"LA VERDAD" - Conferencia del Maestro Beinsá Dunó

LA VERDAD

 

Conferencia dominical del Maestro Beinsá Dunó dada el 24 de abril de 1916.

 

“La Verdad os hará libres”. (Evangelio de Juan 8:32)

 

            Pilatos hizo una pregunta a Cristo: “¿Qué es la Verdad?” (Juan 18:38 – n.d.t.). He aquí una pregunta filosófica profunda. Es fácil hacerse, pero es difícil responderla. La Verdad en sí misma es algo concreto, real, inmutable – luz eterna, sabiduría eterna, amor eterno, justicia eterna, vida eterna. Pero esta misma definición requiere que afirmemos más concretamente qué cosa es la Verdad. Voy a detenerme sobre el pensamiento: “La Verdad es la que da libertad”.  La libertad es una aspiración de la mente, del corazón, del alma, del espíritu humano; la libertad – esto es la vida; y la vida está predestinada para que busquemos la Verdad y que la busquemos no como cuenta Tolstoi en su libro: “Mi vuelco”. Él habla allí de un sueño suyo, que claramente caracteriza su estado de alma antes de su volqueo. Me encuentro, dice Tolstoi – transmito brevemente su narración – en sueño, acostado sobre una cama, ni me siento muy cómodo, ni muy agradable; me muevo para ver qué es esta cama, de qué está hecha – de hierro o de madera; observo en un momento que los palos de la cama, de lado de mi cabeza, comienzan una por una a caerse; finalmente queda bajo mi cintura solo un palo. En este tiempo una voz grita: “¡No te muevas más, ni con la cabeza, ni con las piernas – guarda equilibrio!” Y veo por debajo de mí un pilar grande y un abismo sin fondo”. Frecuentemente hay filósofos que yacen sobre su espalda e investigan el mundo Divino, pero solo un palo queda por debajo de su cintura, y el Señor les dice: “¡Guarda equilibrio!” Y vosotros cuando pronunciáis “¡Equilibrio!”, la catástrofe está evitada. Cuando investigáis la Verdad, debéis permanecer erguidos sobre vuestros pies, y no yaciendo sobre la espalda; solo los muertos yacen así. Tomo la palabra “muerto” en un sentido figurativo – un hombre limitado que no piensa. Debéis estar volteados hacia Éste, de manera que cuando salga Cristo, que Le recibáis. Muchos actúan como Tolstoi, pero Cristo les dice: “¡Equilibrio!”

             “La Verdad os hará libres”. La Verdad es real, ella es la vida esencial. Que no penséis que es algo imaginario. Ella es un mundo que tiene su belleza, sus colores, tonos, música – un mundo que ha existido y existirá siempre. Cristo dice: “El que comprende este mundo, estas leyes y fuerzas, éste será libre”. Y más: “Yo para esto he nacido, para testificar de la Verdad” (Juan 18:37 – n.d.t.). Y entonces Pilatos Le preguntó: “¿Qué es la Verdad?” La gente contemporánea tiene conceptos raros acerca del Señor. El Señor – esto es la Verdad. Cuando un día vosotros os sentís alegres y gozosos, y empezáis a cantar, he aquí que la Verdad – el Señor vivo – está en vosotros. Pensáis algo bueno, hacéis una obra buena – el Señor está en vosotros. La Verdad – ella es movimiento, un móvil. Y cuando Cristo dijo: “Yo soy el Camino” (Juan 14:6 – n.d.t.), sobreentiende que el hombre debe tener movimiento, que no permanezca en un lugar, como algún animal atado. En este mundo las cosas están determinadas matemáticamente, severamente, no hay nada imprevisto, casual; vuestra vida, vuestros sufrimientos, penas, torturas – todo esto está previsto. Éstos son plus y menos.  En la Verdad entran las cuatro acciones matemáticas: sumar y restar, multiplicar y dividir. El que tiene mucho, suma; el que tiene poco, y él suma; solo que el sumar aquí es diferente. Tenéis 2000 levas, pero con menos o con plus – que toméis o que deis. Esto determinará la relación. Si decís: “Yo tengo 2000 años”, y ponéis un menos, sobreentiendo que en el pasado vosotros habéis vivido 2000 años de una vida viciosa. Si decís: “2000 años plus”, sobreentiendo que habéis vivido una vida excelente y, por lo tanto, sois verdaderamente ricos.

            Cristo dice: “La Verdad os hará libres”. La libertad es una necesidad para el hombre y la mujer; sobre ésta descansa todo el sistema social. Cada uno aspira a la libertad y él tiene el derecho de vivir libremente; pero esta libertad se le dará hasta tal grado, hasta que él puede utilizar los bienes de la Verdad. Los sufrimientos de un pueblo son necesarios para el último, como y para la persona individual. Las torturas y los suplicios son invenciones nuestras. Vuestro marido toma el sueldo, digamos 50 levas, que apenas alcanzan para pasar el mes: “Pero viene – decís – la Semana Santa; no hay monas de Pascua – el azúcar y los huevos son caros, no hay zapatos, para un gorro hacen falta 50-70 levas, ¿por qué no tener 150-200 levas? Para que haya paz, dejad las monas de Pascua para el año siguiente – no es solo una Semana Santa en este mundo. – “¡No, ahora!” Pero el Señor ha suministrado solo 50 levas, satisfaceos con esto lo que hay, no estropeéis la Semana Santa. La mujer en este aspecto tiene que dar libertad al hombre, y el hombre – a la mujer. ¡Abajo las monas de Pascua! He aquí, esto es la libertad, y también y la Verdad. Y por eso la Escritura dice: “Sed por todo agradecidos” (1 de Tes. 5:18 – n.d.t.). Que no penséis que Dios no nos ha dado riqueza; la ha dado, todos sois ricos, pero tenéis que buscarla.

            En la percepción de los mandatos Divinos debemos tener una libertad interna, que no seamos manieristas. La Verdad es independiente de los preceptos vuestros y míos; si pensaréis de una o de otra manera, si os acercaréis o alejaréis de ésta, vosotros no vais a cambiar sus relaciones, ella siempre existe tal como es, en este mundo que fue creado muy razonablemente. La Videlina (la Luz Espiritual – n.d.t.) que tenemos, proviene de la luz de la Verdad. El Amor viene desde arriba, desde la Verdad, y cuando ella llegue a conquistar el mundo, os hará libres. El Amor tiene siempre aspiración hacia la Verdad. La belleza también es una expresión de la Verdad; como es la belleza con respecto al hombre, tal es y la Verdad con respecto del mundo Divino; ella es uno de los rostros de ese mundo, que es un mundo de armonía, de belleza. Y cuando decís: “¿Por qué estamos infelices?”, la Verdad os responde: “Porque sois ignorantes, porque transgredís la Ley”. Sé, hace tiempo, en Varna, las gagauzas se enamoraban de los búlgaros y querían casarse con ellos (los gagauzos son un grupo étnico turco – n.d.t.); los griegos eran borrachos, y los búlgaros se parecían a unos burritos bonitos y mansos. Pero esto no es una comprensión de la Verdad. La Verdad es una ciencia: que estudiemos cómo deben ser las relaciones razonables mutuas entre la gente. Hasta que el hombre no traiga su mente, su corazón, en equilibrio, en acuerdo con la Verdad, no puede ser libre. Solo así podrá él unirse con el mundo Divino.

            Muchos preguntan: “¿No se puede sin sufrimientos? – Se puede. – ¿Y sin penas y suplicios? – ¡Se puede, cómo no! Pero los sufrimientos son necesarios para la evolución del hombre. El hombre quiere estudiar el mundo, por eso sin falta sufre. Y la Tierra es un lugar de los sufrimientos. “Pero – dice – ¿de dónde saberlo?” ¿Por qué, antes de descender, no preguntaste arriba a los Seres razonables? Hace tiempo un angelito pequeño, que escuchaba que hablaban mucho de la gente, dijo a un ángel grande: “Tengo muchas ganas de ver a la gente; venga, llévame a la Tierra para verlos”. Le bajo a la Tierra. El angelito entonces dijo: “Yo quería que me lleves a donde los hombres, y tú me llevaste al infierno”. – “Pero el infierno – este es la gente”, respondió el ángel grande. Y verdaderamente, el infierno – este somos nosotros. Bajo la palabra “infierno” en nuestro país comprenden hervir, borbotear por abajo, coger (a alguien) del cuello, pegarse hermanos con hermanos – porque uno ha tomado más herencia del padre, y el otro menos. Igualdad hace falta. Es mayor – que tome más.

            Nosotros en la Tierra tenemos exactamente aquellas relaciones que Dios ha puesto y de los cuales Sus Leyes testifican, y cuando las aplicamos según la Verdad su resultado será la libertad. Y el que quiere aprender la Verdad, tiene que estudiar la cualidad de la libertad. Si me preguntáis qué es la música en realidad, yo no puedo determinar; pero qué es lo que da a luz a la música por sí misma – puedo determinar. Esto es armonía, correlación de los tonos. Sentaos delante de un piano, o cualquier otro instrumento, tocad y veréis qué es la música. Pero para la manifestación de la música son necesarias tres cosas: primero, idea en vuestra mente para alguna canción; segundo, un instrumento, y tercero, un artista. Hace falta, entonces, una capacidad musical dentro de la mente, un oído sensible, y entonces un artista que toque. Y si me preguntáis qué cosa es un maestro, puedo deciros qué produce el maestro. Él da conocimientos. Y si aprendéis qué es el conocimiento, estaréis cerca del maestro. Preguntáis qué es la virtud; mejor preguntad a qué da a luz ella. Antes de abalanzarse a estudiar las cosas, estudiad los resultados de las cosas.

            ¿En qué se distingue la libertad? En esto, que da un espacio amplio para actuar. En la necesidad hay solo un camino – vosotros estáis ayuntados. Vuestra corea puede ser de oro, muy bonita, pero vosotros tenéis que caminar solo en una dirección – hacia adelante; si os detenéis, el azote caerá sobre vuestra espalda. En la libertad, al revés, tenéis elección. Tenéis la elección de subir a una sima montañosa, de subir por todas partes, pero cuando os rodéis hacia abajo, vosotros ya vais solo en una dirección. “¿Pero por qué el hombre piensa así? – Es libre de pensar así. – Pero es un ateo. – Este es un engaño temporal. – Es malo. – La conciencia del bien no está desarrollada en él. – Peca. – Su voluntad no está equilibrada. – Tal o cual mujer ha dado a luz ilegalmente. – Arreglad las relaciones entre los géneros. Yo considero a la gente libre. No son libres los cobardes, y ellos exactamente hacen crímenes; no tienen el heroísmo de asumir la responsabilidad. ¿Qué gente es fuerte en el mundo? Los que son libres y los que pueden aguantar dificultades y sufrimientos, escupidas, difamaciones estas cosas son pruebas, y el que las soporta, hace un heroísmo. Los sufrimientos son dados para que se pruebe quién es héroe y quién cobarde. El que no quiere sufrir, el que quiere que les sirvan sin que él haga algo, a éste le pasan al catálogo de los cobardes. Si sufrís – vosotros sois héroes. Vamos, decid, el pueblo búlgaro a quién engrandece – ¿A aquellos cobardes que en la época turca traicionaban el pueblo?, ¿o a aquellos que han sufrido por este pueblo? ¡Y cuánto más serán engrandecidos aquellos que sufren por la Verdad! El principio es el mismo. Por eso la ciencia de la Verdad es una ciencia de la vida social. La Verdad hace a la gente siempre libre. Aquellos que mueren por los demás, hacen a la gente libre. Si no hubiera muerto Esteban, no hubiera nacido Pablo. Cuando murió Esteban, su espíritu se introdujo en Pablo, y entonces los dos comenzaron a trabajar juntos para el Señor. Esteban enseño a Pablo a sufrir, a aguantar tres veces por 39 palos. Pablo por ese aguante es famoso. ¿Y sabéis por qué eran 39 palos? 3+9=12; el número 12 es la ley del redondeo de la evolución de todos los días de la vida humana. Y al que le pegan así en la Tierra, en la otra vida ya no le van a pegar. Si preguntáis por qué pegaron a Cristo, Él os responderá: “Yo he sufrido, para que vosotros estéis libres”. Cuando aquí en la Tierra alguien te pega, un hilo, que te sostiene atado a tu destino malo, se rompe. He aquí porqué dice Cristo: “Si te pegan por un lado, presta y el otro” (Lc. 6:29 – n.d.t.). Solo el fuerte puede pegar, y cuando pega el fuerte, esto es una gracia. ¿Los campesinos qué hacen? Cuando quieren que el campo produzca más, envían a sus ovejas a éste para pisotearlo; para los campos saben esta ley, pero para ellos no la saben. Así que, después de todo, que os pisoteen un poco las ovejas del mundo. Cristo dice: “Para esto he nacido”. El nacimiento se entiende aquí no externamente, sino internamente – en cada mente y en cada corazón, para testificar de esta Verdad. Cuando la Verdad comience a nacer en vosotros, vosotros empezaréis a sentir la libertad. Una mujer, después de casarse, quiere tener hijos, porque ella es penetrada por la Verdad de que solo así puede guardar la ley – heredar bienes. Y en el mundo espiritual es así – si no tienes la Verdad, no puedes heredad la riqueza Divina. Entonces debe nacer la Verdad en vosotros. Entonces tendréis riqueza y más ligeramente pasaréis vuestra vida. Hay una leyenda acerca de Moisés: cuando se iba al monte de Sinaí, vio a un pastor alegre y le preguntó: “¿Por qué estás tan gozoso?” El pastor le respondió: “Puesto que hoy el Señor vino a visitarme, degollé a un cordero para alimentarle. – El Señor corderos no come; este es un engaño de tu mente”, objetó Moisés y se fue. Sin embargo el pastor se entristeció; él fue asesinado espiritualmente. Cuando llegó Moisés al monte de Sinaí, notó que el Señor estaba descontento con él, porque hizo un gran error, y él regresó al pastor para anunciarle que el Señor iba a visitarlo y que comería de su cordero. Cuando dijo al pastor lo que el Señor le había pedido, se puso a observar a escondidas lo que iba a ocurrir. En un momento ve que el pastor se durmió tranquilamente, y del cielo desciende fuego que quema al cordero. El pastor se levanta y dice: “¡Qué alegre estoy porque el Señor bajó y se comió el cordero!” Y cuando la Verdad descienda en vosotros, su fuego, el Amor, hará un sacrificio agradable a Dios. Este es el mundo real de la Verdad. Para algunos éste es irreal. Pero hay muchos, no solo uno, dos, sino decenas, y con miles por todo el mundo, que conocen esta Verdad. Ésta debe sembrarse largo tiempo más. Veis cuán bonitas son estas flores delante de vosotros – amarillitas, rojitas, azulitas, y las cortáis, ¿pero habéis comprendido su sentido? Decís: “Esta flor huele bonito”. ¿Qué significa este aroma? Éste muestra la gran tristeza de la flor. Por su tristeza se forma el néctar, predestinado para vuestra vida. Hay gente que en medio de su riqueza dice: “No hay Señor”, pero cuando pierden su riqueza o su salud, o su posición social, les aprieta el Señor – empiezan a oler: “Hay Señor”. La riqueza hubiera matado su mente, y cuando el Señor se la tome, ellos comienzan a mirar correctamente a las cosas. Esto lo que veis en la Tierra es algo pasajero, esto no es real. Muchachas jóvenes, bellas, si pasa algún tiempo, empiezan a arrugarse sus caras y hasta un tiempo se vuelven abuelas viejas; pregunto, ¿dónde se fueron aquellas muchachitas que hace tiempo tanto nos encantaban? Lo mismo y con los muchachos: ¿dónde se fue su juventud? Vosotros todavía no os conocéis a sí mismos; cuando aprendáis la ley de la Verdad, ésta os dará autoridad sobre la materia, para que comprendáis sus conjugaciones internas y que perfeccionéis vuestra vida. Esta es la ley del movimiento – que el hombre se transfigure constantemente y que pase de lo temporal a lo eterno, para que comprenda la inmutable esencia de la Verdad.

            La gente dice: “Cristo nació y predicó la Verdad”. Vamos a ver qué es esta Verdad. Cristo quiere introducir ánimo en vuestra mente, que os dé impulso hacia un pensamiento, que entréis en conexión con el mundo Divino. Todos vosotros estáis eternamente conectados con Dios. En el mundo vosotros tenéis amigos, y si estos amigos a veces se muestran insensibles, esto es por causa de vuestras relaciones debidas a la ignorancia. Pablo dice: “Dios despreciaba la ignorancia humana y dejó a la gente caminar en su camino, pero ahora les llama para que se cumpla la Ley”. ¿Qué debe hacer la madre que es llamada también para cumplir la Ley? Antes que nada, debe dar a luz a hijos buenos y prudentes – esta es su tarea. Algunas mujeres se quejan y dicen: “¿Por qué soy mujer?” ¿Quién, entonces, debería estar en su lugar?, pregunto yo. El hombre tiene que preparar este material de pensamiento, voluntad, carácter, que transmita, y la mujer que dé a luz.

            La gente busca en el mundo comodidades, pero ellos deben comprender aquella ley esencial que existe y en la música – para la gama menor y mayor. El Señor ha puesto algunos en gama menor, les ha puesto en bemol – en la aflicción, en la tristeza, en la profundidad de los sentimientos, puesto que no tienen profundidad de los sentimientos. En un baile o en una marcha ¿qué puede ver el hombre? Bailes, marchas y… cansancio. En la canción triste no os moveréis, marcharéis y reflexionaréis. En el tono menor el Señor os ha creado para que penséis en aquel mundo, y en el mayor – en este mundo. Alguna vez queréis tomar un rol ajeno; ¿pero puede gente religiosa bailar? ¿Pueden bailar, pero qué tipo de baile? David, cuando llevaba el ataúd, saltaba, y su mujer le decía: “¡Mira, qué te estás torciendo delante de todo el pueblo de Israel! – ¿Por qué no saltar delante de Señor?” le objetó él (1 de Samuel 25:1 – n.d.t.). El Señor no nos ha limitado. Él nos ha dado una gran libertad de hacer bien y mal; pero el bien en ciertos aspectos puede ser mal. “Pero – diréis – ¿cómo puede ser esto?” He aquí. Un hombre y una mujer viven muy bien. Cristo por su parte dice: “Reparte tus bienes”. El hombre, en su deseo de cumplir la Enseñanza del Salvador, quiere repartir sus bienes, pero su mujer le dice: “¿Qué te has enloquecido, quieres que tu mujer y tus hijos se queden infelices? – Pero yo quiero cumplir la Ley de Dios. – Yo, pues, no quiero esta Ley”. No tienes derecho de repartir los bienes de tu mujer y de tus hijos, éstos son suyos. Tienes 100,000 levas, divídelos y solo la parte que te corresponde tienes el derecho de repartirla. Con dinero suyo no tienes derecho de hacer homenaje al Señor. Esta es la Ley de Cristo. – “Pero yo tengo derecho. – No tienes derecho. ¿Quién te ha dado este derecho? ¿Tu mujer de dónde la tomaste? No de tus piernas, sino de tus costillas el Señor te hizo una compañera, y tú no tienes derecho de torturarla. – Esto ahora, por supuesto, le conviene a las mujeres y ellas se dicen: “¡Así, así!” ¡Nunca observéis las cuestiones desde vuestro punto de vista, sino desde un punto de vista mutuo! En la vida universal hay muchas posibilidades; en la vida presente sois un hombre, pero en otra pueden haceros una mujer, y al revés. Si en esta vida escribís: “Ninguna libertad doy a la mujer”, en la segunda vida, cuando os hagan una mujer, sentiréis las dulzuras de esta posición de la ley. No es bonita – dirás entonces – esta ley. – Pues eres tú el que la escribió antes”. Hombres, poned leyes buenas, porque una segunda vez, como mujeres, estaréis bajo su fuerza. Por supuesto, no solo el hombre escribe leyes, sino que y la mujer escribe tales, y solos se crean limitaciones unos a otros. Muchas mujeres han escrito leyes malas dentro de sus hijas e hijos; que odien al padre – “Vuestro padre es un golfo, un vagabundo.” Tales leyes no escribáis, porque vuestro Padre es solo uno; este hombre o esta mujer se ha hecho un instrumento del Espíritu Divino, para que se vista en forma una idea, y cuando os quejáis, vosotros murmuráis contra el Señor. No debéis cambiar los rasgos básicos de la idea encarnada en forma. En las sombras podéis cambiar algo, que las hagáis más claras o más obscuras, pero lo principal, lo que personifica la idea Divina, debe quedarse.

Vistas: 295

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ShekinahMerkaba para agregar comentarios!

Únete a ShekinahMerkaba

Sobre

Notas

YO SOY... ANTONIO CERDAN

Antonio Cerdán Caparrós

CURRICULUM

 

 …

Continuar

Creada por ANTONIO CERDAN Jul 23, 2012 at 6:46am. Actualizada la última vez por E M A R Mar 16, 2016.

Última actividad

Icono del perfilAdriana y Natalia se unieron a ShekinahMerkaba
ayer
A Natalia le gustó el blog MANUAL DE EJERCICIOS PLEYADIANOS de Amorah Quan Yin. libro y audios de E M A R
ayer
Natalia comentó sobre la publicación en el blog MANUAL DE EJERCICIOS PLEYADIANOS de Amorah Quan Yin. libro y audios de E M A R
ayer
Mauro comentó sobre la publicación en el blog MANUAL DE EJERCICIOS PLEYADIANOS de Amorah Quan Yin. libro y audios de E M A R
Miércoles
A Mauro le gustó el blog MANUAL DE EJERCICIOS PLEYADIANOS de Amorah Quan Yin. libro y audios de E M A R
Miércoles
Icono del perfilMauro y Maria Alejandra se unieron a ShekinahMerkaba
Miércoles
A Maria Alejandra le gustó el blog MANUAL DE EJERCICIOS PLEYADIANOS de Amorah Quan Yin. libro y audios de E M A R
Miércoles
A Hilda Reynard. le gustó el evento Merkabah de Alquimia Fuerzas Creadoras de Marilar Bernat
Miércoles
Carmen Gomez ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Martes
A margarita beatriz lombardo le gustó el blog LUNES 20/09 MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS de E M A R
Lunes
A margarita beatriz lombardo le gustó el blog LUNES 20/09 MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS de E M A R
Lunes
A Patricia Quinones le gustó el blog LUNES 20/09 MEDITACION MERKABAH DE LA PAZ Y CURA PLANETARIA de Marilar Bernat
Sep 20
Ari Baryes ahora es miembro de ShekinahMerkaba
Sep 20
herbartt Mendez se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Sep 19
Icono del perfilAlirio de Jesús madrigal marin, Sofia y Diego se unieron a ShekinahMerkaba
Sep 19
A francisco alburqueque crespo le gustó el blog LUNES 20/09 MEDITACION MERKABAH DE LA PAZ Y CURA PLANETARIA de Marilar Bernat
Sep 19
A EDUARDO SOGORB ALCARAZ le gustó el blog LUNES 20/09 MEDITACION MERKABAH DE LA PAZ Y CURA PLANETARIA de Marilar Bernat
Sep 18
Diego se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Sep 18
Diego se unió al grupo de ANTONIO CERDAN
Sep 18
OLGA MIRTA KULMICHEL comentó sobre la publicación en el blog LUNES 20/09 MEDITACIÓN Y SANACIÓN DE CAMILLAS ANGÉLICAS de E M A R
Sep 18

© 2021   Creada por ANTONIO CERDAN.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio