arreglen sus curvaturas. Los sacerdotes predican el Verbo de Dios, pero cuando salen de la iglesia dicen: “Nosotros predicamos y hablamos esto, porque tal es nuestro oficio, pero en realidad de otra manera pensamos. Ahora así andaremos, y nos arreglaremos en la otra vida”. Si hubiera hablado así hace 500 años, me hubieran quemado por esto. No, yo no soy de estos que pueden ser quemados. Y vosotros, los que no queréis morir, venid a este lugar donde yo vivo, haceos ciudadanos suyos, éste es tan vasto, en él hay mucha luz, os daremos las casas más bonitas y el alimento más bonitos. No penséis que cuando entréis en este mundo del cual os hablo, seréis sin hijos. Asombrosa es la gente cuando piensa que cuando entre en la otra vida, cuando se vuelvan santos, que ya no van a dar a luz. No, y entonces daréis a luz solo a hijos e hijas rectos, y no a pecadores, como era hasta ahora. Que seas santo, que seas un hombre puro, significa que no estés encorvado. Según esta ley, cada uno que entre en este Reino y se case tendrá solo dos hijos, un chico y una chica. Y estos hijos, cuando se casen, tendrán también solo dos hijos, y no como Jacob – doce.

                Cristo impuso sus manos sobre la cabeza de esta mujer encorvada y dijo: “La bendición de tu hijo y de tu hija descansa sobre ti, ellos te salvaron”. Si os cuento el pasado de esta mujer encorvada, veréis que ella ha representado una magna historia. De esta mujer encorvada, todos los profetas han hablado. Abrid el Antiguo Testamento y en todas partes encontraréis escrito acerca de ella: ella es descrita en todas sus formas. Y en la Revelación (el Apocalipsis de Juan – n.d.t.) se habla de ella: en su primera fase ella se presentaba como una mujer que está sentada sobre siete colinas, y en la segunda fase – ella es una mujer encinta que da a luz. Su hijo se toma y se lleva al cielo, y ella va al desierto. Entonces la mujer encorvada, cuando se libere de su curvatura, dará a luz a un niño varón, es decir, tu mente se despertará para que pienses y tu corazón – para que sientas. Entonces dirás: “Desde ahora en adelante yo viviré para mi hijo, o sea para la mente, y por él lo sacrificaré todo”. Yo tomo la mente no como un órgano, sino como una esencia Divina. No tomo la mente humana en su degeneración, porque ella hoy en día se ha vuelto un hazmerreir. Como decís que sabéis mucho, decidme qué sucederá con vosotros después de un año; si estaréis en el mundo físico, o estaréis en alguna parte de vacaciones; si después de un año habrá paz y cuál será la situación de Bulgaria; si pagará impuesto, o sin tal pasará. Todas estas cosas tienen cierta correlación. Si hoy en día pagamos algún impuesto, esto es eso lo que desde hace miles de años debemos. Es ridículo cuando la gente se asusta porque Bulgaria pagará contribución. ¿Pues sabéis qué grandes contribuciones ha pagado la gente, sin pensar en esta cosa? ¿Cuántas vidas han pasado arruinadas, y para qué y a quién han pagado estas contribuciones? Por éstas, hasta ahora nada ha salido de vuestra vida. En vosotros verdaderamente hay algo, pero vuestro camino está torcido.

                Y cuando venga Cristo para imponer sobre vosotros sus manos, vosotros empezaréis a glorificar a Dios, conoceréis que os movéis en un centro. Y entonces todos los eventos que ocurren alrededor de vosotros, tendrán otro significado. Para elevar al pueblo búlgaro, el Señor ha enviado a sus hijos a esta pequeña tierra en pensión. Todos los pueblos son pensiones donde habitan los buenos, los hijos Divinos. La reputación de cada pensión se determina según el alimento, el medio ambiente, la pureza y el orden que dominan en éste. Y en cada pueblo nacerá gente talentosa, escritores, poetas, genios, y luego santos, y después vendrán los Hijos de Dios que regresarán atrás, para que se bendiga este pueblo. El premio más grande para esta pensión será este, que en él ha vivido tal o cual hijo real, como un pensionista. Diréis: “Cristo hizo tantos milagros entre los hebreos y ellos no se volvieron más prudentes, ¿será que se volverán más prudentes por causa de gente santa y magna?” Pues y los búlgaros no son más prudentes que los hebreos. Si Cristo hubiera venido hoy entre los franceses, los ingleses, los alemanes o entre los búlgaros, y ellos hubieran actuado con Él así como y los hebreos. Las guerras presentes muestran cómo son los pueblos cristianos. Cristo debe extender sus manos sobre estos pueblos encorvados para que se enderecen. A nadie no digo hoy que es un hombre cultural, todos están encorvados. Y nosotros necesitamos de otra cultura, más elevada. Las condiciones de la cultura presente tienen que cambiar, para que preparen la aparición de la cultura Divina para la cual todos estamos llamados. Nuestro futuro de determinará por nuestros pensamientos, y no por esto lo que representamos externamente. ¿Puede en un momento dado tu pensamiento, el cual recibe algo del mundo invisible, no tergiversarlo? ¿Qué rayos luminosos vienen directamente del Sol y cuáles son refractados? Solo esta luz y calor que vienen directamente de él, pueden hacernos sanos. Y cuando Cristo extendió Sus manos sobre la mujer encorvada, ella se enderezó, comenzando a glorificar a Dios. En los diez dedos de las manos está toda la fuerza. El número 10 significa que vivas junto con Dios y que hagas Su voluntad. El 1 es Dios en el mundo, y el 0 – las condiciones en las cuales el hombre puede desarrollarse. Debes tener estas condiciones en la bajada y la subida hacia Dios y llevar tus bendiciones a la humanidad sufriente, a todos los que se han desviado del camino recto. Debe saberse el significado de todos los dedos de las manos, para que sepamos qué es lo que quería decir Cristo con la imposición de sus manos sobre la mujer encorvada. Con esto, Él le dijo: “Mujer, a ti te hace falta voluntad”. El pulgar significa: aférrate al mundo Divino, no desdeñes la Voluntad y la mente Divina; el índice, se puro y guarda el derecho que Dios te ha dado; el medio – juzga cada cosa con la medida Divina, para que seas siempre justa y piadosa hacia cada uno en todas tus acciones; haz esto lo que quieres que los  demás hagan para ti; el anular – ama la ciencia Divina: la Verdad, lo bonito y lo bello en la Naturaleza, en el comercio no mientas a la gente; el meñique o el dedo más pequeño se refiere al comercio y quiere decir: hila bien tu tela y teje bien. Tal es el significado de los dedos de una de las manos, y el significado de los dedos de la otra mano lo dejaré para otra vez.

                Y cuando impuso Cristo sus manos sobre la mujer encorvada, ella inmediatamente se levantó y dijo a Cristo: “Comprendo el sentido de todo lo que me dijiste y lo que está escondido profundamente en mi alma. ¿Podéis y vosotros, cuando miráis vuestros dedos, decir que cumpliréis esto que se esconde profundamente en ellos por sentido y por contenido? El sacerdote bendice con sus dos dedos y dice: “En el nombre del mundo Divino, en el nombre de nuestra religión y justicia, sobre la base de la ciencia y de la vida material, yo os bendigo y – da ahora el dinero”. Así actuáis y vosotros: hacéis el bien más pequeño e inmediatamente decís: ¡Da ahora el dinero! Cristo no dijo a la mujer encorvada que Le siga, pero le dijo: “Mujer, vete y cría a tus hijos por todas las reglas de la ciencia Divina”. Y de esta mujer encorvada provienen todos los que hoy en día glorifican a Dios. Ellos son hijos e hijas de esta mujer encorvada, sobre la cual Cristo impuso sus manos. Miles de madres han extendido sus manos sobre sus hijos, pero de ellos salieron solo golfos y vagabundos, porque las madres no sabían en qué momento extender sus manos sobre ellos. Si un labrador postrara sus manos y sembrara su semilla en el campo no en el tiempo determinado para esto, no habrá ningún resultado de su siembra. Esto muestra que para cada cosa en el mundo hay un tiempo determinado durante el cual se deben extender las manos. Ordinariamente las madres bañan a sus hijos por la mañana y por la noche, y de esta manera les masajean, les amasan, extienden sus manos sobre ellos, teniendo para esto y sus consideraciones. Todo está bien, pero ellas no saben cómo tienen que hacer esto. El arte Divino más magno es que la madre sepa cómo bañar, cómo masajear a su hijo, y si sabe esto, de él saldría un gran genio o santo. Necesarias son escuelas para las muchachas jóvenes, para que aprendan cómo bañar y masajear a sus hijos. Las madres de hoy miran a hacer esta cosa como sea, para estar más libres. Y en el futuro os daré un método de cómo bañar a vuestros hijos. Este versículo yo lo relaciono con muchos otros versículos, así lo interpreto y lo firmo abajo, porque cuando lo firmo, sus palabras tienen fuerza. Vais a preguntarme: ¿Qué significa poner la firma? – Cuando siembras el campo, cosechas el trigo, lo recolectas en el almacén – esto es una firma. Cuando el hombre escribe algo y lo firma por abajo, esto significa que tiene que perseverar en sus palabras. Y hoy en día nosotros fácilmente firmamos y poco cumplimos. Cristo solo una vez extendió sus manos sobre la mujer encorvada y ella se enderezó. Cristo viene ahora y extenderá sus manos sobre toda la raza blanca, entonces tendremos una mujer, una nueva vida en Europa, sucederá todo un renacimiento. Esta agitación que hoy en día existe en el mundo; estas peripecias que ocurren, yo las asemejo a aquel proceso que ocurre en el cuerpo. Puedo determinaros exactamente qué proceso interno produce cada partido (político – n.d.t.) sobre el organismo de la gente individual. Por lo tanto, en el organismo de cada pueblo, en el cual vive el Espíritu Divino, hay desde siglos yuxtapuestos ciertos pensamientos con los cuales tenemos que luchar. Cuando un pueblo adquiere buenas cualidades, esto es una bendición para él, pero si adquiere cualidades malas, esto es un horror y terror para la gente buena. Las buenas cualidades son como un rio que trae solo buenas bendiciones, y las cualidades malas son como un rio que arrastra y destruye. Yo os hablo no como a búlgaros, sino como a seres humanos, seres pensantes, en los cuales hay germen del Espíritu Divino, alma y voluntad, para que puedan juntarse en vosotros estos tres elementos y que lleguéis a ser ciudadanos libres en el mundo. Diréis: “¡Que tenga autoridad!, yo haría esto, aquello”. No, no pidan autoridad, porque tenéis suficiente como para hacer todo lo que deseáis. Aquella madre que ha bañado bien a su hijo, ella ha impuesto ya su autoridad. Si todas las madres hubieran extendido sus manos razonablemente sobre sus hijos, así como Cristo lo hizo, entonces y esta guerra hubiera cesado. Preguntaréis: “Bien, ¿pero qué sucederá en el futuro?” Cristo, este principio razonable, extiende sus manos desde el Sol, y si vosotros recibís Sus pensamientos, deseos y voluntad: si todo esto produce un cambio en vosotros para que concienticéis que vosotros sois hermanos, que la felicidad de uno es felicidad y de otro, inmediatamente vuestra vida se convertirá en una línea recta, la cual se moverá alrededor de un centro. Hoy en día, toda la gente – rica, científica, etc. – tienen centros diferentes y con tantos centros diferentes quieren formar una sociedad. Esto no es ciencia, sino desarmonía. Y yo he llegado a esta conclusión. En mis rondas por Bulgaria desde hace 10-15 años yo me ocupo con investigar las cabezas de los búlgaros, las he medido con círculos, compases, he hecho cálculos y he llegado a ciertas conclusiones. Cuando me miran que hago tales cálculos, muchos me preguntan: “¿Qué estás haciendo? – Estoy aprendiendo a calcular”. He aprendido ya de qué cuestiones se interesan los búlgaros. Cuando viajo a alguna parte, ellos me preguntan: “¿De dónde vienes y a dónde vas, con qué fin viajas?” Una vez dije: Vengo del Sol para hacer observaciones en Bulgaria. – ¿Puedes confiarnos algunas de tus investigaciones? – Esto no lo confío. – ¿Con qué otra cosa te ocupas? – Doy conferencias. – ¿Te pagan por esto? – No, gratis. – ¿Cómo así, no estás casado, cuántos hijos tienes; tu padre y tu madre están vivos, eres búlgaro? – Por ahora soy búlgaro.” Y después de esto les oigo decir: “Le pagan de alguna parte, por eso es un hombre científico. Y hasta yo me hago un científico si me pagan”. Y vosotros tenéis que medir cada día con los compases vuestras cabezas. Yo he medido y he observado muchos ojos, orejas, cejas, narices y he llegado a la conclusión de qué significa la nariz larga, la nariz ancha, las cejas gordas, la frente alta, ancha y baja, etc. Con estas conclusiones yo he llegado al teorema de Pitágoras y veo a gente en los cuales la hipotenusa está volteada hacia arriba, pero tal gente no promete mucho, de ellos nada podéis esperar. Diréis: “¿Qué hay que hacer con tal gente? – Que se voltee la hipotenusa hacia abajo, y no hacia arriba, o sea, que la punta del triángulo esté hacia arriba. Y esto significa que el cerebro del hombre debe estar construido sobre cuadrado y no sobre hipotenusa. De otra manera tendréis a un hombre en el cual la parte anterior de la cabeza, donde están las capacidades mentales, será muy poco desarrollada, y predominará solo un egoísmo, una naturaleza animal. Tal hombre será capaz de cometer todos los crímenes, sin saber lo que le espera en el futuro. Vienen hace tiempo a mí dos jóvenes, un muchacho y una muchacha, que piensan casarse, y me preguntan si cuadran, si son uno para otro. Digo: La hipotenusa de tu bien amado está volteada hacia arriba, no sois uno para otro, y si os juntáis, os pegarán, porque tomáis a una pareja ajena. Y cuando Cristo extendió sus manos sobre la mujer, su hipotenusa estaba volteada hacia abajo. Las manos extendidas deben estar horizontales. Todas las distancias desde la punta de la frente hacia la oreja deben ser iguales. Poned a este hombre, en el cual estas distancias no son iguales, en cualquier sociedad que queráis, él no puede utilizar los bienes de la vida, pero si cambian las correlaciones, cambian y todas las manifestaciones en el hombre. Esta cosa la podéis comprobar con cada animal. Poned a un animal feroz, cruel, en las condiciones más favorables, él no puede cambiar. Mucha gente tiene forma humana, pero su cabeza debe ser construida por todas las reglas de los números racionales en las matemáticas y la geometría, y no de los números irracionales. ¿Habéis estudiado ecuaciones racionales? Hay raíces racionales en el mundo. Estas son las bases Divinas, puestas profundamente en nuestro modo de vivir. Cuando comprendáis estas correlaciones matemáticas, cuando veis una figura geométrica correcta, vosotros inmediatamente conoceréis las condiciones Divinas, puestas en ella. Cuando veis una flor con 5, 6, 7 hojas y más, ¿sabéis qué son estos números, son racionales o irracionales? ¿Sabéis que tareas están escondidas en estos números de las flores? Para estas matemáticas yo busco un lenguaje de los búlgaros, con el cual expresaré la correlación entre estos números en las hojitas y los pétalos de las flores. Estas líneas y formas deben vivificarse en vosotros. Así tienen que vivificarse las matemáticas, y el maestro debe saber sobre qué números está construida cada cabeza. Vosotros tenéis que comprender profundamente estas cosas, de manera que cuando veáis a algún hombre, que inmediatamente conozcáis cómo es él por sus cejas, ojos, orejas, nariz, pelo, si el pelo es delgado o gordo, etc. No hay nada casual en el mundo. Si los pelos de una mujer son gordos, ella está tejiendo en gordo, y de una mujer con pelos delgados mucha cosa no puede salir. Vais a preguntarme: ¿Acaso todo esto está escondido en esta mujer encorvada? – Sí, en ella está escondido todo. Si estudiáis todo esto, comprenderéis a todo el individuo y toda la vida contemporánea social, política y espiritual. Nos conoceremos por los índices externos, así como hoy en día el médico, por índices externos en el enfermo, conoce cuál es su enfermedad. El médico viene, mira vuestra lengua y sabe que en vuestro organismo hay algún envenenamiento; mira vuestros ojos y ve que están amarillos, esto indica que el hígado no funciona bien. Los médicos recomiendan a los enfermos comida sana, fuerte, pero con esto la situación del enfermo empeora. A gente enferma yo le recomiendo 2-3 días de hambre, y después de esto puede comer un poco de caldo de ciruelas, después de unas cuantas horas, de nuevo, pero con un poco de pan. Cuando el enfermo se fortalezca un poco, le daré una manzana bonita que la mastique bien con la cascara, para que absorba todos sus jugos, y apenas después de esto pasará al alimento ordinario que él utiliza. Cuando se enferma algún pobre y no tiene posibilidad de llamar a un médico, él, o sana por sí mismo, o se va para aquel mundo. Esto indica que este hombre está juzgado para partir, y por eso – que se prepare. Una vez escribí a un amigo mío, que estaba preparándose para partir, la siguiente cosa: Tu casa ya está destrozada, ésta está compuesta por muchos números irracionales, y tú tienes que partir, para que suministres materiales para la construcción de tu nueva casa”. La mujer encorvada, sobre la cual Cristo impuso sus manos, inmediatamente desvistió su viejo cuerpo, como se desviste la serpiente y como la oruga se transforma en mariposa. Por la misma ley y vosotros debéis partir. Si no ocurre algún cambio de raíz, el cual os cambiará, vosotros no podréis aprovechar del alimento que os da la Naturaleza. En las desgracias más grandes hay el alimento más abundante. ¿Sabéis cuánto alimento está almacenado en Vitosha? Si se hubiera podido utilizar hoy, se hubiera alimentado toda Bulgaria. Pero sois pecadores, vais a abusar. Esta cosa puede suceder solo en el futuro, cuando la gente se prepare para no abusar. El programa de la cultura futura está prevista, está determinado el trabajo y para hombres, y para mujeres, y para niños. Entonces la gente se conocerá desde lejos, caminarán sin gorros y trabajarán solo 2 horas al día. Los socialistas quieren en su programa 8 horas de trabajo, y yo pongo en el programa futuro solo 2 horas de trabajo físico. Vais a objetarme: “¿Y si se insolan? Además, el Apóstol Pablo decía que las mujeres no caminen con cabezas descubiertas ¿no?” ¿Qué significa que estés con cabeza descubierta? – Que recibas una Bendición, y para las mujeres, el Apóstol Pablo ha dicho que caminen con cabezas cubiertas solo cuando estén delante de sus maridos, y fuera echarán su manto, para que oigan con cabezas descubiertas lo que dirá Cristo. Si salís fuera, bajo el cielo abierto, echarás todo de tu cabeza, para que puedas recibir la gracia de Dios y que oigas lo que habla Cristo. La gente actual se ha puesto gorros grandes y bajo estos hay un zumbido tan fuerte que no pueden oír nada de esto lo que habla Cristo. La gente contemporánea se ha puesto gorros grandes para llegar a ser ministros, millonarios y cualesquiera otros, ¿pero cómo comprenderán la Voluntad de Dios? Nosotros todos somos tan ricos que no hay más qué desear, sino que debemos dar libertad a todos nuestros hermanos, que desarrollen y ellos sus riquezas y que no les pongamos ningunos obstáculos. A los búlgaros especialmente recomiendo que no estropeen. Los he observado más de 20 años y veo que ellos estropean esto que otro ha edificado, y luego se dicen: “¡Qué extraño, por qué no nos va bien!” – No derrumbéis, sino edificad sobre esto que otro ya ha edificado. Así es y conmigo, ya tantos años trabajo sobre una y misma cosa, y los curas se esfuerzan para derrumbar esto lo que yo enseño. Si esto lo que hablo es mío, entonces y yo lo derrumbaría; puesto que esto es Divino y después de mí otro no hablará así, entonces los búlgaros deben edificar su vida sobre esta Enseñanza. Yo no quiero destruir las iglesias, cambiar el sistema social, pero os digo que echéis de la iglesia, de los diferentes partidos, solo esto que es inservible. Después de esto, todos los predicadores, maestros, guerrilleros, estrechaos la mano y comenzad a edificar mutuamente; ayudaos uno a otro y seguid el trabajo de la Naturaleza Viviente. Si es de destrucción, y soy un maestro para esto. No penséis que el hombre bueno no puede estropear. Eva dijo solo una palabra a la serpiente y por esa palabra ya hace 8000 años que toda la humanidad sufre. Eva dijo a la serpiente: “Verdaderamente, si después de comer el fruto que me ofreces llegaré a ser como Dios, yo prometo que todos mis hijos e hijas te van a servir”. He aquí porqué la mujer que Cristo salvó fue encorvada. Cristo impuso sobre ella sus manos y dijo: “Mujer, ten cuidado de que otra vez no des tales promesas. Y ahora vete y ve dando a luz”. Fuera de Dios no hay vida, fuera de la ciencia Divina no hay ciencia. Y gracias a esta mujer encorvada, que comenzó a glorificar a Dios, nosotros hoy día tenemos ya una cultura nueva. ¿Qué extienda yo mis manos sobre vosotros, o que las mantenga todavía cruzadas? – No voy a extender mis manos sobre este, cuya mente, corazón y estómago sufren. Ahora yo hablo en el nombre de Dios. Cuando gire el grifo Divino, toda la bendición vendrá sobre vosotros, pero si no lo gire, vosotros cavaréis pozos. Cuando gire este grifo, vosotros tendréis agua en tal abundancia, que no pagaréis nada por ésta. Por eso Cristo dice: “Si conocieras quién es el que te habla, tú le pedirías, y él te daría agua viva” (Juan 4:10 – n.d.t.). Y esta mujer encorvada Le comprendió. Yo desearía que los búlgaros no sean encorvados. Esperaré unos cuantos años más para ver si el clero y los maestros llegarán a tomar conciencia. Si ellos no llegan a tomar conciencia, pondremos en una bolsa todos sus números irracionales y les obligaremos a calcularlos. Esta es la solución de Dios: el conocimiento se dará solo a aquellos que no van a abusar con éste. Hoy en día nosotros vemos cómo en Rusia se está abusando con las idea más santas, las más religiosas de la humanidad. En el futuro estas cosas no serán aguantadas.

                Cuando extendió sus manos, Cristo dijo a la mujer encorvada: “Mujer, comprende y guarda la Ley de Dios”: Cuando te voltees hacia Dios, tus manos deben estar siempre limpias. Cuando te volees hacia Dios, Él mirará la construcción de tus dedos, si éstos son números racionales o irracionales, y dirá si te aceptarán o te regresarán hacia atrás. Esta es una magna ciencia, la cual cuando sea estudiada por todos, entonces y partidos, y personas individuales se van a transfigurar y comenzarán a glorificar a Dios. Entonces todos los partidos estarán basados sobre los números racionales en las matemáticas, cuando hoy en día están basados sobre los números irracionales. El número 10 es racional, y el 5 es irracional. El hombre es el número 5, por eso no le va bien. Él debe unirse con la mujer, para que lleguen a ser los dos el número 10, el cual es un número racional. Las conjugaciones de estos números vivos darán la vida futura. Estas cosas que os hablo, son no comprendidas para vosotros, pero nada de esto. Agradeced a Dios y por esto lo que no comprendéis, tal y como agradecéis por esto lo que comprendéis. De esto lo que comprendéis determinaréis esto lo que no habéis comprendido.

                Y así, cuando regreséis a casa, observad vuestras manos por abajo y por encima, haced un ejercicio y de todas maneras os vendrá un pensamiento luminoso. Cuando os levantéis por la mañana, poned vuestra mano 5 minutos contra el Sol, como cuando os calentáis a la estufa. Si tenéis disposición, en estos 5 minutos aprenderéis muchas cosas más de las que hubierais comprendido durante toda una vida tonta. Si comprendéis bien estas cosas, veríais que en las manos está escondida toda la energía y voluntad, y a través de éstas nosotros nos volvemos enfermos o sanos. Si el hombre comienza a esconder su pulgar entre los demás dedos, no le irá bien. Cuando el hombre cierra su mano en puño, esto significa: “Te pegarán”. Alguna gente mantiene sus cuatro dedos de la mano juntos, y el más pequeño abierto. Esto significa: “Mis intereses se distinguen de los de la gente”. La gente debe saber cómo poner sus manos. Muchos oradores no saben cómo poner sus manos, se inquietan. Esto indica que en ellos el corazón, la mente y la voluntad no están de acuerdo. Baja tranquilamente tus brazos hacia abajo y di: “El Señor me ayudará”, luego levanta tus brazos hacia arriba y en ti nacerá cierta idea. Alguien dice que es un hombre honesto, pero cierra sus ojos y mira hacia abajo. No, abre tus ojos y di que eres un hombre honesto. Nosotros hoy hablamos cosas contrarias a la vida buena. El niño dice que va a escuchar, y mira hacia abajo. Un niño que rasguña su oreja o su nariz, no es bueno. Cuando alguien quiere que le ayudes, pero se rasca detrás de la oreja, esto indica que él no tiene una idea determinada. Cuando impuso sus diez dedos, Cristo con esto expresó la ciencia, cuyos resultados están calculados matemáticamente. La oración es una ciencia, y vosotros largo tiempo tenéis que estudiar cómo poner correctamente vuestras manos, cómo mover vuestra lengua. En alguien la mirada es temible. ¿Por qué? – Porque en tal hombre el mundo no está arreglado. Otra mirada es cruel o bajo ángulo. ¿Por qué? – Porque el ángulo del teorema de Pitágoras está torcido. Tus ojos deben ser suaves, siempre abiertos, en estado de descanso; que estén listos de recibir la Verdad Divina.

                Esto ha hablado Cristo a la mujer encorvada, esto os digo y yo, para que se os enderecen las curvaturas. Todo en vosotros – vuestros ojos, orejas, narices, frentes, dedos, deben ser números racionales, para que se enderecen vuestras curvaturas. Entonces comprenderéis si hay en el mundo Verdad, Sabiduría y Amor. Yo digo: Hay virtudes, Justicia, Sabiduría, Amor, Verdad absolutas hay; vosotros vivís en un mundo Divino que tenéis que percibir. ¿Y cuándo vendrán los niños nuevos de la nueva generación? Muchos seres han preparado este mundo para vosotros, han puesto la mesa y os esperan. Pero vosotros podéis encontrar una causa para negar y responder: “He comprado una hacienda, y voy a ir a verla; he comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; o, acabo de casarme, quiero gozar con mi mujer y no puedo venir” (Lucas 14:18-20 n.d.t.). Así respondió la gente científica en la época de Cristo, pero hoy vosotros no tenéis que responder así. Vosotros podéis trabajar en vuestra hacienda, podéis probar vuestras cinco yuntas de bueyes, podéis casarse y de nuevo servir a Dios.

                Y así, os deseo que se enderecen vuestras curvaturas. Mis palabras se refieren a estos que tienen curvaturas. Si en alguno la curvatura está enderezada, me disculpará. El que no tiene curvatura, pero se afecta, esto indica que él tiene curvatura. Cuando regreséis a casa, leed este versículo, reflexionad sobre él y sobre lo dicho, para que os creéis una filosofía propia que será una base para una comprensión mejor de la Enseñanza de Cristo.

 

                Nota: Queridos, hermanos y hermanas, aquí añadiremos dos ejercicios dados por el Maestro para enderezar la columna vertebral:

                “Si queréis enderezar vuestra columna vertebral, recostad vuestra espalda al muro. Haced este ejercicio frecuentemente, que no quede ninguna curvatura en vosotros. El discípulo debe tener un cuerpo bien entrenado, sin ningunas torsiones. Él tiene que enderezar su cuerpo, que lo acomode según las medidas que la Naturaleza ha determinado”

                “Para que os acostumbréis a caminar erguidos, haced el siguiente ejercicio: recostaos sobre la puerta de tal manera que casi toda vuestra espalda la toque. Todo esto es necesario para vosotros, para que os acostumbréis a dominar vuestros músculos y que conscientemente sepáis que vosotros sois sus amos, y no ellos. Si no podéis dominar vuestros músculos, ¿cómo vais a dominar las condiciones externas?”.

                ¡Que tengáis unas espaldas rectas como velas!

                Con Amor – Rayito y Dimitar.

Vistas: 1045

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ShekinahMerkaba para agregar comentarios!

Únete a ShekinahMerkaba

Sobre

Notas

YO SOY... ANTONIO CERDAN

Antonio Cerdán Caparrós

CURRICULUM

 

 …

Continuar

Creada por ANTONIO CERDAN Jul 23, 2012 at 6:46am. Actualizada la última vez por E M A R Mar 16, 2016.

Última actividad

A josefina avila le gustó el blog LA MADRE TIERRA SE ESTÁ SANANDO A TRAVÉS DE LAS FUERZAS DE LOS ELEMENTOS de E M A R
Hace 1 hora
Guillermina comentó sobre la publicación en el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
A Guillermina le gustó el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
A Guillermina le gustó el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
A Guillermina le gustó el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
A Guillermina le gustó el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
SIGIFREDO SERRATE RIVERA comentó sobre la publicación en el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
SIGIFREDO SERRATE RIVERA comentó sobre la publicación en el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
SIGIFREDO SERRATE RIVERA comentó sobre la publicación en el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 2 horas
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog SANACION CON LOS DISCOS SOLARES DESDE EL LAGO TITICACA - TODOS LOS LUNES de E M A R
Hace 3 horas
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog TODOS LOS LUNES MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS de E M A R
Hace 4 horas
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog Nuevo Centro de Sanación Fundación Hijos del Sol ( FHISOL ) en la ciudad de Querétaro, México. de Rafael Alvarez Martinez
Hace 4 horas
CARLOS MANUEL ALCOCER BRIZUELA comentó sobre la publicación en el blog LA MADRE TIERRA SE ESTÁ SANANDO A TRAVÉS DE LAS FUERZAS DE LOS ELEMENTOS de E M A R
Hace 4 horas
Daisy Naquira comentó sobre la publicación en el blog LA MADRE TIERRA SE ESTÁ SANANDO A TRAVÉS DE LAS FUERZAS DE LOS ELEMENTOS de E M A R
Hace 5 horas
Daisy Naquira comentó sobre la publicación en el blog Nuevo Centro de Sanación Fundación Hijos del Sol ( FHISOL ) en la ciudad de Querétaro, México. de Rafael Alvarez Martinez
Hace 5 horas
Vivian Gil se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Hace 5 horas
Vivian Gil se unió al grupo de E M A R
Hace 5 horas
Vivian Gil se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Hace 5 horas
Vivian Gil se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Hace 5 horas
Vivian Gil se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Hace 5 horas

© 2020   Creada por ANTONIO CERDAN.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio